Ma­ne­jar sin ries­gos

Mia - - IDEAS ÚTILES - Ase­so­ra­mien­to: Ex­per­tos de Ta­lle­res Bosch Ser­vi­ce; www.bosch.com.ar

El in­vierno trae con­si­go al­gu­nos fac­to­res que po­nen en ries­go tu se­gu­ri­dad a la ho­ra de con­du­cir: llu­via, nie­bla u otros fe­nó­me­nos me­te­ro­ló­gi­cos. ¿Qué ha­cer cuan­do te sor­pren­den en el ca­mino?

No se pue­de con­tro­lar el cli­ma, pe­ro sí es po­si­ble adap­tar las téc­ni­cas de ma­ne­jo a las con­di­cio­nes me­teo­ro­ló­gi­cas. An­tes que na­da, es im­pres­cin­di­ble que tu au­to es­té en con­di­cio­nes óp­ti­mas, tal co­mo es­ta­ba cuan­do sa­lió de fá­bri­ca. De lo con­tra­rio, has­ta el pi­lo­to más ex­pe­ri­men­ta­do co­rre­rá el ries­go de co­me­ter fa­llas, aun­que apli­que la ma­nio­bra co­rrec­ta en el mo­men­to jus­to. Es ne­ce­sa­rio que le ha­gas los che­queos co­rres­pon­dien­tes y un man­te­ni­mien­to pe­rió­di­co en un ta­ller de tu con­fian­za: con pro­fe­sio­na­les ca­pa­ci­ta­dos, tec­no­lo­gía ade­cua­da y re­pues­tos ori­gi­na­les.

Lo que no hay que ol­vi­dar: Man­te­né una dis­tan­cia pre­ca­vi­da con los de­más co­ches: fre­nar en una su­per­fi­cie mo­ja­da lle­va mu­cho más tiem­po que en una su­per­fi­cie se­ca. La

re­co­men­da­ción es que man­ten­gas más de dos au­tos de dis­tan­cia en­tre tu vehícu­lo y el que te pre­ce­de.

Re­vi­sá los neu­má­ti­cos con fre­cuen­cia: che­queá la pre­sión y el des­gas­te de la cu­bier­ta. El di­bu­jo de­be te­ner co­mo mí­ni­mo 2 mm de pro­fun­di­dad. Si te ase­gu­rás que los neu­má­ti­cos es­tén co­rrec­ta­men­te in­fla­dos, evi­ta­rás com­pli­ca­cio­nes al fre­nar so­bre ca­lles mo­ja­das o res­ba­la­di­zas. Re­cor­dá que las especificaciones de pre­sión se en­cuen­tran en el bor­de de la puer­ta, en el ma­nual del au­to o en la ta­pa de naf­ta.

Dis­mi­nuí la ve­lo­ci­dad al caer las pri­me­ras go­tas. El agua se mez­cla con la su­cie­dad y se for­ma so­bre el as­fal­to una es­pe- cie de acei­te, pe­li­gro­sa­men­te res­ba­la­di­zo. La cu­bier­ta del neu­má­ti­co ha­rá con­tac­to con el sue­lo y se ad­he­ri­rá al as­fal­to, ge­ne­ran­do una me­jor trac­ción.

Ade­más de en­cen­der las lu­ces de po­si­ción, cir­cu­lá con las ba­jas. Tam­bién en ca­so de llu­vias muy in­ten­sas, es re­co­men­da­ble que uses las lu­ces an­ti­nie­bla. Es­to no só­lo me­jo­ra­rá tu vi­si­bi­li­dad, sino que fa­ci­li­ta­rá al res­to de los vehícu­los la iden­ti­fi­ca­ción de tu au­to.

De­bés con­tar siem­pre con es­co­bi­llas en buen es­ta­do y lim­pias pa­ra evi­tar el flu­jo con­ti­nuo de agua so­bre el pa­ra­bri­sas, que im­pi­de una co­rrec­ta vi­sión del ca­mino. Lo ideal es que las cam­bies una vez por año.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.