Na­ción in­ter­ven­drá pa­ra des­tra­bar la in­ter­na lo­cal de Cam­bie­mos

La Voz del Interior - - Política - Mariano Ber­ge­ro mber­ge­ro@la­voz­de­lin­te­rior.com.ar

En la ca­be­za de la di­ri­gen­cia de Cam­bie­mos, fin de año iba a ser el mo­men­to de dar el gran pa­so. Pa­ra esa épo­ca, que ya es­tá en­tre no­so­tros, los prin­ci­pa­les di­ri­gen­tes del es­pa­cio pla­nea­ban te­ner en can­cha la fór­mu­la pro­vin­cial con la que, aún con­fían, cor­ta­rán la se­gui­di­lla de 20 años de Unión por Cór­do­ba en el po­der.

Pe­ro lle­ga fin de año y no só­lo no hay can­di­da­tos po­si­cio­na­dos, sino que el des­or­den in­terno en­tre los alian­cis­tas si­gue cre­cien­do.

Del otro la­do, el pe­ro­nis­mo, que no du­da de que Juan Schia­ret­ti irá por su ter­cer man­da­to no con­se­cu­ti­vo, tam­bién se mues­tra en­tu­sias­ma­do y de­ci­di­do a que­dar­se con el se­gun­do gran pre­mio que es­ta­rá en jue­go en 2019: la Ca­pi­tal, hoy en ma­nos de los ra­di­ca­les.

Le­jos del con­sen­so, Cam­bie­mos si­gue frac­cio­nán­do­se. Co­mo lo ade­lan­tó La Voz, es­ta se­ma­na el PRO y una par­te del ra­di­ca­lis­mo –la que res­pon­de a Rodrigo de Lo­re­do y cons­tru­yó Os­car Aguad– pre­sen­ta­ron un es­pa­cio in­terno que vol­vió a me­ter rui­do en la ya sen­si­ble es­truc­tu­ra opo­si­to­ra.

Ese nu­clea­mien­to, ar­ti­cu­la­do por el dipu­tado ma­cris­ta Ni­co­lás Mas­sot, in­clu­ye la par­ti­ci­pa­ción de Héctor Bal­das­si, quien fi­nal­men­te acor­dó y se su­mó a la es­truc­tu­ra par­ti­da­ria del PRO.

Así, y aun­que se pre­go­ne la “uni­dad” y el “for­ta­le­ci­mien­to de Cam­bie­mos”, es­ta fac­ción abre una vía que has­ta aquí no te­nía: la po­si­bi­li­dad de mos­trar que, si por al­gún mo­ti­vo no hay acuer­do, el PRO tie­ne can­di­da­tos pa­ra los prin­ci­pa­les car­gos en dispu­ta.

Bal­das­si-Ga­briel Friz­za, pa­ra la go­ber­na­ción; De Lo­re­do-Soher el Su­ka­ria, pa­ra la in­ten­den­cia, y Mas­sot pa­ra en­ca­be­zar la dipu­tación na­cio­nal es el com­bo de op­cio­nes de es­te gru­po, que tie­ne co­mo prio­ri­dad la con­quis­ta del Pa­la­cio 6 de Julio.

“El ob­je­ti­vo es que­dar­nos con la ca­be­za de una de las tres op­cio­nes que es­tán en jue­go”, ase­gu­ran cer­ca de Mas­sot.

La mo­vi­da tie­ne un sen­ti­do ca­si ex­plí­ci­to: ro­bus­te­cer­se des­de el pe­so te­rri­to­rial de una trein­te­na de in­ten­den­tes, pa­ra sen­tar­se en me­jo­res con­di­cio­nes a ne­go­ciar las lis­tas con el ra­di­ca­lis­mo, con­du­ci­do por Ra­món Mes­tre.

Co­mo se sa­be, el pre­si­den­te del par­ti­do cen­te­na­rio y el dipu­tado na­cio­nal Ma­rio Ne­gri son las dos prin­ci­pa­les car­tas ra­di­ca­les lan­za­das pa­ra la go­ber­na­ción. Dan­te Ros­si es otro co­rre­li­gio­na­rio que se pos­tu­la.

Mes­tre se re­in­cor­po­ra­rá ma­ña­na a la ac­ti­vi­dad tras un via­je por Es­pa­ña que reali­zó en re­pre­sen­ta­ción de Mer­co­ciu­da­des.

Co­mo era de es­pe­rar­se, el mes­tris­mo le ba­ja el pre­cio a la cons­truc­ción del tán­dem Mas­sot-De Lo­re­do.

