NU­TRI­CIÓN.

21 sú­per que­ma­do­res de gra­sas na­tu­ra­les

Mia - - SUMARIO - Por la Lic. Lau­ra Ca­no­ne Nu­tri­cio­nis­ta UBA, es­pe­cia­lis­ta en obe­si­dad, es­té­ti­ca, au­ricu­lote­ra­pia y flo­res de Bach

Que­ma­do­res de gra­sas na­tu­ra­les y die­ta pa­ra ace­le­rar el des­cen­so de pe­so

Los me­jo­res su­ple­men­tos su­ma­dos a una die­ta pa­ra op­ti­mi­zar el des­cen­so de pe­so y ga­nar una me­jor fi­gu­ra

Jun­to con una bue­na ali­men­ta­ción, ba­ja en gra­sas, co­les­te­rol e hi­dra­tos de car­bono sim­ples, aho­ra se con­si­guen en el mer­ca­do su­ple­men­tos de ori­gen na­tu­ral que ayu­dan a me­jo­rar y ace­le­rar el me­tab­me­ta­bo­lis­mo, fa­vo­re­cen la cir­cu­la­ción san­guí­nea, dis­mi­nu­yen la ab­sor­ción de gra­sas e hi­dra­tos, me­jo­ran la oxi­ge­na­ción de las cé­lu­las, neu­tra­li­zan los ra­di­ca­les li­bres, em­be­lle­cen la piel y tie­nen par­ti­cu­lar­men­te mu­chas pro­pie­da­des más.

A los que ayu­dan al des­cen­so de pe­so, los llamamos que­ma­do­res de gra­sas y son una muy bue­na op­ción no so­lo por­que com­bus­tio­nan lí­pi­dos sino por­que a la vez evi­tan que el or­ga­nis­mo con­su­ma múscu­los co­mo ener­gía, so­bre to­do cuan­do se ini­cia un plan de ali­men­ta­ción pa­ra des­cen­der de pe­so es­tric­to en ki­lo­ca­lo­rías.

Lo que te pro­po­ne­mos es apun­ta­lar pa­ra ha­cer ren­dir más tu plan de ali­men­ta­ción, co­mo el que ofre­ce­mos en es­ta no­ta, con su­ple­men­tos na­tu­ra­les, infusiones y cal­dos su­ple­men­ta­dos. En cual­quier ca­so y aun­que son ino­cuos, su con­su­mo siem­pre de­be es­tar con­tro­la­do y su­per­vi­sa­do por un pro­fe­sio­nal de la nu­tri­ción o la sa­lud.

Los su­ple­men­tos que no es­tán su­ma­dos a la die­ta pro­pues­ta, in­clu­so los que vie­nen com­bi­na­dos se pue­den con­su­mor a ra­zón de una cáp­su­la an­tes de las co­mi­das prin­ci­pa­les.

10 su­ple­men­tos

L-Car­ni­ti­na

Es un ami­noá­ci­do sin­te­ti­za­do a par­tir de otros ami­noá­ci­dos, al­gu­nas vi­ta­mi­nas y mi­ne­ra­les. Es­ti­mu­la al or­ga­nis­mo a uti­li­zar las gra­sas co­mo re­cur­so de ener­gía, por lo que tam­bién es ener­gi­zan­te. Co­mo se en­car­ga de trans­por­tar los lí­pi­dos al in­te­rior de las mi­to­con­drias, en­car­ga­das de ge­ne­rar ener­gía (ATP), su pa­pel du­ran­te el ejer­ci­cio fí­si­co es muy re­le­van­te ya que dis­mi­nu­ye las con­cen­tra­cio­nes de áci­do lác­ti­co que pro­du­ce can­san­cio el ago­ta­mien­to mus­cu­lar. Al dis­mi­nuir gra­sas tan­to en san­gre co­mo en te­ji­do, im­pi­de su acu­mu­la­ción y, en con­se­cuen­cia, se ba­ja de pe­so y se eli­mi­na adi­po­si­dad lo­ca­li­za­da. Es muy util con­su­mir­la an­tes de rea­li­zar ejer­ci­cio fí­si­co. Vie­ne mu­chas ve­ces com­bi­na­da con Gar­ci­nia Cam­bo­gia que po­ten­cia el efec­to adel­ga­zan­te. Se dem­ps­tró que es be­ne cio­sa pa­ra au­men­tar la fuer­za y re­sis­ten­cia de pa­cien­tes car­dio­vas­cu­la­res y que me­jo­ra la ca­li­dad de vi­da de los en­fer­mos re­na­les y so­me­ti­dos a diá­li­sis.

