En­tre bam­ba­li­nas

Mia - - ESPECTÁCULOS -

Ca­sa­mien­to 1: Wan­da Na­ra-Icar­di

La chi­ca sal­tó a la fa­ma por un su­pues­to ro­man­ce con Die­go Ar­man­do Ma­ra­do­na, en un mo­men­to en que mul­ti­pli­có la cu­rio­si­dad ad po­pu­lar por­que sos­te­nía su fal­sa ima­gen de ado­les­cen­te vir­gen. En ma­yo de 2008, se ca­só con un fut­bo­lis­ta es­tre­lla de Ri­ver, el ru­bio go­lea­dor Maxi Ló­pez, que muy pron­to t se t trans­for­ma­ría f í en un crack in­ter­na­cio­nal. Seis años más tar­de, con 27 años de edad y tres hi­jos (Va­len­tino, Cons­tan­tino y Be­ne­dic­to), Wan­da , ya lo­gra­do su di­vor­cio, vol­vió ca­sar­se con otro fut­bo­lis­ta, Mau­ro Icar­di, ex ami­go de su ex ma­ri­do. Pa­re­ce de no­ve­la, com­pli­ca­do, pe­ro así su­ce­dió y el sá­ba­do 7 se­rá la gran fies­ta en el Pa­la­cio Sans Sou­ci, de San Fer­nan­do, don­de los in­vi­ta­dos de­be­rán pre­sen­tar DNI y es­ta­rán prohi­bi­das las cá­ma­ras y los te­lé­fo­nos. La chi­ca que in­ven­ta­ron los pe­rio­dis­tas aho­ra no quie­re es­tar en fo­co.

Ca­sa­mien­to 2: Va­nuc­ci-Gar­fun­kel

Fi­nal­men­te, tras una lar­ga con­vi­ven­cia y lue­go de te­ner una hi­ja a la que lla­ma­ron In­dia­na, Vic­to­ria Va­nuc­ci y Ma­tías Gar­fun­kel lo­gra­ron con­cre­tar c su bo­da por el Re­gis­tro Ci­vil, con una an­sia­da a ce­le­bra­ción en la que ti­ra­ron la ca­sa por la ven­ta­na. Jun­to a ce­le­bri­da­des, ami­gos y fa­mi­lia, la pa­re­ja disfrutó de su fies­ta de ca­sa­mien­to en el lu­jo­sí­si­mo Pa­la­cio Duhau de la Ave­ni­da Al­vear. La L fa­mo­sa mo­de­lo y el ca­ris­má­ti­co em­pre­sa­rio ya ha­bían h ce­le­bra­do una bo­da bajo el ri­to ju­dío, por el cual cu ella con­vir­tió su fe. Es­to fue en 2012, cuan­do Va­nuc­ci Va se­guía le­gal­men­te ca­sa­da con Cris­tian El Ogro O Fab­bia­ni, del que se ter­mi­nó de des­vin­cu­lar en fe­bre­ro. Aho­ra, li­bre de ata­du­ras le­ga­les, la pa­re­ja pu­do vol­ver a fes­te­jar La no­via lu­cíó un ves­ti­do con bri­llos y trans­pa­ren­cias di­se­ña­do por ella mis­ma; el no­vio, un tra­je ele­gan­te y so­brio y un sombrero gar­de­liano.

La mu­jer bar­bu­da

En una de sus fa­mo­sas pro­fe­cías, el ar­gen­tino Ben­ja­mín So­la­ri Pa­rra­vi­ci­ni anun­cia­ba la apa­ri­ción so­bre el pla­ne­ta de un ter­cer se­xo. Tan­to por esa afir­ma­ción, co­mo por mu­chas otras que hi­zo, se le­van­ta­ron enor­mes po­lé­mi­cas. Sin em­bar­go, el sur­gi­mien­to de tra­ves­tis y mu­je­res trans, por ejem­plo, han ido dan­do la ra­zón al pro­fe­ta por­te­ño. Con­chi­ta Wurst, en es­te ca­so, es una drag-queen, un va­rón trans­for­mis­ta de 25 años que se tras­vis­te de mu­jer y se de­ja cre­cer la barba pa­ra in­ter­pe­lar a tra­vés de su mú­si­ca. Su ver­da­de­ro nom­bre es Tom Neu­wirth y es el ar­tis­ta de­trás de La mu­jer bar­bu­da que par­ti­ci­pó de un reality show y en po­cas ho­ras fue fa­mo­so en to­do el mun­do a tra­vés de las re­des so­cia­les. Sus men­sa­jes tie­nen que ver con la to­le­ran­cia so­cial y van en con­tra de la dis­cri­mi­na­ción.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.