CHI­CAS QUE VAN POR LA GLO­RIA.

De cara a los Jue­gos Olím­pi­cos de la Ju­ven­tud ha­bla­mos con 4 de­por­tis­tas que prac­ti­can de­por­tes po­co tra­di­cio­na­les.

Luz - - SUMARIO - >>

SE­RÁN LAS PRO­TA­GO­NIS­TAS DE LOS PRÓ­XI­MOS JUE­GOS OLÍM­PI­COS JU­VE­NI­LES QUE SE REA­LI­ZA­RÁN EN BUE­NOS AI­RES. SON JÓ­VE­NES, LLE­VAN UNA RU­TI­NA MUY DI­FE­REN­TE A LA DE CUAL­QUIER ADO­LES­CEN­TE DE SU EDAD Y PRAC­TI­CAN DE­POR­TES PO­CO TRA­DI­CIO­NA­LES. LA HIS­TO­RIA Y RU­TI­NA DE CUA­TRO ATLE­TAS SUB 18 QUE SUE­ÑAN CON UNA ME­DA­LLA.

Tie­nen esa fres­cu­ra in­com­pa­ra­ble de cual­quier ado­les­cen­te, pe­ro de­trás de esas son­ri­sas y en­tu­sias­mo hay una vi­da y ru­ti­na pla­ga­da de mu­chí­si­mo sa­cri­fi­cio. Co­men­za­ron por pa­sión o a ve­ces por ca­sua­li­dad a prac­ti­car un de­por­te (y en el ca­so de nues­tras en­tre­vis­ta­das po­co tra­di­cio­nal o más vin­cu­la­do a los hom­bres), mu­chí­si­mas tu­vie­ron que mu­dar­se de sus pro­vin­cias de ori­gen a Bue­nos Ai­res e ins­ta­lar­se en el Ce­nard (Cen­tro Na­cio­nal de Al­to Ren­di­mien­to) pa­ra po­der triun­far. En ese ar­duo ca­mino, y se­pa­ra­das de sus fa­mi­lias, co­no­cie­ron el sa­cri­fi­cio, la pa­sión y esa ale­gría que só­lo un triun­fo de­por­ti­vo pue­de ofre­cer. Hoy, to­das ellas y cien­tos de atle­tas ar­gen­ti­nos, es­tán más que en­tu­sias­ma­dos por­que en me­nos de un mes co­mien­zan los Jue­gos Olím­pi­cos de la Ju­ven­tud y, tie­nen un sa­bor muy es­pe­cial ya que la se­de se­rá na­da más y na­da me­nos que Bue­nos Ai­res. “Es muy emo­cio­nan­te que sea acá en ca­sa por­que nues­tros pa­dres, ami­gos y to­da la gen­te que nos ayu­dó en es­ta ca­rre­ra de­por­ti­va van a po­der ver­nos y alen­tar­nos”, cuen­ta Mi­la­gros Ca­li (17) lu­cha­do­ra de teak­won­do. La de­por­tis­ta pla­ten­se re­ve­la que em­pe­zó a prac­ti­car es­ta ar­te mar­cial por­que era fa­ná­ti­ca de los ani­mé y en es­pe­cial de Dra­gon Ball Z. “Que­ría con­ver­tir­me en un per­so­na­je de di­bu­ji­tos y em­pe­cé a en­tre­nar”, cuen­ta con al­go de ver­güen­za. Al tiem­po un coach la vio, la im­pul­só a com­pe­tir en tor­neos na­cio­na­les has­ta que lle­gó el día que le ofre­cie­ron la po­si­bi­li­dad e en­tre­nar en Ce­nard pa­ra con­ver­tir­se en olim­pis­ta. “Ese era mi sue­ño”, re­ve­la la jo­ven que aca­ba de re­gre­sar de una com­pe­ten­cia de al­to ni­vel en To­kio. Por su par­te, Agus­ti­na Roth (17), al­go tí­mi­da pe­ro siem­pre con una son­ri­sa, de­ta­lla que co­men­zó a prac­ti­car BMX por­que an­da­ba en bi­ci­cle­ta con su me­jor ami­go en su ciu­dad na­tal, Bahía Blan­ca. “Un día lle­ga­mos a unas ram­pas gi­gan­tes y nos ani­ma­mos a sal­tar. Nos vio un en­tre­na­dor que da­ba cla­ses y me pro­pu­so ser su alum­na”, re­cuer­da, quien al po­co tiem­po ya com­pe­tía en las gran­des li­gas y a los dos años ga­nó el Mun­dial en Ca­na­dá. Roth vi­ve ha­ce unos me­ses en el Ce­nard y no tie­ne equi­po, ya que es la úni­ca pro­fe­sio­nal que ha­ce es­te de­por­te. “Has­ta

