PAZ IN­TE­RIOR pa­ra es­te nue­vo año

Ba­sa­do en los co­no­ci­mien­tos de Sri Sri Ra­vi Shan­kar Fun­da­dor de El Ar­te de Vi­vir

Mia - - CALIDAD DE EDUCACIÓN - por Bea­triz V. Go­yoa­ga*

Ca­da año nos desea­mos fe­li­ci­dad, pros­pe­ri­dad y paz, pe­ro só­lo unos po­cos con­si­guen es­tar en paz…

Es­tos son al­gu­nos pa­sos pa­ra fa­ci­li­tar la ru­ta ha­cia la tan ne­ce­si­ta­da paz:

1. To­ma tiem­po pa­ra ti mis­mo

2. Re­co­no­ce la im­per­ma­nen­cia de todo

A me­nu­do nos atra­pan las ac­ti­vi­da­des co­ti­dia­nas o sim­ple­men­te jun­ta­mos más y más in­for­ma­ción en li­bros, me­dios, TV, y no nos to­ma­mos un tiem­po pa­ra pen­sar y re­fle­xio­nar. Es­ta vi­da te ago­bia y can­sa .

Unos mi­nu­tos dia­rios con­ti­go mis­mo, pue­den brin­dar­te un gran re­lax y un gran ac­ce­so a la fuen­te de la crea­ti­vi­dad. El si­len­cio sa­na y re­ju­ve­ne­ce y te otor­ga tam­bién pro­fun­di­dad y es­ta­bi­li­dad.

Du­ran­te el día, sién­ta­te por unos po­cos mi­nu­tos con los ojos ce­rra­dos y pe­ne­tra en el si­len­cio de

Si te to­mas un tiem­po pa­ra tí mis­mo, me­jo­ra­rá vi­si­ble­men­te la ca­li­dad de tu vi­da.

Mi­ra la im­per­ma­nen­cia de es­ta vi­da. Todo, ab­so­lu­ta men­te­ta­men­te todo, es­tá en con­ti­nuo cam­bio.

Millones de años han pa­sa­do y millones más ven­drán y todo si­gue cam­bian­do. Na­da es per­ma­nen­te.

En es­te con­tex­to tan am­plio y uni­ver­sal nues­tra vi­da no es ni si­quie­ra una go­ta en el océano!

Pre­gún­ta­te: “¿Quién soy? ¿Por qué es­toy ene es­te pla­ne­ta? ¿Cuán­ta vi­da ten­dré? A dón­ded va­mos des­pués? “

Si co­mien­zas con es­ta ac­ti­tud de a po­co to­mast con­cien­cia y de­jas de preo­cu­par­te por las co­sas pe­que­ñas y po­drás tam­bién vi­vir ca­da mo­men­to con in­ten­si­dad.

Cuan­do ves la vi­da en un con­tex­to ma­yor,y la ca­li­dad de vi­da me­jo­ra.

3. Sé ama­ble y útil con otros sin es­pe­rar na­da a cam­bio

Haz­te la pro­me­sa de ha­cer de es­te mun­do un me­jor lu­gar pa­ra vi­vir. Haz co­sas sin es­pe­rar na­da a cam­bio. ¡El ser­vi­cio trae con­ten­ta­mien­to a tu vi­da! Te co­nec­ta. Cuan­do ayu­das a al­guien al­truis­ta­men­te re­ci­bes bue­nas vi­bra­cio­nes.

Cuan­do eres ama­ble flo­re­ce tu ver­da­de­ra na­tu­ra­le­za que es amor y paz.

44. Ba­ja el cos­to de tu son­ri­sa

Mí­ra­te al es­pe­jo y da­te una bue­na son­ri­sa ddia­ria­men­te ¡No per­mi­tas que na­die te ro­be tu son­ri­sa! Ge­ne­ral­men­te ha­ce­mos lo con­tra­rio, da­mos nnues­tro enojo gra­tui­ta­men­te y ra­ra vez son­reí­mos, co­mo si la son­ri­sa fue­ra muy ca­ra…

¡Haz que tu son­ri­sa sea ba­ra­ta y que tu enojo sea ca­ro!

5. Me­di­ta co­mo for­ma de vi­da

Cuan­do tie­nes gran­des me­tas que cum­plir te es­tre­sas y agi­tas.

Es­to pue­de li­be­rar­se con unos po­cos mi­nu­tos de me­di­ta­ción e in­tros­pec­ción.

*Es ins­truc­to­ra de me­di­ta­ción y res­pi­ra­ción en El Ar­te de Vi­vir. Fa­ce­book: http://www.fa­ce­book.com/bea­trizv­go­yoa­ga Blog: http://bea­tri­ze­lar­te­de­vi­vir.word­press.com/

www.elar­te­de­vi­vir.org / 4553 0407

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.