¿ Sa­bés di­ri­gir tu pro­pia VI­DA?

Ave­ri­guá si sos dis­ci­pli­na­da y pla­ni­fi­cás tus ob­je­ti­vos, tan­to ro­mán­ti­cos co­mo pro­fe­sio­na­les; o bien, si sos im­pe­tuo­sa y te de­jás lle­var por el pre­sen­te

Mia - - CALIDAD DE VIDA -

1. De­ci­dís qué vas a po­ner­te pa­ra ir a tra­ba­jar... a) Cin­co mi­nu­tos an­tes de sa­lir de casa b) La no­che an­te­rior. Ade­más plan­chás y pre­pa­rás la ro­pa ele­gi­da. c) La mis­ma ma­ña­na pe­ro con tiem­po su­fi­cien­te co­mo pa­ra dar vuel­tas y pro­bar dis­tin­tos ac­ce­so­rios

2. ¿En qué es­ta­do es­tán los ca­jo­nes de tu ro­pa in­te­rior? a) Un ver­da­de­ro re­vol­ti­jo. b) Ra­zo­na­ble­men­te or­de­na­dos. Cuan­do ame­na­za el caos, re­or­ga­ni­zás. c) Una per­fec­ción. Ca­da co­sa en su lu­gar y cu­bier­ta en bol­si­tas con la­van­da.

3. Lo que más apre­cian en vos tus com­pa­ñe­ros se­xua­les es tu ... a) Es­pon­ta­nei­dad, es­pí­ri­tu. b) Ter­nu­ra, res­pon­sa­bi­li­dad. c) Téc­ni­ca. Sa­bés có­mo com­pla­cer a un hom­bre.

4. Cuan­do co­no­cés a un hom­bre atrac­ti­vo, al se­gun­do en­cuen­tro, es­tás... a) En la ca­ma, ¡por su­pues­to! b) Tra­tan­do de des­cu­brir todo lo que pue­das so­bre él. Te preo­cu­pa ave­ri­guar si es una per­so­na ge­nui­na o un Don Juan. c) A los be­sos y ca­ri­cias, pe­ro te preo­cu­pás de no ir más le­jos. Ne­ce­si­tás co­no­cer­lo me­jor, an­tes de te­ner re­la­cio­nes se­xua­les.

5. ¿Có­mo te sen­tís cuan­do tus ami­gos caen por tu casa sin avi­sar? a) Los de­tes­tás. No te gus­tan las vi­si­tas ines­pe­ra­das. b) De­pen­de. Pre­fe­rís que te avi­sen, pe­ro siem­pre te­nés tiem­po de dis­fru­tar de un vie­jo y que­ri­do ami­go. c) Te di­vier­te, las vi­si­tas sor­pre­si­vas te pa­re­cen cá­li­das y na­tu­ra­les.

6. Te en­car­gan un tra­ba­jo y el pla­zo pa­ra pre­sen­tar­lo es de cua­tro se­ma­nas a) Es­pe­rás has­ta úl­ti­mo mo­men­to. b) Te po­nés a tra­ba­jar in­me­dia­ta­men­te y lo ter­mi­nás dos se­ma­nas an­tes. c) Tra­ba­jás or­ga­ni­za­da­men­te, com­ple­tan­do tu ta­rea con tran­qui­li­dad.

7. ¿Có­mo es tu ac­ti­tud en laa ofi­ci­na? a) Te per­mi­tís al­gu­nas char­las s con com­pa­ñe­ros, pe­ro tra­tás s de li­mi­tar el “re­creo”. b) Tra­ba­jás sin res­pi­ro. ¡Pa­ra eso te pa­gan! c) De tan­to en tan­to, te pa­sás el día con­ver­san­do con n tus com­pa­ñe­ras

8. Pa­gás tus facturas a) El pri­me­ro de ca­da mes. b) Des­pués del se­gun­do o ter­cer avi­so, an­tes de que te cor­ten el ser­vi­cio. c) A ve­ces te atra­sás, pe­ro no muy a me­nu­do.

9. Ahorrás di­ne­ro cuan­do... a) Re­ci­bís una su­ma ex­tra. b) Prác­ti­ca­men­te, an­tes de ga­nar­lo.

c) Siem­pre que tus in­gre­sos te lo per­mi­tan per­mi­tan, pe­ro a me­nos que ten­gas gas­tos muy gran­des, te las arre­glás pa­ra aho­rrar al­go.

