La in­te­li­gen­cia emo­cio­nal y la SA­LUD

Mia - - CALIDAD DE VIDA - Por el Dr. Adrián Jaime*

Cuan­do ha­bla­mos de fe­li­ci­dad y éxi­to en la vi­da, la in­te­li­gen­cia emo­cio­nal (IE) es tan im­por­tan­te co­mo el coe­fi­cien­te in­te­lec­tual (CI). La in­te­li­gen­cia emo­cio­nal nos ayu­da a cons­truir re­la­cio­nes más fuer­tes, te­ner éxi­to en el ám­bi­to laboral y lo­grar nues­tras me­tas, tan­to pro­fe­sio­na­les co­mo per­so­na­les.

La in­te­li­gen­cia emo­cio­nal (IE) es la ca­pa­ci­dad de iden­ti­fi­car, uti­li­zar, com­pren­der y ma­ne­jar las emo­cio­nes de ma­ne­ras po­si­ti­vas pa­ra ali­viar el es­trés, co­mu­ni­car­nos de ma­ne­ra más efi­caz, sen­tir em­pa­tía por el otro, su­pe­rar los desafíos y cal­mar los con­flic­tos. Tie­ne un im­pac­to en di­ver­sos as­pec­tos de nues­tra vi­da co­ti­dia­na. Por ejem­plo, en la ma­ne­ra en que nos com­por­ta­mos y que in­ter­ac­tua­mos con los de­más.

Si po­sees una in­te­li­gen­cia emo­cio­nal ele­va­da, sos ca­paz de re­co­no­cer tu pro­pio es­ta­do emo­cio­nal y los del res­to y re­la­cio­nar­te con ellos de ma­ne­ra que se sien­tan atraí­dos ha­cia ti. Po­dés uti­li­zar es­ta com­pren­sión de las emo­cio­nes pa­ra re­la­cio­nar­te me­jor con otras per­so­nas, pa­ra for­jar re­la­cio­nes más sa­nas, pa­ra al­can­zar ma­yor éxi­to laboral y pa­ra lle­var una vi­da más ple­na. La in­te­li­gen­cia emo­cio­nal se com­po­ne de 4 atri­bu­tos:

Con­cien­cia de uno mis­mo.

tra­ta del re­co­no­ci­mien­to de las pro­pias emo­cio­nes y la ma­ne­ra en la que afec­tan los pen­sa­mien­tos y com­por­ta­mien­to. Sig­ni­fi­ca co­no­cer las pro­pias for­ta­le­zas y de­bi­li­da­des y po­seer con­fian­za en uno mis­mo.

Au­to­ma­ne­jo. Es el con­trol de los sen­ti­mien­tos y com­por­ta­mien­tos im­pul­si­vos ma­ne­jan­do las emo­cio­nes de una for­ma sa­lu­da­ble.

Con­cien­cia so­cial. Te­ner la ca­pa­ci­dad de en­ten­der las emo­cio­nes, ne­ce­si­da­des y preo­cu­pa­cio­nes de otras per­so­nas.

Ma­ne­jo de las re­la­cio­nes. Sa­bés có­mo desa­rro­llar y man­te­ner bue­nas re­la­cio­nes, co­mu­ni­cán­do­te cla­ra­men­te, ins­pi­ran­do e in­fluen­cian­do a los de­más.

*Mé­di­co or­to­mo­le­cu­lar y Di­rec­tor de Me­di­cal Cen­ter Der­moes­té­ti­ca & Antiaging

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.