¡Con los ni­ños no!

Pa­re­mos la VIO­LEN­CIA FA­MI­LIAR

Mia - - CALIDAD DE VIDA - Por Ale­xan­dra Zim­mer

La Ofi­ci­na es­pe­cial de la Cor­te Su­pre­ma de Jus­ti­cia y las lí­neas gra­tui­tas 137 y 144 tie­nen todo lo ne­ce­sa­rio pa­ra que tan­to víc­ti­mas co­mo tes­ti­gos ar­men una red que im­pi­da que ha­ya más Pris­ci­las o Lu­cia­nas, ni­ñas y ni­ños gol­pea­dos has­ta la muer­te por sus pro­pias fa­mi­lias

Las muer­tes vio­len­tas de Pris­ci­la Lafuente, de 7 años, y Lu­cia­na Ro­dri­guez, de 3 años nos de­be po­ner a to­dos en aler­ta. No son tí­pi­cos ca­sos po­li­cia­les de in­se­gu­ri­dad sino sín­to­mas ter­mi­na­les de una vio­len­cia ma­ca­bra, escondida en­tre la­zos que se su­po­nen afec­ti­vos y que ha­cen más di­fí­cil su erra­di­ca­ción. Son la mues­tra más ca­bal de una pa­to­lo­gía so­cial y quie­nes no la pa­de­cen no pue­den ni de­ben mi­rar ha­cia otro la­do, es­pe­cial­men­te cuan­do las víc­ti­mas son ni­ños: con los chi­cos ¡no! Es de­ber de to­dos de­nun­ciar la vio­len­cia do­més­ti­ca, tan­to si se su­fre co­mo si apa­re­ce a nues­tro al­re­de­dor. No se pue­de ser un es­pec­ta­dor pa­si­vo. No se de­be.

La Cor­te Su­pre­ma de Jus­ti­cia de la Na­ción creó, en 2006, la Ofi­ci­na de Vio­len­cia Do­més­ti­ca (OVD) con el ob­je­ti­vo de fa­ci­li­tar el ac­ce­so a la Jus­ti­cia de las per­so­nas que, afec­ta­das por he­chos de vio­len­cia do­més­ti­ca, se en­cuen­tran en si­tua­ción de es­pe­cial vul­ne­ra­bi­li­dad. To­dos los días del año, las 24 ho­ras, la OVD tra­ba­ja de ma­ne­ra in­ter­dis­ci­pli­na­ria ayu­dan­do a que to­dos ten­gan un lu­gar don­de am­pa­rar­se. Por otra par­te, tam­bién brin­da un ser­vi­cio a quie­nes in­te­gran los juz­ga­dos pro­ve­yén­do­les los re­cur­sos ne­ce­sa­rios pa­ra ejer­cer ple­na­men­te su la­bor ju­ris­dic­cio­nal.

To­dos los días, la OVD re­ci­be pre­sen­ta­cio­nes es­pon­tá­neas de per­so­nas que se acer­can a la ins­ti­tu­ción bus­can­do in­for­ma­ción y orien­ta­ción. Tam­bién atien­den ca­sos de vio­len­cia do­més­ti­ca de­ri­va­dos de co­mi­sa­rías, hos­pi­ta­les y ONGs de la Ciu­dad de Bue­nos Ai­res. Des­de su crea­ción, la Cor­te tu­vo co­mo ob­je­ti­vo ar­ti­cu­lar ac­cio­nes con los po­de­res ju­di­cia­les pro­vin­cia­les pa­ra tra­ba­jar la pro­ble­má­ti­ca de la vio­len­cia fa­mi­liar en for­ma in­te­gral. En esa lí­nea, el má­xi­mo tri­bu­nal ha fir­ma­do con­ve­nios de coope­ra­ción con las 23 Cor­tes y Su­pe­rio­res Tri­bu­na­les de Jus­ti­cia pro­vin­cia­les.

En la ac­tua­li­dad, la OVD es un mo­de­lo a se­guir pa­ra que otros tri­bu­na­les, den­tro del ám­bi­to de la Jus­ti­cia ar­gen­ti­na, lo adop­ten, lo per­fec­cio­nen y lo re­pli­quen. Los su­pe­rio­res tri­bu­na­les pro­vin­cia­les de Tucumán, San­tia­go del Es­te­ro, Sal­ta y San­ta Cruz ya cuen­tan con sus pro­pias ofi­ci­nas de vio­len­cia do­més­ti­ca.

