Có­mo en­se­ñar­les a los hi­jos el va­lor del di­ne­ro

Có­mo en­se­ñar­le a nues­tros hi­jos el va­lor del di­ne­ro y que se­pan lo que cues­ta ga­nar­lo

Mia - - SUMARIO - por Fer­nan­da Bo­la­gay* *Di­rec­to­ra de Finanzas In­te­gra­les @Fer­nan­da Bo­la­gay Fi­nan­za­sIn­te­gra­les.com.ar

Al­gu­na vez te pre­gun­tas­te: ¿ qué hu­bie­ra pa­sa­do si des­de ni­ños nos hu­bie­ran en­se­ña­do có­mo ma­ne­jar nues­tras finanzas?, ¿ se­ría di­fe­ren­te nues­tra re­la­ción con el di­ne­ro en la adul­tez?

La res­pues­ta a es­tas pre­gun­tas es afir­ma­ti­va. En la ni­ñez es don­de se for­man mu­chos de nues­tros pa­tro­nes de com­por­ta­mien­to, tan­to emo­cio­na­les co­mo eco­nó­mi­cos. De allí la a im­por­tan­cia de edu­car r a nues­tros hi­jos en el l te­ma del di­ne­ro. El tra- ba­jo em­pie­za en casa. Es s fun­da­men­tal sem­brar­les s la idea de que las co­sas s no son gra­tis y que todo o se ad­quie­re a tra­vés de e un cam­bio de bi­lle­tes.

Co­mo con­se­jo les voy a pe­dir que cui­den mu­cho el vo­ca­bu­la­rio con sus hi­jos, ya que si usa­mos fra­ses co­mo: “se ga­nó la pla­ta a ¨ ba­se de es­fuer­zo”, “es fru­to del sa­cri­fi­cio de tus pa­dres”, exis­te una car­ga ne­ga­ti­va en el men­sa­je, que, in­cons­cien­te­men­te, les es­ta­re­mos trans­mi­tien­do.

¿ Có­mo evi­tar un ca­pri­cho de tu hi­jo?

Re­cuer­do un ca­so: un ami­go es­ta­ba de va­ca­cio­nes y, pa­ra evi­tar com­prar­le to­dos los ca­pri­chos a su hi­ja de 5 años, le di­jo que no te­nía di­ne­ro. Su hi­ja le res­pon­dió: “Da­le la tar­je­ta de plás­ti­co que mos­trás en to­dos la­dos y te dan co­sas”. Ha­blar­les con la ver­dad ayu­da a en­se­ñar­les que to­dos los ju­gue­tes que tie­nen en casa o co­sas en la es­cue­la se pa­gan con di­ne­ro y que és­te se ob­tie­ne a cam­bio del tra­ba­jo de sus pa­dres.

En­se­ñar a tra­vés de jue­gos

Co­mo los ni­ños apren­den ju­gan­do, te in­vi­to a que le pro­pon­gas a tu hi­jo un jue­go. Pe­di­le que re­cor­te todo lo que pien­sa que se com­pra con di­ne­ro, ob­ser­va qué fi­gu­ras eli­je. Una vez que ha­ya rea­li­za­do un cco­lla­ge, pe­di­le que men­cio­ne qquién com­pró ca­da co­sa y que te ddi­ga - por ejem­plo- có­mo fue que ppa­pá pu­do com­prar el ju­gue­te. SSi la res­pues­ta es: “tra­ba­jan­do”, lla mi­sión se ha cum­pli­do y el va­llor del di­ne­ro ha que­da­do en su mmen­te de una for­ma di­ver­ti­da. Pa­la­bras claves so­bre el di­ne­ro, que los chi­cos de­ben sa­ber

TRA­BA­JO: Ac­ti­vi­dad que rea­li­za­mos pa­ra ge­ne­rar di­ne­ro.

DI­NE­RO: Bi­lle­tes, mo­ne­das que se en­tre­gan pa­ra ob­te­ner lo que ne­ce­si­ta­mos. NE­CE­SI­DA­DES: NE­CE­SI­DA­DES Co­sa­sC que son im­por­tan­tes co­mo: la co­mi­da o que nos ha­cen sen­tir bien, co­mo los ju­gue­tes.

Si los ni­ños en­tien­den es­tas pa­la­bras y el con­cep­to de que el di­ne­ro se ob­tie­ne tra­ba­jan­do, ha­brán apren­di­do su va­lor y la idea de que las co­sas no son gra­tui­tas.

La edu­ca­ción fi­nan­cie­ra es res­pon­sa­bi­li­dad de to­dos, mien­tras más ni­ños to­men con­cien­cia, for­ma­re­mos más jó­ve­nes y adul­tos con ha­bi­li­da­des pa­ra ma­ne­jar­se li­bres fi­nan­cie­ra­men­te.

Te de­seo Bue­nas Finanzas!!!

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.