¡Buen día, plan­tas!

Mia - - JARDINERÍA -

El ca­fé es una de las be­bi­das más po­pu­la­res del mun­do y cum­ple una se­rie de fun­cio­nes prác­ti­cas en la jar­di­ne­ría, que a ve­ces pa­san des­aper­ci­bi­das só­lo por­que se las des­co­no­ce. Pun­tual­men­te, va­le la pe­na se­ña­lar lo be­ne­fi­cio­so de abo­nar al­gu­nas plan­tas con ca­fé.

Cuan­do de­ci­di­mos uti­li­zar es­ta be­bi­da en el jar­dín, lo pri­me­ro que de­be­mos te­ner en cuen­ta es que no des­car­tar el sobrante de los gra­nos mo­li­dos con los cua­les lo he­mos pre­pa­ra­do ca­da ma­ña­na. Si los guar­da­mos, po­dre­mos usar­los co­mo un abono na­tu­ral en plan­tas aci­dó­fi­las; es de­cir, en aque­llas que re­quie­ren de un sue­lo áci­do pa­ra su óp­ti­mo desa­rro­llo. Por eso es muy im­por­tan­te es­tar bien ase­so­ra­das de a cuá­les plan­tas con­vie­ne po­ner­les ca­fé.

Mu­chas son las es­pe­cies de plan­tas con flo­res que pue­den be­ne­fi­ciar­se con es­te abono or­gá­ni­co: ro­sas, arán­da­nos, fru­ti­llas, aza­leas, hor­ten­sias o ro­do­den­dros; a to­das ellas el ca­fé les es­ta­rá apor­tan­do ele­men­tos bá­si­cos pa­ra su vi­da, im­por­tan­tes nu­trien­tes co­mo po­ta­sio, mag­ne­sio y ni­tró­geno. Por otro la­do, la aci­dez del ca­fé me­jo­ra­rá el sue­lo y ayu­da­rá a man­te­ner­lo ai­rea­do. Su tex-

Im­por­tan­te abono or­gá­ni­co,

el ca­fé ha­ce cre­cer las plan­tas y ahu­yen­ta a ba­bo­sas y

ca­ra­co­les

tu­ra es una bue­na adi­ción a cual­quier ti­po de sue­lo de jar­di­ne­ría por­que es li­ge­ro y gra­nu­la­do y crea un buen dre­na­je. In­clu­so, te­né pre­sen­te que tam­bién los fil­tros de ca­fé pue­den ser usa­dos co­mo abono. En se­gun­do lu­gar, si es­pol­vo­reás ca­fé mo­li­do cer­ca de las plan­tas, evi­ta­rás que sean ata­ca­das por ba­bo­sas o in­fes­ta­das por ca­ra­co­les. Es­tos bi­chos de­ja­rán de arras­trar­se por el sue­lo que ha­ya si­do re­ga­do con ca­fé.

¿Có­mo po­de­mos pre­pa­rar el abono? En pri­mer lu­gar, te­né en cuen­ta que só­lo ne­ce­si­ta­rás los gra­nos co­mo ma­te­ria pri­ma. A eso, le su­ma­rás un par de ho­jas de pe­rió­di­co y una ban­de­ja don­de po­ner­los. Co­lo­cá el pa­pel so­bre la fuen­te y es­par­cí so­bre él los gra­nos, que que­da­rán allí has­ta que es­tén se­cos. Lue­go, los aplas­ta­rás has­ta for­mar una es­pe­cie de pol­vo y que­da­rá lis­to pa­ra ser usa­do.

Pa­ra que lo­gre su efec­to, ten­drás que ir ver­tién­do­lo al­re­de­dor de la raíz de la plan­ta y re­mo­ver un po­co la tie­rra pa­ra que és­ta va­ya ab­sor­bién­do­lo. Po­co a po­co, ve­rás có­mo tus plan­tas han me­jo­ra­do en cre­ci­mien­to y be­lle­za.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.