Dul­ces... di­vi­na ten­ta­ción 1ra. Par­te

Mia - - CALIDAD DE NUTRICIÓN - Por la Dra. So­nia Spi­ner *

Mu­chas per­so­nas sien­ten la ne­ce­si­dad de con­su­mir ali­men­tos ri­cos en azú­ca­res sim­ples, a ve­ces por cos­tum­bre, o qui­zás por­que brin­dan un ma­yor apor­te de ener­gía al or­ga­nis­mo, lo cual pue­den com­pli­car el man­te­ni­mien­to del pe­so e in­clu­so per­ju­di­car su des­cen­so.

Lo im­por­tan­te a te­ner en cuen­ta es que es­tas per­so­nas tie­nen di­fi­cul­ta­des con el ma­ne­jo de la por­ción, por ello es ne­ce­sa­rio iden­ti­fi­car cuá­les son los ali­men­tos de ries­go pa­ra ca­da uno, y cuá­les son más fá­ci­les de con­tro­lar. Por­que cuan­do se es­tá rea­li­zan­do un plan ali­men­ta­rio pa­ra ba­jar de pe­so no tie­ne por qué re­la­cio­nar­se con un pen­sa­mien­to res­tric­ti­vo (ali­men­tos prohi­bi­dos ) ya que es­tá de­mos­tra­do que aque­llo que es con­si­de­ra­do prohi­bi­do –co­mo los dul­ces– dis­pa­ra una res­pues­ta con­tra­ria a la desea­da, e im­pi­de que el plan pue­da ser sos­te­ni­do en el tiem­po y por lo tan­to no re­sul­te exi­to­so. La me­jor pro­pues­ta es in­cluir a esos ali­men­tos co­mo un “gus­ti­to “, pla­ni­fi­car­los y con­su­mir­los con mo­de­ra­ción. Pa­ra ello hay que te­ner en cuen­ta: Co­mer des­pa­cio y sa­bo­rear la co­mi­da Con­su­mir­los sin cul­pa Se­lec­cio­nar­los Pla­ni­fi­car pre­via­men­te qué co­me­rá, en dón­de y cuán­do Cuidar la por­ción Tam­bién pue­den pro­gra­mar­se se­ma­nal­men­te, por ejem­plo: co­mer un cho­co­la­te de pos­tre o una por­ción de tor­ta en un cum­plea­ños

De­ben sa­ber que el con­su­mo de dul­ces en ex­ce­so es un há­bi­to po­co sa­lu­da­ble, más allá del que tie­ne o no so­bre­pe­so, de­bi­do a que pue­den pro­du­cir: Au­men­to de pe­so. Au­men­to de los ni­ve­les de Tri­gli­cé­ri­dos, que son un ti­po per­ju­di­cial de gra­sas en la san­gre (Hi­per­tri­gli­ce­ri­de­mia).

Au­men­to de los ni­ve­les de azú­car (glu­ce­mia) en san­gre (Hi­per­glu­ce­mia).

La can­ti­dad de ve­ces que pue­den in­cluir­los por se­ma­na de­pen­de­rá, por su­pues­to, del pe­so de ca­da per­so­na. Se re­co­mien­da en­tre 3 y 5 ve­ces por se­ma­na.

* Mé­di­ca nu­tri­cio­nis­ta

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.