El cal­cio y los lác­teos

Mia - - CALIDAD DE NUTRICIÓN -

Es uno de los mi­ne­ra­les más abun­dan­tes en el or­ga­nis­mo, y es el com­po­nen­te por ex­ce­len­cia de los hue­sos y dien­tes. Sin em­bar­go, es­tá pre­sen­te en po­cas fuen­tes ali­men­ta­rias, ya que la ma­yo­ría de los ali­men­tos lo po­seen en bajo con­te­ni­do o bien pre­sen­tan una ba­ja bio­dis­po­ni­bi­li­dad de es­te nu­trien­te. Los lác­teos (le­ches, yo­gu­res y que­sos) son con­si­de­ra­dos la fuen­te más im­por­tan­te de cal­cio en la die­ta, pe­ro pe­se a que la Ar­gen­ti­na es­tá con­si­de­ra­da co­mo un país con una im­por­tan­te in­dus­tria lác­tea, la dis­po­ni­bi­li­dad ali­men­ta­ria de cal­cio en nues­troes­tro te­rri­to­rio es in­su­fi­cien­cia pa­ra cu­brir las ne­ce­si­da-ne­ce­si­da­des de la po­bla­ción. bla­ción.

El cal­cio In­ter­vie­ne, nter­vie­ne, en­tre otras fun­cio­nes, en la con­trac­ción y di­la­ta-di­la­ta­ción vas­cu­lar, elel mo­vi­mien­to mus­cu­lar, la trans­mi­sió­nón ner­vio­sa, la se­cre­ción de hor­mo­nass y la co­mu­ni­ca­ción in­tra-in­tra­ce­lu­lar. Pa­ra efec­tua­re­fec­tuar es­tas fun­cio­nes­nes me-me­ta­bó­li­cas se re­quie-re­quie­re me­nos del­del 1% del to­tal del cal­cio cor­po­ral, queue se guar­da enn los hue­sos a mo­do de re-eser­va per­ma-anen­te de es­te­te mi­ne­ral vi­tal.

El ma­yor au­men-au­men­to de la ma­saa ósea se pro­du­ce cuan­don­do de­ja­mos de to­mar le­che:che: na­ce­mos con 25 gra­mos de cal­cio y sa­li­mos de la es­cue­la se­cun­da­ria con un ki­lo­gra­mo de cal­cio. Pa­ra­dó­ji­ca­men­te, el mo­men­to de ma­yor acu­mu­la­ción de cal­cio se da cuan­do de­ja­mos de in­ge­rir­lo, ya que a par­tir de los 6 años dis­mi­nu­ye el con­su­mo de lác­teos, lo que re­pre­sen­ta un ver­da­de­ro ries­go en la ob­ten­ción del pi­co de ma­sa ósea po­ten­cial del in­di­vi­duo.

Las Guías Ali­men­ta­rias pa­ra la Po­bla­ción Ar­gen­ti­na in­clu­yen a los lác­teos en la grá­fi­ca de ali­men­ta­ción sa­lu­da­ble, y en su se­gun­do men­sa­je in­di­can que ‘es bueno con­su­mir dia­ria­men­te le­che, yo­gur o que­sos. Es ne­ce­sa­rio a to­das las eda­des’. Las can­ti­da­des dia­rias re­co­men­da­das por las Guías Ali­men­ta­rias son 2 ta­zas dia­rias de le­che –o su equi­va­len­te en otros lác­teos- en adul­tos y 3 por­cio­nes en ni­ños, ado­les­cen­tes, em­ba­ra­za­das y ma­dres lac­tan­tes. Se­gún la Or­ga­ni­za­ción Mun­dial de la Sa­lud (OMS), los re­que­ri­mien­tos mí­ni­mos de cal­cio va­rían se­gún la edad y eta­pa de la vi­da de la si­guien­te for­ma: Be­bés de 0 a 6 me­ses Si la fuen­te es le­che ma­ter­na: 300 mg/día Si la fuen­te es le­che de va­ca: 400 mg/día Be­bés de 7 a 12 me­ses: 400 mg/día Ni­ños de 1 a 3 años: 500 mg/día Ni­ños de 4 a 6 años: 600 mg/día Ni­ños de 7 a 9 años: 700 mg/día Ni­ños de 10 a 18 años: 1.300 mg/día Mu­je­res de 19 años has­ta la me­no­pau­sia: 1.000 mg/día Mu­je­res post­me­no­pau­sia: 1.300 mg/día Hom­bres de 19 a 65 años: 1.000 mg/día Hom­bres ma­yo­res de 65 años: 1.300 mg/día Em­ba­ra­za­das (ter­cer tri­mes­tre): 1.200 mg/día

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.