La OVD ha sus­crip­to con­ve­nios de coope­ra­ción con otras ins­ti­tu­cio­nes pa­ra op­ti­mi­zar los re­cur­sos uti­li­za­dos. Se en­cuen­tran vi­gen­tes acuer­dos rea­li­za­za­dos con el Mi­nis­te­rio de Se­gu­ri­dad de la Na­ción con el fin de ca­pa­ci­tar a las fuer­zas dde se­gu­ri­dad en todo el país. SSe han es­ta­ble­ci­do alian­zas de tra­ba­jo con el Go­bierno de la Ciu­dad de Bue­nos Ai­res, el Mi­nis­te­rio Pú­bli­co de la De­fen­sa de la Na­ción, Pro­cu­ra­ción Ge­ne­ral de la Na­ción y el Mi­nis­te­rio Pú­bli­co Fis­cal de la Ciu­dad de Bue­nos Ai­res. Di­chos acuer­dos han per­mi­ti­do es­ta­ble­cer una red ar­ti­cu­la­da que me­jo­ra el ac­ce­so a las ins­ti­tu­cio­nes que de­ben in­ter­ve­nir en es­tos ca­sos.

La ne­ce­si­dad de crear la OVD sur­gió, en pri­mer lu­gar, del re­que­ri­mien­to de jue­zas y jue­ces del fue­ro ci­vil con com­pe­ten­cia en asun­tos de fa­mi­lia, a fin de con­tar con las he­rra­mien­tas ne­ce­sa­rias pa­ra to­mar la de­ci­sión de adop­tar me­di­das cau­te­la­res de pro­tec­ción en un bre­ve pla­zo. En se­gun­do lu­gar, de la preo­cu­pa­ción ge­ne­ra­da por la de­tec­ción del su­bre­gis­tro de los ca­sos de vio­len­cia do­més­ti­ca en la jus­ti­cia ci­vil y pe­nal. En­tre los ser­vi­cios que ofre­ce es­tán los de re­ci­bir las de­nun­cias de víc­ti­mas o tes­ti­gos a fin de ela­bo­rar un in­for­me de ries­go, la­brar las ac­tas co­rres­pon­dien­tes y dis­po­ner la rea­li­za­ción de los exá­me­nes mé­di­cos que sean ne­ce­sa­rios; in­di­car los cur­sos de ac­ción po­si­bles se­gún el con­flic­to re­la­ta­do y efec­tuar en ca­da ca­so las de­ri­va­cio­nes que ha­gan fal­ta, ade­más de rea­li­zar el se­gui­mien­to de las mis­mas a tra­vés de los in­for­mes que pro­por­cio­nan las de­pen­den­cias ju­di­cia­les.

Rá­pi­do y efi­caz

La eva­lua­ción de la si­tua­ción de ries­go per­mi­te to­mar una de­ci­sión in­me­dia­ta. Una vez re­ci­bi­do el re­la­to de la per­so­na afec­ta­da, la ofi­ci­na pro­ce­de a rea­li­zar el in­for­me de ries­go que se efec­túa en un tiem­po es­ti­ma­ti­vo de dos ho­ras y es­tá a car­go de pro­fe­sio­na­les de las áreas del de­re­cho, la me­di­ci­na, la psi­co­lo­gía y el tra­ba­jo so­cial. El in­for­me per­mi­te eva­luar el ries­go al que es­tá ex­pues­ta la per­so­na, en el mo­men­to en que rea­li­za la de­nun­cia.

De es­te mo­do, en una úni­ca en­tre­vis­ta, se la­bra el ac­ta que da ini­cio a un pro­ce­so ju­di­cial (ci­vil y/o pe­nal), se eva­lúa la si­tua­ción de ries­go, se cons­ta­tan las le­sio­nes cor­po­ra­les, se con­fec­cio­ne el co­rres­pon­dien­te in­for­me mé­di­co y se brin­da to­da la in­for­ma­ción exis­ten­te res­pec­to de la si­tua­ción. Lue­go de con­fec­cio­na­do el in­for­me, se pro­ce­de a la de­ri­va­ción co­rres­pon­dien­te tan­to ju­di­cial co­mo no ju­di­cial.

Asi­mis­mo, la di­ná­mi­ca del tra­ba­jo di­se­ña­da per­mi­te ob­ser­var el fun­cio­na­mien­to de los re­cur­sos gu­ber­na­men­ta­les y el tra­ta­mien­to de los ca­sos por par­te del Po­der Ju­di­cial y po­si­bi­li­ta la ela­bo­ra­ción de es­ta­dís­ti­cas com­ple­tas en el ám­bi­to de la Ciu­dad de Bue­nos Ai­res.

Ho­ra­rio: las 24 ho­ras del día to­dos los días del año (fi­nes de se­ma­na y fe­ria­dos in­clui­dos) Di­rec­ción: La­va­lle 1250 PB, Ca­ba Te­lé­fo­nos: (011) 4123-4510 al 4514 Co­rreo elec­tró­ni­co: ovd@csjn.gov.ar

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.