LA SE­MA­NA MA­YA

Mia - - HORÓSCOPO - Por Ga­briel Rug­gie­ro, El Bru­ji­to Ma­ya Po­dés es­cri­bir­me a co­rreo­mia@per­fil.com Asun­to: HOROSCOPO, y per­so­nal­men­te es­ta­ré con­tes­tan­do ca­da una de sus pre­gun­tas (si lo deseás, po­dés usar seu­dó­ni­mo pa­ra que te res­pon­da). Gra­cias por to­dos sus co­rreos. Que ten

ON­DA ENCANTADA del VIEN­TO. Pue­do ser una suave bri­sa o un tor­na­do. No hay quien se re­sis­ta a mi po­der. Di­si­po las nu­bes des­pe­jan­do el cie­lo. Ha­go que

to­do se trans­for­me. Pa­ra los Ma­yas el vien­to po­see el don de la co­mu­ni­ca­ción, por­que era el vien­to el que trans­por­ta­ba “la se­mi­lla de la bue­na nue­va” y sem­bra­ba la tie­rra con el pros­pe­ro maíz. El vien­to pe­ne­tra to­dos los res­qui­cios, se fil­tra allí don­de otros no pue­den lle­gar. En nues­tra vi­da dia­ria fa­vo­re­ce el dia­lo­go en­tre las per­so­nas, lo­gran­do ex­po­ner di­fe­ren­tes pun­tos de vis­ta. El vien­to trae cla­ri­dad. Des­pe­ja el cie­lo. Así tam­bién esas som­bras que nos es­ta­ban afec­tan­do se co­rren dan­do lo­gar a un Nue­vo Sol. Las per­so­nas na­ci­das en la On­da Encantada del Vien­to son gran­des ora­do­res, po­seen el don de la pa­la­bra, y po­seen un gran po­der de per­sua­sión.

Co­rreo As­tro­ló­gi­co

Est­her, 15 de abril. Aries se ac­ti­vó bas­tan­te, sa­lió de su zo­na de co­mo­di­dad y es­tá ge­ne­ran­do cambios en su vi­da, en la di­rec­ción que ha­bía pro­yec­ta­do. Con­ti­núa con es­te en­vión y muy pron­to ve­rás los re­sul­ta­dos.

Ana­lía, 6 de sep­tiem­bre. ¡Éxi­tos en el amor! Es­ta es una eta­pa ma­ra­vi­llo­sa pa­ra Vir­go en to­dos los pla­nos afec­ti­vos: fa­mi­lia, ami­gos, pa­re­ja. Res­pec­to a la sa­lud (que me con­sul­ta­bas) me­jo­ra de a po­co, aten­ción con la úl­ti­ma quin­ce­na de ju­nio que vuel­ve Mer­cu­rio en cua­dra­tu­ra, ahí ha­brá una po­si­ble re­caí­da.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.