Van­den­broe­le se­rá tes­ti­go pro­te­gi­do y com­pli­ca al kirch­ne­ris­mo

Se­ña­la­do co­mo tes­ta­fe­rro del ex vi­ce­pre­si­den­te Bou­dou, de­cla­ra­ría co­mo arre­pen­ti­do en la cau­sa Cic­co­ne.

Los Andes - - Portada - LU­CÍA SA­LI­NAS Es­pe­cial pa­ra Los An­des

Ale­jan­dro Van­den­broe­le cam­bió de abo­ga­dos y se pre­sen­tó an­te el fis­cal Jor­ge Di Le­llo en la cau­sa Cic­co­ne. Du­ran­te la reunión, fir­mó un ac­ta pa­ra su­mar­se al ré­gi­men de pro­tec­ción de tes­ti­gos e impu­tados del Mi­nis­te­rio de Jus­ti­cia. Aho­ra se ini­cia una ne­go­cia­ción pa­ra ver si el fis­cal le da la fi­gu­ra de arre­pen­ti­do a cam­bio de in­for­ma­ción cla­ve pa­ra avan­zar en la cau­sa. Ade­más, se com­pro­me­tió a de­cla­rar en los pró­xi­mos días. Van­den­broe­le es in­ves­ti­ga­do en la ope­ra­ción que per­mi­tió la com­pra de la im­pren­ta Cic­co­ne, de la que su em­pre­sa The Old Fund se que­dó con el 70% de las acciones, y por la re­ne­go­cia­ción de la deu­da de la pro­vin­cia de For­mo­sa.

El ex tes­ta­fe­rro de Ama­do Bou­dou, Ale­jan­dro Van­den­broe­le cam­bió de abo­ga­dos y se pre­sen­tó an­te el fis­cal Jor­ge Di Le­llo en la cau­sa Cic­co­ne. Du­ran­te la reunión, Van­den­broe­le fir­mó un ac­ta pa­ra su­mar­se al ré­gi­men de pro­tec­ción de tes­ti­gos e impu­tados del Mi­nis­te­rio de Jus­ti­cia. Es­tu­vo cer­ca de 90 mi­nu­tos en la fis­ca­lía y se la­bró un ac­ta a la que só­lo pue­den ac­ce­der las par­tes.

A se­ma­nas de ini­cia­do el jui­cio oral por la com­pra de la im­pren­ta Cic­co­ne, en el que po­dría ter­mi­nar de­te­ni­do, Van­den­broe­le co­mu­ni­có al fis­cal Di Le­llo que a par­tir de ayer tie­ne un de­fen­sor ofi­cial, tras la re­nun­cia de su abo­ga­do. Aho­ra se ini­cia una ne­go­cia­ción pa­ra ver si el fis­cal le da la fi­gu­ra de arre­pen­ti­do a cam­bio de in­for­ma­ción cla­ve pa­ra avan­zar en la cau­sa. Ade­más, se com­pro­me­tió a de- cla­rar en los pró­xi­mos días.

Des­pués que Van­den­broe­le pi­dió aco­ger­se al ré­gi­men de impu­tado co­la­bo­ra­dor, se fi­jó la fe­cha (se­cre­ta) en la que de­cla­ra­rá.

La de­cla­ra­ción se­rá fil­ma­da y do­cu­men­ta­da y des­pués se­rá el fis­cal quien la re­mi­ta al juez Ariel Li­jo quien eva­lua­rá si la in­for­ma­ción pro­por­cio­na­da es ve­rí­di­ca y re­le­van­te pa­ra la cau­sa. En tal ca­so, el magistrado ho­mo­lo­ga­rá el acuer­do que se fir­mó ayer y se lo acep­ta­rá co­mo “arre­pen­ti­do” y allí po­drá ac­ce­der a los be­ne­fi­cios del ré­gi­men.

Van­den­broe­le le pi­dió al fis­cal in­terio­ri­zar­se so­bre su si­tua­ción en ca­da una de las cau­sas en las que se en­cuen­tra impu­tado. Es in­ves­ti­ga­do en la ope­ra­ción que per­mi­tió la com­pra de la im­pren­ta Cic­co­ne, su em­pre­sa The Old Fund se que­dó con el 70% de las acciones, ade­más

Con The Old Fund Van­den­broe­le, es­tá impu­tado en la in­ves­ti­ga­ción so­bre la re- ne­go­cia­ción de la deu­da que la pro­vin­cia de For­mo­sa te­nía con el Es­ta­do y fi­nal­men­te, es par­te de la cau­sa por en­ri­que­ci­mien­to ilí­ci­to en la que que­dó de­te­ni­do Ama­do Bou­dou y su ami­go Jo­sé Ma­ría Nú­ñez Car­mo­na.

El pro­gra­ma de pro­tec­ción de tes­ti­gos de­pen­de del mi­nis­tro de Jus­ti­cia, Ger­mán Ga­ra­vano, quien en­ton­ces ten­drá la úl­ti­ma pa­la­bra so­bre las con­di­cio­nes que se le po­drían otor­gar a Van­den­broe­le. En es­te ré­gi­men por ejem­plo, ya es­tá in­clui­do Leo­nar­do Fa­ri­ña, el arre­pen­ti­do de la cau­sa de la ru­ta del di­ne­ro K.

En agos­to, los abo­ga­dos del ope­ra­dor ha­bían ini­cia­do con­sul­tas in­for­ma­les con la mi­nis­tra de Se­gu­ri­dad, Pa­tri­cia Bull­rich, pa­ra sa­ber si su clien­te po­día ser in­clui­do en el pro­gra­ma de pro­tec­ción de tes­ti­gos e impu­tados de su car­te­ra por­que te­me por su vi­da.

Pe­ro las con­ver­sa­cio­nes fra­ca­sa­ron por­que ha­bría pe­di­do un mi­llón y me­dio de dó­la­res co­mo suel­do. En esas con­ver­sa­cio­nes, Van­den­broe­le que­ría es­cri­tas me­di­das de se­gu­ri­dad, una ca­sa se­gu­ra y “fa­ci­li­da­des eco­nó­mi­cas”. El ex tes­ta­fe­rro de Bou­dou es­ta­ría asus­ta­do por­que re­ci­be ame­na­zas.

Van­den­broe­le es­tá pro­ce­sa­do por cohe­cho y ne­go­cia­cio­nes in­com­pa­ti­bles con la fun­ción pú­bli­ca, de­li­tos que ca­da uno tie­nen una mí­ni­ma de 2 años de pri­sión y una má­xi­ma, de 6 años. En el peor de los es­ce­na­rios, los jue­ces su­ma­rían las dos pe­nas má­xi­mas y por no te­ner an­te­ce­den­tes po­drían dar­le una pe­na de has­ta 10 años, es­ti­ma­ron fuen­tes ju­di­cia­les.

El apun­ta­do tes­ta­fe­rro co­men­zó cam­bió de po­si­ción, lue­go de 4 años de si­len­cio, cuan­do el 13 de es­te mes la Cá­ma­ra Fe­de­ral de Ca­sa­ción Pe­nal dio vía li­bre al ini­cio del jui­cio al ex vi­ce­pre­si­den­te y los de­más pro­ce­sa­dos. CC

EN APU­ROS. Van­den­broe­le pre­ten­de se­gu­ri­dad pa­ra con­tar to­do lo que sa­be an­te la Jus­ti­cia.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.