Es­cor­pio

23.10 al 22.11

Los Andes - Rumbos - - HORÓSCOPO — POR SUSY FORTE -

El re­torno del Sol al signo, ilu­mi­na la vida y se­ña­la el co­mien­zo de una nue­va eta­pa que se­rá muy sig­ni­fi­ca­ti­va, da­da la in­ten­sa pre­sen­cia pla­ne­ta­ria en Es­cor­pio. Se tra­ta de un pe­río­do de ex­pan­sión, li­be­ra­ción y de­sa­rro­llo. Se ali­via­na el equi­pa­je y se li­be­ra el kar­ma, pe­ro es ne­ce­sa­rio es­tar aten­to a to­do lo que se pien­sa, se di­ce y se ha­ce, ya que el fu­tu­ro de­pen­de en gran par­te de lo que aho­ra se siem­bre. Con el pa­so de Mer­cu­rio al sec­tor de los re­cur­sos es po­si­ble que lo­gres con­cre­tar al­gún in­tere­san­te ne­go­cio. Sen­ti­rás un fuerte im­pul­so de pen­sar y re­fle­xio­nar so­bre tu fu­tu­ro. Los as­tros ava­lan los cam­bios y las gran­des de­ci­sio­nes, tan­to en la vida la­bo­ral y so­cial, co­mo en el amor y la vida más ín­ti­ma.

Sa­gi­ta­rio

23.11 al 21.12

Mo­vi­mien­to, tras­la­dos y co­mu­ni­ca­ción. El éxi­to de­pen­de­rá de la vo­lun­tad y la in­ten­ción que pon­gas de tu par­te. Es im­por­tan­te que in­ten­tes te­ner cla­ros ob­je­ti­vos y me­tas por­que, aun­que el mo­men­to im­pli­que cier­tos es­fuer­zos, tam­bién es­tá lleno de mu­chas po­si­bi­li­da­des de cam­bios y gi­ros ines­pe­ra­dos. Ten más pru­den­cia y cau­te­la en las co­sas que di­ces, evi­ta los con­flic­tos y los en­fren­ta­mien­tos. Ac­ti­va la co­mu­ni­ca­ción, los via­jes y el in­ter­cam­bio. La ma­du­rez afec­ti­va pro­pi­cia­rá ar­mo­nio­sas unio­nes, de­mos­tra­rás ca­pa­ci­dad pa­ra unir cri­te­rios di­fe­ren­tes y dis­fru­tar del amor.

Ca­pri­cor­nio

22.12 al 20.01

Al­gu­nos ajus­tes en los gas­tos evi­ta­rán ex­ce­sos en tu pre­su­pues­to. Si ac­túas con pre­ven­ción, ésta se­rá una eta­pa en don­de po­drás su­pe­rar pro­ble­mas eco­nó­mi­cos del pa­sa­do y avan­zar. Los obs­tácu­los no lo­gra­rán de­te­ner­te, más bien ac­tua­rán co­mo un fuerte es­tí­mu­lo. Pe­ro de­be­rás con­cen­trar­te en los ob­je­ti­vos sin ce­der a la exi­gen­cia de que­rer ha­cer to­do a la vez. Al­gún asun­to que te preocupaba se re­sol­ve­rá sa­tis­fac­to­ria­men­te du­ran­te la se- ma­na y mar­ca­rá el fin de una eta­pa de com­pli­ca­cio­nes. Las con­di­cio­nes la­bo­ra­les me­jo­ran aun­que tam­bién au­men­ta­rán las res­pon­sa­bi­li­da­des. Es mo­men­to de aten­der tu sa­lud y bie­nes­tar así co­mo con­ce­der un es­pa­cio im­por­tan­te al ocio y al amor.

Acua­rio

21.01 al 19.02

In­te­li­gen­cia ac­ti­va y bri­llan­te. Co­mu­ni­ca­ti­vo y lleno de in­tere­ses, se­rá una eta­pa lle­na de vi­ta­li­dad, ca­rac­te­ri­za­da por un in­ter­cam­bio crea­ti­vo con las per­so­nas de tu en­torno. Una eta­pa com­ple­ta­men­te trans­for­ma­do­ra, el mo­men­to de asu­mir un nue­vo rum­bo pa­ra tu fu­tu­ro. Pue­de ser bue­na oca­sión pa­ra asu­mir po­si­cio­nes de cier­ta au­to­ri­dad y avan­zar en tu ca­rre­ra. Los pro­ble­mas di­ges­ti­vos y las con­trac­tu­ras pue­den ser el resultado de la in­ten­sa ac­ti­vi­dad y las gran­des pre­sio­nes. Cui­da­do con los des­bor­des. En el amor, es­ta­rás es­qui­vo a los gran­des com­pro­mi­sos.

