SOS al vo­lan­te

Mia - - MINIMOLDE -

Pa­ra nues­tra se­gu­ri­dad, ten­ga­mos en cuen­ta al­gu­nos con­se­jos a la ho­ra de ma­ne­jar un au­to:

Cam­biar una cu­bier­ta

Ubi­cá el vehícu­lo en un lu­gar de pi­so fir­me y ni­ve­la­do. Si ello no fue­ra po­si­ble, tra­tá de ni­ve­lar el vehícu­lo.

Co­lo­cá co­nos, ba­li­zas y lu­ces de emer­gen­cia del vehícu­lo.

De ser po­si­ble, co­lo­cá el ga­to so­bre una ta­bla o ta­co an­cho.

Sa­cá la rue­da de au­xi­lio y co­lo­ca-

la al la­do del au­to, jun­to a la rue­da que va­yas a cam­biar. De es­ta ma­ne­ra, si se cae el vehícu­lo, no te las­ti­ma­rá y ten­drás la po­si­bi­li­dad de vol­ver a co­lo­car el ga­to. Aflo­já las tuer­cas de la rue­da. Le­van­tá el au­to con el ga­to. Ter­mi­ná de aflo­jar los tor­ni­llos de la rue­da y re­ti­rá la mis­ma.

Reem­pla­za­la por la rue­da de au­xi­lio.

Lim­piá la su­per­fi­cie de con­tac­to del nue­vo neu­má­ti­co.

Co­lo­ca­lo, ajustalo, ba­já el ga­to y re­ajus­ta­lo.

Guar­dá he­rra­mien­tas y rue­da ave­ria­da.

Con mas­co­tas

Los ani­ma­les no tie­nen que ir suel­tos en el au­to por­que si el vehícu­lo se de­tie­ne vio­len­ta­men­te, és­ta po­dría sa­lir pro­yec­ta­da por el vi­drio de­lan­te­ro a al­ta ve­lo­ci­dad. Acu­dí a una ve­te­ri­na­ria pa­ra co­no­cer y ad­qui­rir dis­tin­tos sis­te­mas pa­ra via­jar con un pe­rro de ma­ne­ra se­gu­ra. Uno de los accesorios más co­mu­nes es el ar­nés, que per­mi­te que el ani­mal via­je ata­do co­mo si es­tu­vie­ra usan­do un cin­tu­rón de se­gu­ri­dad.

Ob­je­tos per­so­na­les

An­te una fre­na­da brus­ca, los ob­je­tos que es­tén suel­tos pue­den du­pli­car su pe­so y oca­sio­nar le­sio­nes gra­ves. La car­te­ra, ce­lu­lar y mo­chi­las de los chi­cos de­ben es­tar co­lo­ca­dos en el baúl o en los dis­tin­tos com­par­ti­men­tos que el vehícu­lo po­sea.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.