Gar­ci­nia cam­bo­gia Se ex­trae de una plan­ta ori­gi­na­ria de la In­dia. In­ter­vie­ne

en el pro­ce­so de ge­ne­rar la sín­te­sis de gra­sa par­tir de los hi­dra­tos de car­bono. In­di­ca­da en hi­per­li­pi­de­mias, fa­vo­re­ce la di­ges­tión de los ali­men­tos, se­ca y con­trae los te­ji­dos in ama­dos. Ge­ne­ral­men­te vie­ne com­bi­na­da con cro­mo.

Cro­mo

Es ex­ce­len­te pa­ra con­tro­lar y man­te­ner el pe­so por­que re­gu­la los ni­ve­les de glu­co­sa y dis­mi­nu­ye el ape­ti­to a par­tir de pro­ce­sos me­ta­bó­li­cos y no a ni­vel del sis­te­ma ner­vio­so cen­tral con los efec­tos se­cun­da­rios que traen esos otros su­pre­so­res.

Fu­cus

Es­ta alga, con gran­des can­ti­da­des de vi­ta­mi­nas, dis­mi­nu­ye la sen­sa­ción de ape­ti­to pro­du­cien­do sa­cie­dad. Vie­ne tam­bién for­ma de cáp­su­las o di­se­ca­da. El té de fu­cus es un adel­ga­zan­te por ex­ce­len­cia que ac­túa con­tra la obe­si­dad y el hi­po­ti­roi­dis­mo: 3 o 4 ta­zas dia­rias con­tri­bu­yen con el des­cen­so de pe­so. Por su al­to con­te­ni­do de yo­do no de­ben con­su­mir­la per­so­nas con hi­per­ti­roi­dis­mo.

Spi­ru­li­na

Tam­bién es una pe­que­ña alga que dis­mi­nu­ye el ape­ti­to y pro­du­ce sa­cie­dad. Es es­pe­cial­men­te acon­se­ja­ble co­mo com­ple­men­to de una die­ta co­rrec­ta­men­te pla­ni ca­da en ca­so de anemia, de­bi­do a que fa­vo­re­ce la pro­duc­ción de gló­bu­los ro­jos, por su ri­que­za en clo­ro la, áci­do fó­li­co, hie­rro y vi­ta­mi­na B12. Be­ne cia a la piel y re­fuer­za las uñas de­bi­do a su ri­que­za en vi­ta­mi­nas del gru­po B y cier­tos mi­ne­ra­les (hie­rro, mag­ne­sio y zinc). Por su ri­que­za en clo­ro la, es un po­ten­te des­in­to­xi­can­te cor­po­ral.

Té ver­de

Es po­de­ro­so an­ti­oxi­dan­te. Par­ti­ci­pa en el pro­ce­so de ter­mo­gé­ne­sis (pro­duc­ción de ca­lor a par­tir de glu­co­sa), por lo que in­cre­men­ta la uti­li­za­ción de azú­car in­ge­ri­da lo cual evi­ta que se trans­for­me en lí­pi­dos.

Co­la de ca­ba­llo

Au­men­ta el fun­cio­na­mien­to me­ta­bó­li­co y apor­ta mu­chí­si­mos be­ne cios te­ra­péu­ti­cos co­mo, por ejem­plo, la re­ge­ne­ra­ción de te­ji­dos. Tie­ne efec­to diu­ré­ti­co y su al­to con­te­ni­do de si­li­cio pre­dis­po­ne a un al­to ren­di­mien­to fí­si­co ya que evi­ta el can­san­cio, ade­más de po­ta­sio esen­cial pa­ra el buen fun­cio­na­mien­to mus­cu­lar.

