Au­daz asal­to al in­ten­den­te de Tu­pun­ga­to

Tres la­dro­nes in­gre­sa­ron a la ca­sa del je­fe co­mu­nal y ma­nia­ta­ron a su hi­ja y a una em­plea­da. Se lle­va­ron po­cas co­sas de va­lor. El gol­pe fue de ma­ña­na y a me­dia cua­dra de la sec­cio­nal 20.

Los Andes - - Portada - GI­SE­LA MANONI gma­no­ni@lo­san­des.com.ar

La ca­sa de Gus­ta­vo So­to, a me­dia cua­dra de la Po­li­cía, fue asal­ta­da ayer por la ma­ña­na por tres la­dro­nes que sor­pren­die­ron y ma­nia­ta­ron a la hi­ja del je­fe de­par­ta­men­tal y a una em­plea­da. Só­lo se lle­va­ron po­cas co­sas de va­lor.

Tres su­je­tos asal­ta­ron la ca­sa del in­ten­den­te de Tu­pun­ga­to, Gus­ta­vo So­to, a ple­na luz del día. In­gre­sa­ron con ar­mas y a ca­ra des­cu­bier­ta y re­vol­vie­ron to­da la vi­vien­da, que se en­cuen­tra a una cua­dra y me­dia de la Co­mi­sa­ría 20 del de­par­ta­men­to. Aún no hay de­te­ni­dos.

Só­lo se lle­va­ron un ce­lu­lar y ele­men­tos de me­nor va­lor. Sin em­bar­go, mien­tras re­vol­vían tra­tan­do de dar "con al­go con­cre­to", ame­na­za­ron, ma­nia­ta­ron y man­tu­vie­ron en­ce­rra­das a la hi­ja del in­ten­den­te y a su em­plea­da do­més­ti­ca en dis­tin­tas ha­bi­ta­cio­nes por lar­go tiem­po.

El he­cho ocu­rrió ayer, al­re­de­dor de las 9 de la ma­ña­na y en pleno mo­vi­mien­to co- mer­cial. Cuan­do la jo­ven no­tó que ya no ha­bía rui­dos en su ca­sa e in­fi­rió que los ma­lean­tes se ha­brían ido, lo­gró za­far­se de las ata­du­ras y con­si­guió un ce­lu­lar pa­ra avi­sar a su pa­dre.

"To­da­vía no ter­mino de pro­ce­sar to­do. La ca­sa que­dó he­cha un desas­tre, pe­ro pu­dien­do lle­var­se co­sas de va­lor, las de­ja­ron ti­ra­das. Lo úni­co im­por­tan­te es que no las las­ti­ma­ron", ex­pre­só to­da­vía con- mo­vi­do el je­fe co­mu­nal.

El ra­di­cal re­co­no­ció que no que­ría que el he­cho tras­cen­die­ra, pues di­jo que lo úl­ti­mo que quie­re es mez­clar cues­tio­nes per­so­na­les en es­te con­tex­to ten­so que se vi- ve por lo elec­to­ral.

Lo cier­to es que en Tu­pun­ga­to to­dos sa­ben dón­de vi­ve el in­ten­den­te So­to. Su ca­sa se en­cuen­tra en pleno ra­dio cén­tri­co, a po­co más de una cua­dra de la pla­za de­par­ta­men­tal Ge­ne­ral San Mar­tín, un si­tio muy tran­si­ta­do.

Su hi­ja es­ta­ba tra­ba­jan­do con la compu­tado­ra y vio por la ven­ta­na que gol­pea­ban dos hom­bres, de unos trein­ta años. "A mi ca­sa va gen­te to­do el tiem­po a bus­car­me, mis hi­jos es­tán acos­tum­bra­dos y yo mu­chas ve­ces los ha­go pa­sar y atien­do den­tro. Ella cre­yó que ve­nían a bus­car­me y ape­nas abrió, la em­pu­ja­ron e in­gre­sa­ron tres", na­rró el in­ten­den­te.

"Las to­ma­ron por el cue­llo, le ama­rra­ron ma­nos y pies con pre­cin­tos, las de­ja­ron ata­das en dos ha­bi­ta­cio­nes di­fe- ren­tes. Di­cen que las ame­na­za­ban con ha­cer­les tal o cual co­sa has­ta que les di­je­ran dón­de es­ta­ba el grue­so de la pla­ta. Gra­cias a Dios, na­da de eso ocu­rrió. Mi hi­ja les di­jo que se lle­va­ran lo que qui­sie­ran, que mu­cho di­ne­ro no ha­bía. Era cier­to", re­pu­so.

Ape­nas en­te­ra­do de los he­chos, So­to ra­di­có la de­nun­cia en la Co­mi­sa­ría 20 y ha de­ja­do la in­ves­ti­ga­ción en ma­nos de la Po­li­cía lo­cal. Ya se han re­ca­ba­do prue­bas del do­mi­ci­lio, pe­ro aún no hay no­ve­da­des de los la­dro­nes.

Lo cier­to es que hay mu­chas cues­tio­nes del he­cho que no le cie­rran al ca­ci­que de Cam­bia Men­do­za. "Es­to no ha si­do obra de improvisados, sa­bían lo que ha­cían. No voy a po­ner­me pa­ra­noi­co, sí re­co­noz­co que to­do es muy ra­ro", co­men­tó.

"De­cían que bus­ca­ban una ca­ja fuer­te, di­ne­ro y se en­con­tra­ron con mu­chas co­sas de va­lor (cá­ma­ras de úl­ti­ma ge­ne­ra­ción y de­más tec­no­lo­gía) y no se lle­va­ron na­da de eso", ce­rró el in­ten­den­te, quien re­co­no­ció que en las úl­ti­mas ho­ras ha re­ci­bi­do to­do ti­po de con­se­jos res­pec­to de "co­lo­car re­jas más al­tas, cá­ma­ras de se­gu­ri­dad y esas co­sas". "Yo quie­ro se­guir vi­vien­do co­mo siem­pre y sin mie­do", apun­tó.

SI­TIO. La ca­sa del je­fe co­mu­nal que asal­ta­ron en pleno día.

Gus­ta­vo So­to, in­ten­den­te.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.