VIE­JOS HAZ­ME­RREÍ­RES

Clá­si­cos siem­pre vi­gen­tes de Les Lut­hiers

Mia - - ESPECTÁCULOS -

Sa­la: Tea­tro Gran Rex (Co­rrien­tes 857, Caba) - In­tér­pre­tes: Les Lut­hiers - In­te­gra el gru­po: Mar­cos Munds­tock, Da­niel Ra­bi­no­vich, Car­los Nu­ñez Cor­tés, Jor­ge Ma­ron­na y Car­los Ló­pez Puc­cio - Fun­cio­nes: vier­nes a las 20 Em­pie­za el show y apa­re­cen en es­ce­na Mar­cos Munds­tock y Da­niel Ra­bi­no­vich, en un es­cri­to­rio con dos mi­cró­fo­nos que si­mu­lan un es­tu­dio de ra­dio. Abre el fue­go Munds­tock con su voz po­de­ro­sa e in­con­fun­di­ble y di­ce: “Ra­dio Ter­tu­lia, don

de nues­tra opi­nión es igual a la tu­lia”. Pri­me­ra car­ca­ja­da de la pla­tea y pro­me­sa de un es­pec­tácu­lo di­ver­ti­do y de bue­na fac­tu­ra co­mo to­dos los que ha he­cho es­te gru­po a lo lar­go­go de su tra­yec­to­ria. En oc-oc­tu­bre, cum­pli­rán 45 años,os, brin­dán­do­nos ese hu­mo­ror tan es­pe­cial e in­te­li­gen­te­te uni­do a una mú­si­ca ex­qui-ui­si­ta, he­cha con un pia­nono de co­la, un vio­lín crea­do­do con una la­ta de dul­ce de ba­ta­ta o con ra­ros ins­tru-umen­tos sur­gi­dos de lo­sos ar­te­fac­tos de cual­quier ba­ño. La Ra­dio Ter­tu­lia ser­vi­rá pa­ra que se su­men al es­ce­na­rio los otros tres in­te­gran­tes: Car­los Nú­ñez Cor­tés, Jor­ge Ma­ron­na y Car­los Ló­pez Puc­cio, con el pri­mer sketch ti­tu­la­do Aria Agra­ria (ta­ra­reo con­cep­tual) y pa­ra fun­cio­nar a lo lar­go de to­do el show co­mo un hi­lo con­duc­tor de ca­da una de las es­ce­nas re­crea­das. Los cin­co nos re­ga­lan una vez más un vir­tuo­sis­mo in­dis­cu­ti­ble en las vo­ces y en los ins­tru­men­tos y el humor na­ci­do de sus pro­pias con­ver­sa­cio­nes y en­sa­yos. Los cua­dros que se su­ce­den son Así ha­bla­ba Sa­lí Ba­ba (ver­da­des hin­du-da­bles), Yo te amo Raúl (bo­le­ra), Loas al cuar­to de ba­ño (obra sa­ni­ta­ria), Las ma­jas del Ber­gan­tín (zar­zue­la náu­ti­ca), Quién ma­tó a Tom McCof­fe (mú­si­ca en se­rie), Re­ce­ta pos­tre­ra (vals cu­li­na­rio), Amor a pri­me­ra

vis­ta (bos­sa li­bi­di­nos­sa) y Di­le­ma de amor (cum­bia epis­te­mo­ló­gi­ca). Ca­da uno guar­da los más di­ver­sos es­ti­los mu­si­ca­les, bien in­ter­pre­ta­dos, y el es­pa­cio extra pa­ra la car­ca­ja­da de los es­pec­ta­do­res. No se pa­re­cen a na­da ni a na­die, son ellos, úni­cos, con su ori­gi­na­li­dad, su es­ti­lo pro­pio, el ta­len­to crea­ti­vo inal­te­ra­ble, sus mo­dos se­ño­ria­les y sus ele­gan­tes smo­kings. Una vez en la vi­da hay que ver­los. Una vez al me­nos, hay que dis­fru­tar­los, des­cu­brir­los, acep­tar­los y fi­nal­men­te in­cor­po­rar­los a los gra­tos re­cuer­dos. No se los pier­da.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.