Re­nun­ció un mi­nis­tro es­pa­ñol a una se­ma­na de ha­ber asu­mi­do

FUN­CIO­NA­RIO DE VI­DA BRE­VE Má­xim Huer­ta de­jó su car­go al di­vul­gar­se que fue con­de­na­do por frau­de fis­cal por he­chos de ha­ce diez años

La Voz del Pueblo - - EL MUNDO -

El mi­nis­tro de Cul­tu­ra y De­por­te de Es­pa­ña, Má­xim Huer­ta, re­nun­ció ayer a su car­go ape­nas una se­ma­na des­pués de ha­ber asu­mi­do, co­mo con­se­cuen­cia del es­cán­da­lo que desató la in­for­ma­ción de que fue con­de­na­do por frau­de fis­cal, lo que mo­ti­vó que tan­to la opo­si­ción co­mo los alia­dos del Go­bierno so­cia­lis­ta le exi­gie­ran su re­nun­cia, y en su lu­gar fue de­sig­na­do Jo­sé Gui­rao.

“He to­ma­do es­ta de­ci­sión pen­san­do en las co­sas que más creo en es­ta vi­da: la cul­tu­ra y la trans­pa­ren­cia. Lo ha­go sa­bien­do que soy inocen­te”, ase­gu­ró Huer­ta en una com­pa­re­cen­cia an­te la pren­sa, tras pre­sen­tar su re­nun­cia al pre­si­den­te del Go­bierno es­pa­ñol, Pe­dro Sán­chez.

La re­nun­cia de Huer­ta su­po­ne la pri­me­ra cri­sis del fla­man­te go­bierno en­ca­be­za­do por Sán­chez, quien asu­mió la pre­si­den­cia ha­ce dos se­ma­nas tras des­ban­car al con­ser­va­dor Ma­riano Ra­joy con una mo­ción de cen­su­ra a raíz de una his­tó­ri­ca sen­ten­cia por co­rrup­ción con­tra su Par­ti­do Po­pu­lar (PP).

Sán­chez, quien se pre­sen­ta co­mo el aban­de­ra­do del “jue­go lim­pio”, ha­bía afir­ma­do en 2015 que si tu­vie­ra en la di­rec­ción de su par­ti­do a al­guien que hu­bie­se crea­do una so­cie­dad in­ter­pues­ta pa­ra pa­gar la mi­tad de im­pues­tos, co­mo sa­lió a la luz que hi­zo Huer­ta, esa per­so­na se­ría ex­pul­sa­da.

En un pro­ce­di­mien­to ve­loz, ape­nas di­fun­di­da la di­mi­sión de Huer­ta el go­bierno dio a co­no­cer la de­sig­na­ción de Gui­rao al fren­te del Mi­nis­te­rio de Cul­tu­ra, don­de se desem­pe­ñó du­ran­te un año co­mo di­rec­tor de Be­llas Ar­tes y Ar­chi­vos.

“El rui­do de la jau­ría”

Huer­ta, un pe­rio­dis­ta y es­cri­tor de 47 años, re­mar­có que se apar­ta del car­go pe­se a su inocen­cia pa­ra que “el rui­do de la jau­ría no rom­pa es­te pro­yec­to que ha ilu­sio­na­do a tan­tas per­so­nas en es­te país”.

Con so­lo seis días al fren­te del Mi­nis­te­rio de Cul­tu­ra y De­por­te, Huer­ta se con­vier­te en el mi­nis­tro más efí­me­ro de la de­mo­cra­cia es­pa­ño­la.

La di­mi­sión de Huer­ta se pro­du­ce el mis­mo día que el dia­rio El Con­fi­den­cial pu­bli­ca­ra que fue con­de­na­do en 2017 a pa­gar 366.000 eu­ros por frau­de fis­cal, y que in­ten­tó de­du­cir 310.000 eu­ros de gas­tos in­jus­ti­fi­ca­dos.

Huer­ta fue con­de­na­do por no ha­ber de­cla­ra­do co­rrec­ta­men­te sus in­gre­sos en­tre 2006 y 2008, cuan­do co­la­bo­ra­ba con “El pro­gra­ma de Ana Ro­sa”, un ma­ga­zi­ne del ca­nal Te­le­cin­co cen­tra­do en la ac­tua­li­dad de la fa­rán­du­la y la po­lí­ti­ca.

En to­tal, de­frau­dó a Hacienda 218.322 eu­ros me­dian­te una fir­ma que creó con el úni­co fin de tri­bu­tar por el im­pues­to de so­cie­da­des en vez de por el IRPF (Im­pues­to So­bre las Ren­tas de las Per­so­na Fí­si­cas -equi­va­len­te a ga­nan­cias-) que es más gra­vo­so.

“Mis obli­ga­cio­nes tri­bu­ta­rias es­tán al co­rrien­te y no ten­go nin­gu­na du­da mo­ral ni con­flic­to”, di­jo en su pri­me­ra reac­ción al es­cán­da­lo es­ta ma­ña­na, des­car­tan­do una re­nun­cia.

Huer­ta re­co­no­ció que no in­for­mó a Sán­chez so­bre su con­de­na pre­via­men­te a su nom­bra­mien­to por­que se tra­ta­ba de una “cues­tión pri­va­da”.

- Dpa -

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.