Pis­cis

20.02 al 20.03

Lu­cha­rás por al­can­zar tus ob­je­ti­vos. Con cla­ri­dad de ideas y una men­te crea­ti­va po­drás des­ta­car­te en dis­tin­tos ám­bi­tos. Se­rá un tiem­po pa­ra ex- po­ner, pu­bli­ci­tar y dar­se a co­no­cer, pe­ro de­be­rás ser cau­to en cuan­to a las re­la­cio­nes la­bo­ra­les, evi­tar in­tri­gas y chis­mes ya que po­drían com­pro­me­ter­te. La in­ten­sa pre­sen­cia pla­ne­ta­ria en un signo afín, pue­de am­pliar la pers­pec­ti­va men­tal a tra­vés del co­no­ci­mien­to, el con­tac­to con nue­vas per­so­nas y la po­si­bi­li­dad de pla­ni­fi­car un via­je. Sen­ti­rás la ne­ce­si­dad de es­ca­par del bu­lli­cio de la vida dia­ria, re­la­jar­te y ar­mo­ni­zar. Ha­cia el fin de se­ma­na, con la Lu­na en el sec­tor de las re­la­cio­nes, cre­ce tu per­cep­ción res­pec­to a la pa­re­ja y el amor.

Aries

21.03 al 20.04

Un in­ten­so de­seo de ex­pre­sión crea­ti­va se ma­ni­fes­ta­rá de di­fe­ren­tes ma­ne­ras: a tra­vés del amor, del ar­te, los hi­jos o el in­te­lec­to. De­be­rás es­tar aten­to, ya que una ac­ti­tud in­fle­xi­ble po­dría ge­ne­rar ad­ver­sa­rios que en el fu­tu­ro pue­den per­ju­di­car­te. Se pon­drá a prueba tu ca­pa­ci­dad de adap­ta­ción, por lo que de­be­rás tem­plar el ca­rác­ter y te­ner pa­cien­cia. Es­cu­char a los de­más y ser re­cep­ti­vo a sus ne­ce­si­da­des se­rá la cla­ve en es­te tiem­po. Po­drás re­co­no­cer tus pro­pias de­bi­li­da­des y trans­for­mar lo ne­ce­sa­rio pa­ra me­jo­rar tu vida de re­la­ción e ir en pos del amor. Con se­re­ni­dad y pa­cien­cia ob­ten­drás bue­nos re­sul­ta­dos y con­cre­cio­nes sa­tis­fac­to­rias.

Tau­ro

21.04 al 21.05

Un ines­pe­ra­do cam­bio de com­por­ta­mien­to reorien­ta­rá las ini­cia­ti­vas por nue­vos ca­mi­nos. Se pon­drán en mo­vi­mien­to re­cur­sos in­ter­nos muy fuer­tes en tu vida emo­cio­nal que te ayu­da­rán a ver cla­ro el ca­mino a to­mar. Tu tra­ba­jo se ca­rac­te­ri­za­rá por la crea­ti­vi­dad y ori­gi­na­li­dad. La bús­que­da de nue­vas al­ter­na­ti­vas re­sul­ta­rá esen­cial pa­ra tu pro­ce­so de cre­ci­mien­to la­bo­ral y per­so­nal. La in­ten­sa pre­sen­cia pla­ne­ta­ria en el sec­tor de las re­la­cio­nes, se­ña­la un mo­men­to sig­ni­fi­ca­ti­vo pa­ra es­tas cues­tio­nes: ten­den­cia a la aper­tu­ra, a co­no­cer mu­chas per­so­nas

y mul­ti­pli­car tus con­tac­tos. Se­rá un tiem­po de apren­di­za­je y des­cu­bri­mien­to que no es­ta­rá exen­to de sor­pre­sas y cam­bios.

Gé­mi­nis 22.05 al 22.06

Co­men­za­rás una nue­va ac­ti­vi­dad y la afron­ta­rás de un mo­do di­fe­ren­te, con ma­yor ha­bi­li­dad y ra­pi­dez. Sa­brás im­po­ner tu pro­pio rit­mo de tra­ba­jo y no acep­ta­rás di­la­cio­nes. Si es­tás en plena bús­que­da, se­rán días apro­pia­dos pa­ra in­ten­tar una sa­li­da la­bo­ral, pre­sen­tar un cu­rrí­cu­lum, con­se­guir una con­tra­ta­ción o em­pren­der una ac­ti­vi­dad por cuen­ta pro­pia. Eta­pa ideal pa­ra re­com­po­ner la sa­lud a tra­vés de die­tas des­in­to­xi­can­tes. En el amor se­rá un tiem­po re­fle­xi­vo y po­si­ti­vo pa­ra li­be­rar el co­ra­zón de an­ti­guas tra­bas

o te­mo­res.

