Uni­ver­si­da­des in­ter­co­nec­ta­das

Mia - - CALIDAD DE EDUCACIÓN -

Las re­desd aca­dé­mi­cas,d o re­desd ded edu­ca­ciónd e in­ves­ti­ga­ción (NREN,NREN se­gún su si­gla en in­glés) exis­ten en todo el mun­do y fo­men­tan un com­por­ta­mien­to proac­ti­vo en el uso de las nue­vas tec­no­lo­gías de la in­for­ma­ción y la co­mu­ni­ca­ción. Son ver­da­de­ros am­bien­tes co­la­bo­ra­ti­vos en­tre las ins­ti­tu­cio­nes uni­ver­si­ta­rias.

Aho­ra, en Ar­gen­ti­na, el sis­te­ma uni­ver­si­ta­rio cuen­ta con la RIU -Red de In­ter­co­ne­xión Uni­ver­si­ta­ria-, la pla­ta­for­ma tec­no­ló­gi­ca que in­ter­co­nec­ta las uni­ver­si­da­des na­cio­na­les y les brin­da la po­si­bi­li­dad de dis­po­ner de apli­ca­cio­nes y ser­vi­cios avan­za­dos.

Es fun­da­men­tal en­ten­der que las ne­ce­si­da­des del sis­te­ma de edu­ca­ción su­pe­rior y de in­ves­ti­ga­ción no son las mis­mas que las de otro ti­po de usua­rios de In­ter­net. La ca­li­dad del ser­vi­cio pa­ra uti­li­zar apli­ca­cio­nes en tiem­po real es par­te de los re­que­ri­mien­tos fun­da­men­ta­les de las ins­ti­tu­cio­nes uni­ver­si­ta­rias pa­ra po­der rea­li­zar, por ejem­plo, vi­deo­con­fe­ren­cias de al­ta ca­li­dad, ma­ne­jo re­mo­to de ins­tru­men­tos, vi­sua­li­za­ción re­mo­ta y otras ac­ti­vi­da­des que se lle­van a ca­bo en las uni­ver­si­da­des.

Con in­ter­net y es­tas re­des de in­ter­co­ne­xión, la in­ves­ti­ga­ción cien­tí­fi­ca tam­bién se ve be­ne­fi­cia­da ya que lo usual es que se reali­cen en­tre gru­pos de dis­tin­tas ins­ti­tu­cio­nes, in­clu­so del ex­te­rior, con lo cual el uso de re­des y he­rra­mien­tas tec­no­ló­gi­cas in­cre­men­ta la po­ten­cia­li­dad.

Por otra par­te, en los úl­ti­mos tiem­pos se ha afian­za­do la edu­ca­ción su­pe­rior a dis­tan­cia me­dian­te cam­pus vir­tua­les y gracias a las ca­pa­ci­da­des que brin­dan las re­des aca­dé­mi­cas se abre no so­lo la po­si­bi­li­dad de to­mar cla­ses a dis­tan­cia sino tam­bién de rea­li­zar eva­lua­cio­nes con ju­ra­dos re­mo­tos o ac­ti­vi­da­des que en al­gu­nas uni­ver­si­da­des se lle­van a ca­bo dia­ria­men­te.

En Ar­gen­ti­na, la­men­ta­ble­men­te, la in­fra­es­truc­tu­ra de te­le­co­mu­ni­ca­cio­nes es muy he­te­ro­gé­nea. Las zo­nas cen­tra­les y más po­bla­das del país tie­nen una ofer­ta bue­na y di­ver­sa con cos­tos si­mi­la­res a otros paí­ses de la re­gión; sin em­bar­go, a me­di­da que uno se ale­ja de esa re­gión cen­tral, las di­fi­cul­ta­des ccre­cen y los cos­tos de co­nec­ti­vi­dad son mu­cho ma­yo­res. “Es­ta si­tua­ción ppro­du­ce una bre­cha que se ha ido agran­dan­do con los años. Las re­des acad­dé­mi­cas co­mo la Red de In­ter­co­ne­xión Uni­ver­si­ta­ria co­la­bo­ran en achi­car esa bre­cha y en "eli­mi­nar las dis­tan­cias", pues las ins­ti­tu­cio­nes más ale­ja­das pue­den co­nec­tar­se e in­ter­ac­tuar con el res­to a tra­vés del uso de las tec­no­lo­gías de la in­for­ma­ción y la co­mu­ni­ca­ción. El be­ne­fi­cio de es­te ti­po de re­des es po­der unir el es­fuer­zo de las uni­ver­si­da­des y lo­grar en­tre to­das una bue­na co­nec­ti­vi­dad, que per­mi­ta apro­ve­char el avan­ce de las tec­no­lo­gías. Ade­más, las re­des aca­dé­mi­cas pro­mue­ven el es­pí­ri­tu co­la­bo­ra­ti­vo en­tre las ins­ti­tu­cio­nes que la com­par­ten y ge­ne­ran un in­ter­cam­bio de ex­pe­rien­cias muy en­ri­que­ce­dor en­tre to­dos los pun­tos del país”, di­ce Eduar­do Del Va­lle, Pre­si­den­te de la Aso­cia­ción de Re­des de In­ter­co­ne­xión Uni­ver­si­ta­ria y Rec­tor de la Uni­ver­si­dad Na­cio­nal del Nor­des­te.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.