La mo­les­tia sí es ma­yor con Bal­das­si, con el que co­que­tea­ban pa­ra que sea com­pa­ñe­ro de una even­tual fór­mu­la pro­vin­cial. De to­dos mo­dos, esa po­si­bi­li­dad, igual que la al­ter­na­ti­va de un bi­no­mio del ma­cris­ta con Ne­gri, si­gue ac­ti­va. Só­lo en el es­ce­na­rio de rup­tu­ra, Bal­das­si en­ca­be­za­ría.

En el en­torno del in­ten­den­te con­fían que con el re­gre­so del ti­tu­lar del Co­mi­té Cen­tral del ra­di­ca­lis­mo se ac­ti­va­rán las de­fi­ni­cio­nes.

Pa­ra Ne­gri, “es­pe­rar has­ta mar­zo, cuan­do las elec­cio­nes se­rán en ju­nio, es otor­gar mu­cha ven­ta­ja”. Esa de­fi­ni­ción es com­par­ti­da por to­dos los so­cios.

En el pa­no­ra­ma glo­bal de Cam­bie­mos, Cór­do­ba es “cla­ve”. “La pro­vin­cia for­ma par­te de una es­tra­te­gia na­cio­nal. Al­go si­mi­lar su­ce­de con San­ta Fe. El Go­bierno ne­ce­si­ta que le va­ya bien en Cór­do­ba”, ase­gu­ra el ra­di­cal, que si­gue re­co­rrien­do la pro­vin­cia.

En me­dio de las mu­chas di­fe­ren­cias emer­ge una coin­ci­den­cia cen­tral en­tre los so­cios: la ne­ce­si­dad de re­sol­ver el in­trín­gu­lis de las can­di­da­tu­ras lo an­tes po­si­ble. La po­si­bi­li­dad de que la de­fi­ni­ción pa­se pa­ra el mes de mar­zo, con el des­gas­te que eso aca­rrea­ría, lle­na de du­das el ho­ri­zon­te opo­si­tor pa­ra 2019.

Fri­ge­rio, el ár­bi­tro

Pa­ra es­te jue­ves, Mes­tre, Ne­gri, Bal­das­si y Luis Juez ha­bían si­do con­vo­ca­dos al des­pa­cho del mi­nis­tro del In­te­rior, Ro­ge­lio Fri­ge­rio, pe­ro du­ran­te el fin de se­ma­na el en­cuen­tro que­dó “pos­ter­ga­do”.

El je­fe de la car­te­ra po­lí­ti­ca pa­re­ce de­ci­di­do a in­ter­ve­nir pa­ra tra­tar de en­cau­zar el la­be­rín­ti­co pre­sen­te alian­cis­ta. La idea del cón­cla­ve era es­cu­char de bo­ca de los pro­ta­go­nis­tas, to­dos jun­tos, en qué fa­se del ar­ma­do es­tá la ver­sión cor­do­be­sa de Cam­bie­mos y qué quie­re ca­da uno pa­ra 2019. La reunión se­rá re­pro­gra­ma­da.

En mar­zo, fue Fri­ge­rio quien reunió a los cua­tro di­ri­gen­tes en Marcos Juá­rez, una pri­me­ra se­ñal que ha­bi­li­tó a ca­da uno a co­men­zar a ju­gar, aun­que pres­cin­dien­do de fa­vo­ri­tis­mos.

Pa­ra la Ca­sa Ro­sa­da, Cór­do­ba es par­te de una es­tra­te­gia na­cio­nal que in­clu­ye otras pro­vin­cias de pe­so. Un re­sul­ta­do ad­ver­so en es­tos dis­tri­tos, pre­vio a las Pa­so, con­fi­gu­ra­ría un pé­si­mo an­te­ce­den­te pa­ra las as­pi­ra­cio­nes re­elec­cio­nis­tas de Mau­ri­cio Ma­cri.

Aun­que no se co­no­ce la fe­cha de los co­mi­cios pro­vin­cia­les, sí se des­cuen­ta que se­rá des­do­bla­da de la Pa­so na­cio­na­les, pre­vis­ta pa­ra el 11 de agos­to. Pe­se a las ver­sio­nes, me­dia­dos de ju­nio –se pue­den rea­li­zar des­de el domingo 16 de ju­nio has­ta el 6 de oc­tu­bre– si­gue sien­do la pri­me­ra op­ción pa­ra las elec­cio­nes en Cór­do­ba.

(LA VOZ / AR­CHI­VO)

El mi­nis­tro bus­ca or­de­nar. En mar­zo, Fri­ge­rio des­em­bar­có en Marcos Juá­rez jun­to con los cua­tro re­fe­ren­tes de Cam­bie­mos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.