De­ci­den so­bre los jue­ces que li­be­ra­ron a Rojas, de la Tu­pac

El tri­bu­nal de en­jui­cia­mien­to de ma­gis­tra­dos de­fi­ni­rá si acep­ta que se in­ves­ti­gue la acu­sa­ción con­tra los miem­bros de la 8va Cá­ma­ra del Cri­men, que en se­tiem­bre re­cha­za­ron par­te de las impu­tacio­nes con­tra in­te­gran­tes de la Tu­pac Ama­ru.

Los Andes - - Portada - LOS ANDES Ho­ra­cio Mei­lán hmei­lan@lo­san­des.com.ar

El jury de en­jui­cia­mien­to se reúne hoy, por pri­me­ra vez en 2018, pa­ra ana­li­zar un ca­so fuer­te: la de­nun­cia con­tra los tres jue­ces de la 8va Cá­ma­ra del Cri­men, por pre­sun­to mal desem­pe­ño.

Se tra­ta de una acu­sa­ción que los ma­gis­tra­dos re­ci­bie­ron en di­ciem­bre pa­sa­do, a raíz de un fa­llo que emi­tie­ron dos me­ses an­tes, cuan­do per­mi­tie­ron que in­te­gran­tes de la or­ga­ni­za­ción kirch­ne­ris­ta Tu­pac Ama­ru, re­cu­pe­ra­sen su li­ber­tad.

Los jue­ces Luis Correa Llano, Ra­mi­ro Sa­li­nas y Alejandro Mi­guel fue­ron acu­sa­dos por cin­co de las víc­ti­mas de esa or­ga­ni­za­ción, que con­si­de­ra­ron in­jus­ta aque­lla re­so­lu­ción.

Los miem­bros de la Tu­pac, en­ca­be­za­dos por Né­li­da Rojas y su fa­mi­lia, es­ta­ban impu­tados en ese mo­men­to en 25 cau­sas, por de­li­tos reite­ra­dos de es­ta­fa, coac­ción, ex­tor­sión y, en una de esas cau­sas, por in­te­grar una aso­cia­ción ilí­ci­ta.

Las impu­tacio­nes las ha­bía fi­ja­do la fis­cal Ga­brie­la Cha­ves, que tras ese fa­llo tu­vo que re­vi­sar to­da su in­ves­ti­ga­ción. Aun­que ca­be des­ta­car que en es­tos días la fis­cal ha vuel­to a impu­tar a Rojas y los su­yos, en un cen­te­nar de cau­sas más, lue­go de re­ci­bir 180 de­nun­cias.

En su po­lé­mi­co fa­llo, la Cá­ma­ra hi­zo lu­gar en par­te al pe­di­do de la defensa de Rojas, en­ca­be­za­da por Al­fre­do Guevara.

Si bien el le­tra­do pe­día que se so­bre­se­ye­ra a su clien­te, eso no su­ce­dió, pe­ro Rojas -que es­ta­ba de­te­ni­da des­de abril- sí re­cu­pe­ró la li­ber­tad (tam­bién su ma­ri­do Ra­món Mar­tí­nez, dos de sus hi­jas, Car­la y Leo­ne­la, y su nue­ra, Fanny Vi­lle­gas).

Ade­más, los jue­ces prác­ti­ca­men­te echa­ron por tie­rra la hi­pó­te­sis de la aso­cia­ción ilí­ci­ta que plan­tea­ba la fis­cal.

Pa­ra las víc­ti­mas aho­ra acu­sa­do­ras en el Jury, los ca­ma­ris­tas ac­tua­ron “con par­cia­li­dad a fa­vor de los impu­tados, me­jo­ran­do los plan­teos de la defensa”.

Ade­más con­si­de­ran que los jue­ces in­ten­ta­ron “obs­ta­cu­li­zar” la in­ves­ti­ga­ción de Cha­ves y “ate­mo­ri­zar” a la fis­cal.

