Bernardo con­tes­ta en su con­sul­to­rio se­ma­nal

Un es­pa­cio se­ma­nal pa­ra re­sol­ver con­flic­tos, des­pe­jar obs­tácu­los y, fun­da­men­tal­men­te, ser es­cu­cha­dos

Mia - - SUMARIO -

¿A qué se de­be la vio­len­cia fí­si­ca? ¿Se pue­de de­tec­tar an­tes de ser víc­ti­ma de ella?

Ma­ri­cel Hay que te­ner en cuen­ta que an­tes de la agre­sión fí­si­ca lle­ga pri­me­ro la vio­len­cia ver­bal,és­ta es la an­te­sa­la de la vio­len­cia fí­si­ca que pue­de apa­re­cer en cual­quier mo­men­to,por eso no hay que acep­tar el pri­mer “ca­che­ta­zo emo­cio­nal”,no fí­si­co co­mo se cree.Es me­jor re­ti­rar­se de una re­la­ción an­tes de que lle­gue la vio­len­cia fí­si­ca. Hay que co­men­zar a po­ner lí­mi­tes al mal­tra­to,ven­ga de quien ven­ga,de­be­mos cui­dar­nos, no­so­tros so­mos el ca­pi­tal más va­lio­so que te­ne­mos y na­die me­re­ce ser las­ti­ma­do. Cuan­do nos las­ti­men o es­te­mos enoja­dos por al­gu­na agre­sión,es me­jor te­ner cal­ma y to­mar­nos tiem­po pa­ra res­pon­der.Es bueno re­cor­dar que te­ne­mos dos pa­la­bras muy im­por­tan­tes que de­be­mos apren­der a usar:“Sí y No”.Así nos va­mos a po­der li­be­rar de mu­chas re­la­cio­nes tó­xi­cas. ¿Qué lle­va a una per­so­na a to­mar la de­ci­sión de sui­ci­dar­se?

Mart­ha El sui­ci­da,en reali­dad,no quie­re ma­tar­se,na­die quie­re ma­tar­se… lo que quie­re ha­cer es ma­tar una si­tua­ción que no pue­de re­sol­ver. Den­tro de ca­da per­so­na exis­te el ins­tin­to de vi­da.Des­de del pun­to de vis­ta psi­co­ló­gi­co eva­lua­mos tres fa­ses:

✔ Cuan­do la per­so­na con­si­de­ra la po­si­bi­li­dad,es de­cir:tu­vo una idea fu­gaz.

✔ Am­bi­va­len­cia , don­de la per­so­na ya con­si­de­ró los pros y los con­tras de qui­tar­se la vi­da.Ya es­ta­mos en una fa­se de ries­go ma­yor.

✔ Cuan­do tie­nen la de­ci­sión to­ma­da. Cuan­do al­guien se qui­ta la vi­da,a mu­chos fa­mi­lia­res los in­va­de la cul­pa, pe­ro tie­nen que en­ten­der que na­die es cul­pa­ble, fue­ron si­tua­cio­nes que, la­ment able­men­te,se fue­ron dan­do. Po­dría­mos de­cir que hay cier­tos gru­pos de ries­gos que son más pro­pen­sos al sui­ci­dio,co­mo las per­so­nas con psi­co­sis o es­qui­zo­fre­nia ya que tie­nen alu­ci­na­cio­nes o de­li­rios. Al­gu­nos tie­nen alu­ci­na­cio­nes acús­ti­cas, es­cu­chan dis­tin­tos ti­pos de vo­ces,den­tro de las cua­les se en­cuen­tran las que tie­nen con­te­ni­do de muer­te,en­ton­ces el ries­go es ma­yor. Las per­so­nas in­mer­sas den­tro de las dro­gas o el al­cohol tam­bién es­tán den­tro de las es­truc­tu­ras pe­li­gro­sas. Aho­ra,no todo de­pre­si­vo se sui­ci­da,es­to es im­por­tan­te acla­rar­lo, pe­ro mu­chos de los sui­ci­das tie­nen o han pa­sa­do por de­pre­sio­nes pro­fun­das y gra­ves. De ca­da diez sui­ci­das se cal­cu­la que sie­te son va­ro­nes y tres son mu­je­res.Cuan­do una per­so­na, cons­tan­te­men­te, es­tá ex­pre­san­do que quie­re qui­tar­se la vi­da,siem­pre te­ne­mos que con­si­de­rar es­ta po­si­bi­li­dad con se­rie­dad,es fal­sa la creen­cia que si lo ex­pre­sa no va a ha­cer­lo.En ese ca­so es fun­da­men­tal bus­car una ayu­da pro­fe­sio­nal, por­que se tra­ta de un te­ma muy com­ple­jo y di­fí­cil. A tra­vés de un te­ra­pia con un mé­di­co psi­quia­tra y,en al­gu­nos ca­sos, con al­gu­na in­ter­na­ción, pue­de sa­lir ade­lan­te.

¿Por qué re­sul­ta tan di­fí­cil oír al otro?

Ele­na Por­que pa­ra oír hay que ca­llar la voz in­ter­na.No so­lo te­ne­mos que oír con los oí­dos,tam­bién con la mi­ra­da,con el cuer­po,con el es­pí­ri­tu y con el co­ra­zón.Mu­chas ve­ces es muy di­fí­cil de­jar de la­do nues­tros pro­ble­mas o ideas pa­ra es­cu­char lo que le su­ce­de al otro,pe­ro lo me­jor que po­de­mos ha­cer por los de­más,es pres­tar­le nues­tro oí­do. Las res­pues­tas de Bernardo Stamateas de­ben ser to­ma­das co­mo guías.

Ja­más re­em­pla­zan el con­se­jo pro­fe­sio­nal de cual­quier ti­po.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.