10. Te de­fi­ni­rías co­mo... a) Una con­su­mi­do­ra in­te­li­gen­te. Te fi­jás bien an­tes de com­prar. b) Una com­pra­do­ra im­pul­si­va. Te ten­tás fá­cil­men­te. c) Cui­da­do­sa pa­ra ad­qui­rir ca­li­dad y pre­cio. Pe­ro a ve­ces, te per­mi­tís un ex­ce­so.

11. ¿Qué idea te­nés de vos mis­ma pa­ra den­tro de cin­co años? a) Ha­ber lle­ga­do a la me­ta que te

pro­pu­sis­te. pro­pu­sis­te b) Nin­gu­na. Es­tás muy in­mer­sa en el ma­ra­vi­llo­so pre­sen­te co­mo pa­ra pen­sar en el fu­tu­ro. c) Te­nés idea de có­mo te gus­ta­ría pro­gre­sar, pe­ro no te arries­gás a pre­de­cir con tan­ta an­ti­ci­pa­ción.

12. Sos... a) La pri­me­ra o úni­ca hi­ja. b) La hi­ja del me­dio. c) La “ne­na” de la fa­mi­lia.

13. En la es­cue­la fuis­te... a) Al­go in­cons­tan­te, con bue­nas no­tas pe pe­ro los mu­cha­chos te­nían pr prio­ri­dad so­bre los li­bros. b) Bue­na, cuan­do es­ta­bas in­tere­sa­da yu y un desas­tre, cuan­do te abu­rrías. c) Siem­pre res­pon­sa­ble.

14 ¿Có­mo ca­rac­te­ri­za­rías a tu ma­ma­má? a) C Ca­paz, se­gu­ra y muy cá­li­da. b) U Una mu­jer or­ga­ni­za­da y al­go se­ve se­ve­ra. c) U Un en­can­to, pe­ro le de­ja­ba las de­ci de­ci­sio­nes a tu pa­pá.

15. Un af­fai­re con un hom­bre ca­sa­do es... a) U Un gran error. b) Al Al­go que de­be­rías evi­tar pe­ro a ve­ces te tien­ta. c) Una de­bi­li­dad de­li­cio­sa si el se­ñor es muy atrac­ti­vo.

16. En una ci­ru­gía me­nor te­nés que ele­gir en­tre anes­te­sia lo­cal o to­tal. Pre­fe­rís... a) Es­tar des­pier­ta. b) Com­ple­ta­men­te in­cons­cien­te. c) De­pen­de de lo des­agra­da­ble o no que te pa­rez­ca la ope­ra­ción.

17. Tus há­bi­tos de sa­lud son... a) Ca­sua­les. No te atrae la ex­ce­si­va aten­ción en la sa­lud. b) Vi­gi­lan­te. Prac­ti­cás gim­na­sia, to­más vi­ta­mi­nas y te ha­cés che­queos re­gu­la­res. c) Ra­zo­na­ble­men­te cui­da­do­sa, aun­que a ve­ces te de­jás es­tar. Vas al mé­di­co cuan­do te­nés un pro­ble­ma con­cre­to.

18. En el tra­ba­jo a) Pla­ni cás ca­da pa­so con cui­da­do pa­ra es­ca­lar po­si­cio­nes. b) Sos exi­ble, sa­bés adón­de apun­tás y te preo­cu­pa me­jo­rar tu ca­pa­ci­dad. c) Sos re­la­ja­da. Te gus­ta lo que ha­cés y con ás en que el fu­tu­ro te brin­da­rá bue­nas opor­tu­ni­da­des.

19. Las va­ca­cio­nes per­fec­tas son… a) En una exó­ti­ca pla­ya tro­pi­cal, sin ho­ra­rios ni obli­ga­cio­nes. b) Tiem­po li­bre pe­ro con ac­ti­vi­da­des: ju­gar te­nis, ha­cer pi­la­tes, etc. c) Un equi­li­brio en­tre las dos po­si­bi­li­da­des an­te­rio­res.

20. Te en­con­trás con un hom­bre… a) Pa­ra pa­sar­lo bien, te­ner com­pa­ñía, se­xo. b) Pen­san­do en ar­mar una pa­re­ja. c) Pa­ra dis­fru­tar, pe­ro no es in­mu­ne a la ten­ta­ción del ver­da­de­ro amor.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.