De grie­ta, ira y po­lí­ti­ca

El fa­llo de la Cá­ma­ra, co­no­ci­do el 4 de se­tiem­bre, ge­ne­ró tal con­tro­ver­sia que no po­cos lo cri­ti­ca­ron. Uno que mos­tró su ira fue el go­ber­na­dor Al­fre­do Cor­ne­jo, que tras ubi­car la de­ci­sión en la lla­ma­da “grie­ta ju­di­cial”, no du­dó en ca­li­fi­car a los tres jue­ces co­mo “ga­ran­tis­tas”.

In­clu­so les en­dil­gó la per­te­nen­cia a “jus­ti­cia le­gí­ti­ma”, la agru­pa­ción fi­lo kirch­ne­ris­ta que reúne a ma­gis­tra­dos de to­do el país, re­la­cio­nán­do­los así con el prin­ci­pal re­pre­sen­tan­te de esa fac­ción, el mi­nis­tro de la Cor­te Omar Pa­ler­mo.

Más allá de su enojo, en ese mo­men­to Cor­ne­jo ne­gó te­ner in­ten­cio­nes de so­me­ter a Jury a los tres jue­ces.

Las acu­sa­cio­nes pa­ra la ins­tan­cia que hoy se de­fi­ne, las hi­cie­ron las víc­ti­mas por su pro- La de­nun­cia por “mal desem­pe­ño” con­tra los tres jue­ces la hi­zo en di­ciem­bre un gru­po de per­ju­di­ca­dos por la Tu­pac Ama­ru en una ope­ra­to­ria de vi­vien­das. pia cuen­ta, y no hay da­tos de que el Eje­cu­ti­vo ha­ya in­ter­ve­ni­do. Sin em­bar­go, con es­tos an­te­ce­den­tes el pro­ta­go­nis­mo de la la po­lí­ti­ca pue­de cre­cer.

Ca­be re­cor­dar que el Jury tie­ne 21 miem­bros: los 7 mi­nis­tros de la Cor­te, 7 se­na­do­res y 7 dipu­tados. En es­ta pri­me­ra reu­nión de­ben de­fi­nir si acep­tan o no que se in­ves­ti­gue a los jue­ces de­nun­cia­dos.

Del to­tal de le­gis­la­do­res, el ofi­cia­lis­mo tie­ne ma­yo­ría (ocho ra­di­ca­les con­tra seis jus­ti­cia­lis­tas). Es una incógnita có­mo vo­ta­rán, aun­que po­dría es­pe­cu­lar­se con que el ofi­cia­lis­mo per­mi­ta que se in­ves­ti­gue la cau­sa. De to­dos mo­dos, na­da ga­ran­ti­za que el PJ si­ga el mis­mo ca­mino.

Por otro la­do, no po­cas ve­ces Cor­ne­jo ha cues­tio­na­do el ac­cio­nar de ma­gis­tra­dos que “sal­van” a sus pa­res.

Ha­brá que es­pe­rar en­ton­ces a la reu­nión de hoy. Aun­que hay un da­to: en 2013 es­tos mis­mos ca­ma­ris­tas, que en ese en­ton­ces in­te­gra­ban la úni­ca Cá­ma­ra de Ape­la­cio­nes (Cor­ne­jo pro­mo­vió la ley que la trans­for­mó en Cá­ma­ra del Cri­men), fue­ron acu­sa­dos por mal desem­pe­ño.

El prin­ci­pal acu­sa­dor en ese mo­men­to fue el ex dipu­tado pro­vin­cial Da­niel Cas­sia (PJ), que junto a Os­val­do “el Oso” Quiroga ( cu­yo hi­jo ha­bía si­do ase­si­na­do un año an­tes), de­nun­cia­ron a los jue­ces por pro­pi­ciar con sus fa­llos la li­be­ra­ción an­ti­ci­pa­da de pre­sos ( el ase­sino de Ma­tías Quiroga ha­bía re­ci­bi­do ese be­ne­fi­cio). En ese mo­men­to el Jury re­cha­zó la in­ves­ti­ga­ción y los ca­ma­ris­tas fue­ron ex­cul­pa­dos.

CA­MA­RIS­TAS. Luis Correa Llano y Ra­mi­ro Sa­li­nas in­te­gran el tri­bu­nal junto a Alejandro Mi­guel.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.