Gua­ra­ná

Su ca­feí­na es la que es­ti­mu­la la com­bus­tión de gra­sas. Es un po­de­ro­so ener­gi­zan­te que re­fuer­za los múscu­los e in­cre­men­ta la re­sis­ten­cia al es­fuer­zo fí­si­co.

Le­ci­ti­na

Fa­vo­re­ce ex­tra­or­di­na­ria­men­te la di­ges­tión de las gra­sas, me­jo­ra la elas­ti­ci­dad de las ar­te­rias, des­in­to­xi­ca el hí­ga­do, tie­ne ac­ción de­pu­ra­do­ra de los ri­ño­nes, au­men­ta la ca­pa­ci­dad ce­re­bral, re­fuer­za el sis­te­ma ner­vio­so, pro­por­cio­na un ma­yor su­mi­nis­tro de ener­gía y tien­de a ejer­cer un con­trol so­bre el pe­so. De­bi­do a su efec­to so­bre las gra­sas san­guí­neas es­tá re­co­men­da­da pa­ra quie­nes su­fren de co­les­te­rol al­to.

Gink­go bi­lo­ba

Se ex­trae de las ho­jas de uno de los ár­bo­les más an­ti­guos exis­ten­tes. Más de 250 ex­pe­ri­men­tos han de­mos­tra­do sus im­pre­sio­nan­tes cua­li­da­des te­ra­péu­ti­cas. Es un po­de­ro­so an­ti­oxi­dan­te, au­men­ta la can­ti­dad de oxí­geno y me­jo­ra la dis­po­ni­bi­li­dad de glu­co­sa dis­po­ni­ble pa­ra el ce­re­bro, evi­ta la coa­gu­la­ción ex­ce­si­va de la san­gre. Quie­nes pa­dez­can de cien­cias de coa­gu­la­ción o es­tén in­gi­rien­do sus­tan­cias que in­hi­ban la coa­gu­la­ción san­guí­nea de­ben con­sul­tar a un pro­fe­sio­nal de la sa­lud an­tes de in­ge­rir Gink­go.

7 infusiones

Lo ideal es con­su­mir 2 o 3 ta­zas dia­rias.

Are­na­ria: gra­cias a su ac­ción diu­ré­ti­ca, es­ta hier­ba es la ideal pa­ra com­ple­men­tar un ré­gi­men pa­ra adel­ga­zar.

Bar­da­na: diu­ré­ti­co y de­pu­ra­ti­vo, co­la­bo­ra con el des­cen­so de pe­so y la be­lle­za de la piel.

Hi­so­po: un gran re­duc­tor na­tu­ral y pro­por­cio­na im­por­tan­tes des­cen­sos en lo que a gra­sa cor­po­ral se re ere.

Pa­sio­na­ria: com­ba­te la an­sie­dad y los ner­vios y sus efec­tos son de su­ma im­por­tan­cia pa­ra lle­var a ca­bo una die­ta sin ten­tar­nos con ali­men­tos po­ten­tes en el ca­mino. En ca­sos de ata­ques de ham­bre sú­bi­tos, se pue­de to­mar 2 ta­zas jun­tas.

Zar­za­pa­rri­lla: ayu­da a eli­mi­nar el lí­qui­do re­te­ni­do en el or­ga­nis­mo.

Ma­rru­bio: tie­ne ac­ción an­ti­in ama­to­ria y adel­ga­zan­te.

Centella asiá­ti­ca: por sus po­si­ti­vos efec­tos so­bre la cir­cu­la­ción san­guí­nea, es­tá con­si­de­ra­da la hier­ba an­ti­ce­lu­lí­ti­ca: bo­rra pau­la­ti­na­men­te la piel de na­ran­ja, de­ján­do­la suave.

