No apla­ces la fe­li­ci­dad pa­ra ma­ña­na

Ba­sa­da en co­no­ci­mien­tos de Sri Sri Ra­vi Shan­kar, Fun­da­dor de El Ar­te de Vi­vir

Mia - - SUMARIO - Por Bea­triz V. Go­yoa­ga*

To­dos los se­res vi­vos de­sea­mos fe­li­ci­dad, des­de un ga­to o un pe­rro, has­ta un ni­ño, un abue­lo o un pre­so.

Al­gu­nos buscan la fe­li­ci­dad en el di­ne­ro, otros a tra­vés del po­der o del se­xo, otros en la co­mi­da o en el éxi­to, pe­ro to­dos bus­ca­mos eso: al­can­zar fe­li­ci­dad. Pa­ra ser fe­liz bus­cas siem­pre­re al­go ex­terno pe­ro si te de­tie­nes y pro­fun­di­zas ve­ras que a pe­sar de ha­ber con­se­gui­do en mu­chos ca­sos lo que bus­ca­bas, no que­das to­tal­men­te sa­tis­fe­cho.

Los jó­ve­nes en la es­cue­la pien­san que cuan­do va­yan a la uni­ver­si­dad, se­rán más in­de­pen­dien­tes, más li­bres y cla­ro es­tá, creen que se­rán más fe­li­ces. Si i pre­gun­tas a mu­chos s uni­ver­si­ta­rios si son fe­li­ces,elices te di­rán que es­tá to­do bienbien, pe­ro re­cién cuan­do con­si­gan un buen tra­ba­jo en su especialidad, se­rán real­men­te fe­li­ces.

Ve a ha­blar con al­guien que ya es­tá es­ta­ble­ci­do, que ten­ga su tra­ba­jo o ne­go­cio, y con fre­cuen­cia te di­rán que es­tán es­pe­ran­do en­con­trar a su al­ma ge­me­la, una pa­re­ja pa­ra com­par­tir y ahí po­drán ser fe­li­ces.

Mu­chos cuan­do en­cuen­tran el al­ma ge­me­la quie­ren un hi­jo pa­ra ser ple­na­men­te fe­li­ces. Pre­gun­tas a los que tie­nen hi­jos si los hi­jos fue­ron la so­lu­ción a su fe­li­ci­dad y di­cen, aho­ra que los ten­go no pue­do es­tar tran­qui­lo has­ta que ha­yan cre­ci­do y sean per­so­nas de bien, que ten­gan una bue­na edu­ca­ción y sean in­de­pen­dien­tes.

Si ha­blas con ju­bi­la­dos, que ya de­ja­ron sus res­pon­sa­bi­li­da­des, y les pre­gun­tas si son ple­na­men­te fe­li­ces, mu­chos res­pon­den que año­ran los años de ju­ven­tud cuan­do po­dían ha­cer más co­sas.

La vi­da se nos pa­sa en pre­pa­rar­nos pa­ra ser más fe­li­ces al­gún día, en al­gún mo­men­to en el fu­tu­ro y con al­gún otro mo­ti­vo. Pre­gún­ta­te: ¿cuán­tos mi­nu­tos, ho­ras y días de tu vi­da has pa­sa­do sien­do ple­ple­na­men­te fe­liz? Esa fe­li­cid­ci­dad que bro­ta de den­tro tuy­tu­yo y no por lo ex­terno. EsE­sos momentos de to­tal plple­ni­tud son cuan­do has viv­vi­vi­do real­men­te la vi­da. EsE­sos momentos, tal vez ddías, qui­zás cuan­do eras ppe­que­ño y com­ple­tam­men­te fe­liz, pue­de que hha­ya si­do na­dan­do, o en la ci­ma de una mon­ta­ña, vvi­vien­do en­te­ra­men­te el ppre­sen­te y dis­fru­tan­do ccon in­ten­si­dad. Es­to es ffe­li­ci­dad.

Di­ce Sri Sri Ra­vi Shan­kar, nom­no­mi­na­do una vez más al No­bel de la Pa­zPaz. Hay dos ma­ne­ra­ma­ne­ras de vi­vir. Una es pen­sar: “Voy a ser fe­liz des­pués de al­can­zar un ob­je­ti­vo, cuan­do lo al­can­ce se­ré fe­liz.” Y la se­gun­da es: “¡Se­ré fe­liz pa­se lo que pa­se!” La fe­li­ci­dad só­lo pue­de exis­tir en el mo­men­to pre­sen­te. El fu­tu­ro es in­cier­to y el pa­sa­do ya se fue . La men­te no te per­mi­te ser fe­liz. Si la pue­des lle­var al pre­sen­te con la res­pi­ra­ción.

Vi­vir en el mo­men­to pre­sen­te con ale­gría, con fo­co es de sa­bios. Esa es la vi­da que lle­va un sa­bio, sin que fluc­túe la men­te, sin ir del pa­sa­do al fu­tu­ro, sin pos­ter­gar­se só­lo AHO­RA en el pre­sen­te.

El curso de Ar­te de Vi­vir te en­se­ña a ir al mo­men­to pre­sen­te. ¡Aho­ra! *Ins­truc­to­ra de me­di­ta­ción y res­pi­ra­ción en El Ar­te de Vi­vir. Au­to­ra del li­bro "Del Gin To­nic a la me­di­ta­ción y res­pi­ra­ción" Fa­ce­book: http://www.fa­ce­book.com/bea­trizv­go­yoa­ga Blog: http://bea­tri­ze­lar­te­de­vi­vir.word­press.com/

www.elar­te­de­vi­vir.org / 4553 0407

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.