De chi­qui­tas a enor­mes, las car­te­ras que se vie­nen.

El in­vierno eu­ro­peo pu­so de mo­da la di­ver­si­dad de ta­ma­ños, aun­que se im­pu­sie­ron las sú­per mi­ni, co­lo­res co­mo el ama­ri­llo y el ro­jo y for­mas bien geo­mé­tri­cas. Un an­ti­ci­pa de lo que pron­to ve­re­mos en las ca­lles de por acá

Look - - SUMARIO -

Las vi­drie­ras del in­vierno eu­ro­peo se con­vir­tie­ron en una mues­tra de car­te­ras de to­dos los ta­ma­ños, des­de muy gran­des a mí­ni­mas. Tam­bién fue­ron un ex­hi­bi­dor de for­ma­tos por­que se pu­sie­ron de mo­da re­don­das y cua­dra­das y en cual­quier can­ti­dad de co­lo­res. “Ya no exis­ten mo­das cla­ras y úni­cas co­mo an­tes. Es­ta tem­po­ra­da se ve una ten­den­cia a los ex­tre­mos y hay bol­sos muy gran­des, al es­ti­lo ‘over­si­zeds­hop­per’, así co­mo de me­nor ta­ma­ño co­mo las car­te­ras pa­ra lle­var en el cin­tu­rón”, ex­pli­ca Ju­lia Wer­ner, de la re­vis­ta Gla­mour de Ale­ma­nia. Al­go nue­vo y muy lla­ma­ti­vo son unos bol­si­tos que se lle­van de a va­rios, col­ga­dos al hom­bro. To­dos tie­nen un cin­ti­to pa­ra lle­var­los en la mu­ñe­ca, “tal co­mo las bi­lle­te­ras de hom­bre de an­tes”, co­men­ta el ase­sor An­dreas Ro­se, que es­tu­dió los ac­ce­so­rios que aca­ban de lan­zar los di­se­ña­do­res al mer­ca­do. “Se ven mu­cho los so­bres so­brios, geo­mé­tri­cos, e in­clu­so hay al­gu­nos mo­de­los muy pa­re­ci­dos a las ca­jas de som­bre­ro. Pe­ro pa­ra quie­nes bus­can al­go dis­tin­to, tam­bién es­tán las mo­chi­las ur­ba­nas y las ho­bo-

Es­ta­rán de mo­da des­de so­bres a re­don­das y mo­chi­las.

bags, que vue­len a es­tar de mo­da”, agre­ga. Los bol­sos ho­bo sal­ta­ron a la fa­ma en los 60, son de un ma­te­rial muy sua­ve y ma­lea­ble. El mo­de­lo se hi­zo fa­mo­so con el im­pul­so de Guc­ci, pe­ro le de­be su nom­bre a los “ho­boes”, una es­pe­cie de bol­sa gran­de que usa­ban los obre­ros in­gle­ses, ti­po cos­tal, en don­de po­dían me­ter to­do. Pe­ro los di­se­ños tam­bién re­apa­re­cen con ac­ce­so­rios y so­fis­ti­ca­cio­nes: en al­gu­nos se ven es­cu­dos, de un tono si­mi­lar al del ma­te­rial del bol­so o en pla­tea­do y do­ra­do. De otros cuel­ga un can­da­di­to. Los lo­gos si­guen sien­do un ele­men­to pri­mor­dial de los bol­sos, co­mo en las pren­das. ¿Y qué hay del co­lor? Los clá­si­cos se si­guen vien­do mu­cho, por su­pues­to. El ne­gro, el ma­rrón y el bei­ge son tan de­man­da­dos co­mo el co­ñac, pe­ro se su­man to­nos de piedras pre­cio­sas co­mo el es­me­ral­da o el ama­ri­llo-sol. De to­dos mo­dos, el fa­vo­ri­to es el ro­jo, que tam­bién apa­re­ce en el di­se­ño de to­do ti­po de pren­das.

Se lla­man ho­bo­bags y son una es­pe­cie de bol­so ma­ri­ne­ro que vie­ne pi­san­do fuer­te.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.