2 infusiones fru­ta­les

Po­me­lo: una ta­za de in­fu­sión de es­ta fru­ta, 30 mi­nu­tos an­tes de ca­da co­mi­da, re­du­ce el ape­ti­to y ayu­da a des­com­po­ner las gra­sas. Ade­más, lim­pia el sis­te­ma di­ges­ti­vo y uri­na­rio. Se pre­pa­ra muy fá­cil: la­vá un po­me­lo, cor­ta­lo en cua­tro y her­ví du­ran­te un mi­nu­to. Lo me­jor es con­su­mir­lo in­me­dia­ta­men­te pa­ra que no pier­da sus pro­pie­da­des y nu­trien­tes.

Ananá: tie­ne un al­to po­der des­con­ges­ti­vo, por eso es ex­ce­len­te la ac­ción que ejer­ce so­bre ede­mas post-qui­rúr­gi­cos, aler­gias y ce­lu­li­tis. Una in­fu­sión por día pre­pa­ra­da con es­ta fru­ta cons­ti­tu­ye un po­ten­te eli­mi­na­dor de to­xi­nas.

2 cal­dos

Le­va­du­ra de cer­ve­za: es­te in­gre­dien­te es ideal pa­ra su­plan­tar al que­so ra­lla­do y su­mar sa­lud y be­lle­za a nues­tro or­ga­nis­mo. Co­la­bo­ra pa­ra que el ape­ti­to se re­duz­ca no­ta­ble­men­te y es un gran de­pu­ra­ti­vo. Es­pol­vo­rear una cu­cha­ra­di­ta so­bre la so­pa o el cal­do ca­lien­te y con­su­mir..

Es­pá­rra­gos: sus efec­tos diu­ré­ti­cos ayu­dan a des­in­to­xi­car el or­ga­nis­mo y a eli­mi­nar la po­si­ble re­ten­ción de lí­qui­do. Pue­den her­vir­se o in­ge­rir­se en cal­do be­bien­do el agua de coc­ción de es­ta ver­du­ra 2 ve­ces por se­ma­na.

An­tes de las co­mi­das prin­ci­pa­les se de­be con­su­mir la si­guien­te so­pa ba­se des­in­to­xi­can­te, adel­ga­zan­te y diu­ré­ti­ca: her­vir en agua con un so­bre de cal­do diet las si­guien­tes hortalizas: za­pa­lli­tos, acel­ga, es­pá­rra­gos, mo­rrón, ce­bo­lla, pue­rro, apio, be­ren­je­na, ca­la­ba­za y ce­bo­lla de ver­deo. Agre­gar una cu­cha­ri­ta de ger­men de tri­go y le­va­du­ra de cer­ve­za una vez ser­vi­da en el pla­to.

Con­su­mir 2 a 3 li­tros de agua por ddía. Re­tiRe­ti­rar la piel o gra­sa vi­si­ble de la car­ne o ppo­llo an­tes de co­ci­nar­la.

No con­su­su­mir pa­pa, bba­ta­ta,t cho­clo, man­dio­ca ni pal­ta.

No con­su­mir más de 3 hue­vos por se­ma­na. Cla­ras se pue­den con­su­mir dia­ria­men­te.

Usar con­di­men­tos no gra­sos y sal con mo­de­ra­ción. Ge­la­ti­na diet li­bre. Aceites: pre­fe­rir oli­va, uva o ca­nola.

LU­NES Desa­yuno Té de po­me­lo con edul­co­ran­te. Una re­ba­na­da de pan lac­tal in­te­gral con ri­co­ta des­cre­ma­da.

Al­muer­zo Pe­chu­ga de po­llo gri­llé con ca­la­ba­za al horno. 1 por­ción de ge­la­ti­na diet de man­da­ri­na.

Me­rien­da

Un yo­gur diet fir­me y sa­bo­ri­za­do.

Ce­na Wok de ve­ge­ta­les con sal­sa de so­ja sin so­dio. Flan diet. Té ver­de.

MAR­TES

Desa­yuno Té de ananá con edul­co­ran­te. Un yo­gur des­cre­ma­do con ce­rea­les. 2 ga­lle­ti­tas de sal­va­do con una cu­cha­ra­da de que­so un­ta­ble diet ca­da una.