ha­ce unos me­ses no te­nía en­tre­na­dor por­que no ha­bía”, des­li­za con gra­cia pa­ra de­mos­trar la so­le­dad que con­lle­va es­ta dis­ci­pli­na aquí en el país. Lin­da Ma­chu­ca ha­ce más de 3 años que es­tá en el Ce­nard. Y, co­mo su­ce­de nor­mal­men­te, la vi­da te­nía otros pla­nes pa­ra ella. Cre­ció en Jo­se C. Paz y co­mo su ma­má tra­ba­ja­ba to­do el día la obli­gó a ocu­par­se con un de­por­te, así fue co­mo eli­gió pa­tín ca­rre­ra. “Com­pe­tía en tor­neos y no me iba mal, pe­ro yo que­ría por lo me­nos ga­nar un na­cio­nal. Un día el en­tre­na­dor no­tó que te­nía mu­cha fuer­za y una bue­na con­tex­tu­ra fí­si­ca pa­ra ha­cer lu­cha y así em­pe­cé”, re­ve­la quien fue me­da­lla de bron­ce en los úl­ti­mos Jue­gos Pa­na­me­ri­ca­nos. La úl­ti­ma y la que a sim­ple vis­ta tie­ne el tra­ba­jo más com­ple­jo es Mar­ti­na Ar­ma­naz­qui Tur que ha­ce pentatlón mo­derno, una dis­ci­pli­na que in­clu­ye na­ta­ción, es­gri­ma, ti­ro y run­ning. “Co­men­cé con na­ta­ción, pe­ro un día me in­vi­ta­ron a pro­bar los de­más de­por­tes y me en­tu­sias­mé”, cuen­ta la atle­ta. Por lo ge­ne­ral los ho­ra­rios de en­tre­na­mien­to de las chi­cas son muy ar­duos, al­gu­nas ha­cen dos tur­nos y otras tres de lu­nes a sábado, en esas se­sio­nes de en­tre­na­mien­to a ve­ces ha­cen gim­na­sio y en otras oca­sio­nes prac­ti­can la téc­ni­ca de­por­ti­va al má­xi-

mo. Se­gún la can­ti­dad de via­jes que ten­gan que ha­cer los tu­to­res del Ce­nard or­ga­ni­zan su es­co­la­ri­dad, o van al co­le­gio en el pre­dio o se ma­ne­jan con la en­se­ñan­za a dis­tan­cia. To­das coin­ci­den que el de­por­te es su gran pa­sión y no tie­nen du­das ni sue­ños, to­da­vía, de de­di­car­se a otra co­sa. “No pen­sa­mos mu­cho en el fu­tu­ro le­jano, sino más bien en lo in­me­dia­to, es­ta­mos en­tu­sias­ma­das con los Jue­gos”, sen­ten­cian y agre­gan: “En­tre­na­mos to­do el día, a lo su­mo cuan­do po­de­mos y te­ne­mos ener­gía nos jun­ta­mos en al­gu­na ha­bi­ta­ción y nos pe­di­mos un he­la­do. Cuan­do es­cu­cha­mos tiem­po li­bre lo úni­co que que­re­mos ha­cer es des­can­sar y ¡dor­mir!”.

“EN­TRE­NA­MOS TO­DO EL DÍA, A LO SU­MO CUAN­DO PO­DE­MOS Y TE­NE­MOS ENER­GÍA NOS JUN­TA­MOS EN AL­GU­NA HA­BI­TA­CIÓN Y NOS PE­DI­MOS UN HE­LA­DO. CUAN­DO ES­CU­CHA­MOS TIEM­PO LI­BRE LO ÚNI­CO QUE QUE­RE­MOS HA­CER ES DES­CAN­SAR Y ¡DOR­MIR!”.

FO­TOS: JOSÉ TOLOMEI Y CO­MI­TÉ OR­GA­NI­ZA­DOR BUE­NOS AI­RES 2018. AGRA­DE­CI­MIEN­TO: JI­ME­NA LOUZAO.

MAR­TI­NA ARMANZAQUI TUR PENTATLÓN MO­DERNO No vi­ve en el Ce­nard, pe­ro en­tre­na allí todos los días, in­clu­si­ve los sá­ba­dos. La na­ta­ción, el es­gri­ma, el ti­ro y el run­ning le exi­gen mu­cho tra­ba­jo pa­ra es­tar a la al­tu­ra.

MI­LA­GROS CA­LI TAEKWONDO Es par­te de un equi­po de tres, que se com­ple­ta con dos va­ro­nes. Ase­gu­ra que en­tre­nar con ellos le po­ne la va­ra muy al­ta y lo­gra su­pe­rar­los.

BREN­DA CHURÍN Y DEL­FI­NA VI­LLAR BEACH VOLEY La pri­me­ra es de la Pla­ta e hi­ja del en­tre­na­dor Pa­blo, la se­gun­da es de la ciu­dad de Cór­do­ba.

AGUS­TI­NA ROTH BMX Es oriun­da de Bahía Blan­ca y fue siem­pre has­ta el día de hoy la úni­ca mu­jer que prac­ti­có esa dis­ci­pli­na.

LIN­DA MA­CHU­CA LU­CHA Em­pe­zó con pa­tín ca­rre­ra, pe­ro gra­cias a su mus­cu­la­tu­ra y fuer­za le ofre­cie­ron com­pe­tir en es­ta dis­ci­pli­na en la que ter­mi­nó des­ta­cán­do­se a ni­vel in­ter­na­cio­nal.

EL PA­SE. La pul­se­ra pa­ra asis­tir a los Jue­gos pue­de con­se­guir­se de ma­ne­ra gra­tui­ta en la pá­gi­na ofi­cial: www. bue­no­sai­res2018.com

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.