Cán­cer 23.06 al 22.07

La Lu­na en trán­si­to por tu signo brin­da sen­si­bi­li­dad, em­pa­tía y ma­yor in­tui­ción, pe­ro de­be­rás cui­dar­te de los des­bor­des emo­cio­na­les, la irri­ta­bi­li­dad y la me­lan­co­lía. Ac­tuá con pru­den­cia, sin im­pul­si­vi­da­des. Es tiem­po de pen­sar bien to­do an­tes de dar el pri­mer pa­so. Es­ta ener­gía ma­ni­fes­ta­da pue­de con­ver­tir­se en una eta­pa de crea­ti­vi­dad pu­ra, ins­pi­ra­ción y ale­gría. Los hi­jos po­drán traer bue­nas no­ve­da­des, aun­que de­man­da­rán tiem­po y pa­cien­cia. De­be­rás sa­ber re­par­tir­te ya que se­rá mu­cha la de­man­da en lo so­cial y la­bo­ral, co­mo en lo ín­ti­mo y fa­mi­liar. Buen mo­men­to pa­ra afian­zar una re­la­ción amo­ro­sa, pe­ro evi­ta ser po­se­si­vo y con­tro­la­dor.

Leo 23.07 al 22.08

Eta­pa de tensiones que exi­gi­rá de cier­tos cam­bios. Se­rá con­ve­nien­te pa­ra ce­rrar eta­pas, fi­na­li­zar o ate­nuar al­gún asun­to que es­té pen­dien­te. Es­ta­ble­cer un ho­gar se­gu­ro y só­li­do de­be­ría ser tu prin­ci­pal ob- je­ti­vo en es­ta eta­pa. Es­to te da­rá es­ta­bi­li­dad y así se­rá más fá­cil con­quis­tar la vida en otros ám­bi­tos. Con Mar­te en el sec­tor de las re­la­cio­nes, pon­drás mu­cha ener­gía y pa­sión en tus víncu­los. Aun­que pue­de traer ro­ces. La for­ma más efi­caz de uti­li­zar tu ener­gía es a tra­vés del tra­ba­jo aso­cia­do. En es­te mo­men­to es im­por­tan­te apren­der a ce­der y a te­ner es­pí­ri­tu de tran­si­gen­cia, en to­da re­la­ción.

Vir­go 23.08 al 22.09

Es­ta­ble­ce­rás tus prio­ri­da­des y for­ma­li­za­rás un nue­vo pun­to de par­ti­da. La fle­xi­bi­li­dad di­rec­cio­na­rá las fuer­zas de ma­ne­ra po­si­ti­va y te per­mi­ti­rá re­cu­pe­rar es­ta­bi­li­dad. La in­ci­den­cia as­tral te ayu­da­rá a or­ga­ni­zar­te y per­fec­cio­nar tus pla­nes, con ori­gi­na­li­dad. Po­drás ocu­par un car­go de ma­yor res­pon­sa­bi­li­dad. La au­to­con­fian­za y una ma­yor to­le­ran­cia te per­mi­ti­rán en­cau­zar las re­la­cio­nes la­bo­ra­les así co­mo los la­zos fa­mi­lia­res y afec­ti­vos. La in­fluen­cia del Sol fa­vo­re­ce la co­mu­ni­ca­ción y tu vida amo­ro­sa. No per­mi­tas que los ce­los y la des­con­fian­za arrui­nen el ma­ra­vi­llo­so mo­men­to. Re­con­ci­lia­cio­nes y aven­tu­ras.

Li­bra 23.09 al 22.10

Du­ran­te es­te pe­río­do te vol­ve­rás más cons­cien­te de tu apa­rien­cia per­so­nal, pen­sa­rás más en tus me­tas y en có­mo pro­yec­tar tu per­so­na­li­dad ha­cia el ex­te­rior. Al­gu­nos im­pre­vis­tos po­drían ha­cer­te cam­biar de pla­nes. Es po­si­ble que sur­jan gas­tos en el ho­gar so­bre te­mas pen­dien­tes que de­be­rás aten­der, pe­ro se­rá po­si­ti­vo. Es hora de de­fi­nir pro­yec­tos y es­pe­rar el mo­men­to opor­tuno pa­ra lle­var­los a ca­bo. Evi­ta el con­tac­to con per­so­nas ne­ga­ti­vas o en­vi­dio­sas, so­bre to­do, en el en­torno la­bo­ral. Las emo­cio­nes y los sen­ti­mien­tos es­ta­rán exa­cer­ba­dos, por lo que pue­des ten­der al enamo­ra­mien­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.