Al­muer­zo Sal­món a la cre­ma de pue­rros (uti­li­zar cre­ma 0% de gra­sa). Du­raz­nos en al­mí­bar diet con 2 nueces. Me­rien­da Té de centella asiá­ti­ca. 2 tos­ta­das con que­so Ce­na Port Sa­lut. Ta­cos de ha­ri­na de arroz re­lle­nos de verduras gri­lla­das. 2 ki­wis. Té de pa­sio­na­ria. MIÉR­CO­LES Desa­yuno In­fu­sión de arán­da­nos con edul­co­ran­te. 2 tos­ta­das de ave­na diet con una cu­cha­ra­da de mer­me­la­da diet de arán­da­nos ca­da una.

Al­muer­zo Pe­ce­to re­lleno de ci­rue­las con ensalada de rú­cu­la y to­ma­tes deseca­dos. Man­za­na aca­ra­me­la­da al horno diet.

Me­rien­da In­fu­sión de fu­cus. 2 ga­lle­tas de lino o sé­sa­mo con 1 cu­cha­ra­da de que­so un­ta­ble diet o mer­me­la­da diet de li­món ca­da una.

Ce­na Es­pá­rra­gos al horno gra­ti­na­dos. As­pic de fru­tas.

JUE­VES

Desa­yuno Té ver­de o de po­me­lo. Un yo­gur sa­bo­ri­za­do diet. 2 ga­lle­ti­tas de sal­va­do.

Al­muer­zo Arro­lla­di­tos de pes­ca­do con sal­sa de li­món y pu­ré de man­za­nas. Ananá en al­mí­bar diet.

Me­rien­da

Li­cua­do de pe­ras con le­che des­cre­ma­da.

Ce­na Pas­tas in­te­gra­les con bró­co­li sal­ta­do y que­so par­me­sano. Té de are­na­ria. Fru­ti­llas al na­tu­ral.

VIER­NES

Desa­yuno Ca­fé, té o ma­te con edul­co­ran­te. Un va­so de ju­go de po­me­lo y li­món. 2 tos­ta­das in­te­gra­les. Al­muer­zo Po­llo a la na­ran­ja con za­naho­rias gla­sea­das. Coc­tel de fru­tas fres­cas. Té de centella asiá­ti­ca.

Me­rien­da In­fu­sión a gus­to con edul­co­ran­te y le­che des­cre­ma­da. Una ba­rri­ta de ce­rea­les light.

Ce­na Tar­ta de ce­bo­lla de ver­deo, to­ma­tes cherry y que­so Port Sa­lut, he­cha con una so­la ma­sa diet. Me­lón fres­co.

SÁ­BA­DO

Desa­yuno In­fu­sión de ananá. Un yo­gur su­ple­men­ta­do con cal­cio diet. Una fru­ta de es­ta­ción.

Al­muer­zo Pam­plo­na de car­ne con ensalada de le­chu­gas ver­de y mo­ra­da. Ge­la­ti­na diet con fru­tas y yo­gur. Té de zar­za­pa­rri­lla.

Me­rien­da In­fu­sión a gus­to con le­che des­cre­ma­da y edul­co­ran­te. Una re­ba­na­da de pan de cen­teno con una cu­cha­ra­da de que­so un­ta­ble diet.

Ce­na Ensalada Cé­sar con ka­ni­ca­ma. Pe­ras al vino sin azú­car.

DO­MIN­GO

Desa­yuno Un va­so de ju­go de po­me­lo o na­ran­ja. In­fu­sión a gus­to con edul­co­ran­te y le­che des­cre­ma­da. 2 tos­ta­das de ama­po­la o sé­sa­mo con una cu­cha­ra­da de mer­me­la­da de fru­tos ro­jos light ca­da una.

Al­muer­zo Ca­zue­la de len­te­jas. Chee­se ca­ke con ri­co­ta y ge­la­ti­na ro­ja. Té de are­na­ria.

Me­rien­da Yo­gur diet con ce­rea­les y le­va­du­ra de cer­ve­za.

Ce­na Be­ren­je­nas a la na­po­li­ta­na con pu­ré amarillo. Ensalada de fru­tas. Té 0olong

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.