Có­mo con­tro­lar las ener­gías ne­ga­ti­vas

Mia - - SUMARIO - por Pa­tri­cia Tra­ver­sa

El Chi, la ener­gía pa­ra la fi­lo­so­fía chi­na, exis­te en to­do lo ma­ni­fes­ta­do. La ener­gía hos­til o Sha Qi, lla­ma­da tam­bién Alien­to mor­tí­fe­ro, es cau­sa­da por es­truc­tu­ras rea­li­za­das por el hom­bre o por fuer­tes ele­men­tos de la na­tu­ra­le­za. Se ma­ni­fies­ta por fle­chas en lí­nea rec­ta, fuen­tes de una gran ener­gía yin, que pue­de cau­sar en­fer­me­da­des re­cu­rren­tes, pér­di­das de di­ne­ro, rup­tu­ras fa­mi­lia­res o des­ar­mo­nías en el ho­gar.

Usual­men­te, se de­tec­ta a tra­vés de la per­cep­ción de que al­go no es­tá en ar­mo­nía, nos sen­ti­mos in­tran­qui­los en un es­cri­to­rio o los ni­ños no se pue­den con­cen­trar en un lu­gar de­ter­mi­na­do, se dis­cu­te siem­pre en el mis­mo am­bien­te de la ca­sa, se sa­be que al­go no es­tá bien ener­gé­ti­ca­men­te pe­ro no se pue­de de­ter­mi­nar dón­de es­tá el pro­ble­ma. Có­mo con­tro­lar el Sha Qi ex­te­rior

En los de­par­ta­men­tos es muy co­mún ver tan­ques de agua ve­ci­nos des­de el bal­cón: cuan­do es­tán en-fren­ta­dos a dor­mi­to­rios o sa­la de es-tar, ge­ne­ran Sha Qi.

So­lu­ción: co­lo­car en el ex­te­rior, arri­ba de la ven­ta­na del li­ving o dor­mi­to­rio, un Pa­kua con­ve­xo.

Las au­to­pis­tas emi­ten ener­gías que des­es­ta­bi­li­zan: si el de­par­ta­men­to es­tá en­fren­ta­do a ellas, po­dría obs­ta­cu­li­zar­se el cre­ci­mien­to eco­nó­mi­co.

So­lu­ción: co­lo­car en el ex­te­rior, arri­ba de la ven­ta­na del li­ving, un Pa­kua cón­ca­vo o plan­tas al­tas en el bal­cón co­mo fi­cus o ca­ñas de bam­bú.

Las an­te­nas re­pe­ti­do­ras de ce­lu­la­res son ener­gé­ti­ca­men­te des­fa­vo­ra­bles: emi­ten gran­des vo­lú­me­nes de Sha Qi si es­tán cer­ca­nas a la ven­ta­na de li­ving o dor­mi­to­rios.

So­lu­ción: co­lo­car afue­ra un Pa­kua con­ve­xo y pro­te­ger­se de las ener­gías que emi­ten con neu­tra­li­za­do­res.

Las ca­sas aban­do­nas lin­dan­tes pro­vo­can jui­cios y, de­bi­do al ex­ce­so de ener­gía Yin, tam­bién po­drían traer pro­ble­mas de sa­lud.

So­lu­ción: crear una ba­rre­ra de ener­gía Yang, con co­lo­res ex­te­rio­res en pa­re­des me­dia­ne­ras, na­ran­jas o plan­tas cu­ya ca­rac­te­rís­ti­ca sea Yang, co­mo la San­ta Ri­ta o po­ner en la puer­ta Pe­rros Fu o Leo­nes Guar­dia­nes, uno de ca­da la­do.

Los ár­bo­les enfrentados a la puer­ta de en­tra­da pue­den ge­ne­rar obs­tácu­los pa­ra pros­pe­rar en la vi­da, de­pen­dien­do del ta­ma­ño y cuan­ta os­cu­ri­dad ge­ne­ren.

So­lu­ción: co­lo­car arri­ba de la puer­ta un Pa­kua cón­ca­vo pa­ra mi­ti­gar sus efec­tos. Si el ár­bol es­ta de cos­ta­do, co­lo­car un Pa­kua con­ve­xo que des­via­rá el Sha Qi.

Cuan­do una ca­sa tie­ne la puer­ta en­fren­ta­da al por­tón de una co­che­ra o de al­gu­na fá­bri­ca en la que car­guen y des­car­guen mer­ca­de­ría, se de­bi­li­ta­rá la ener­gía de la vi­vien­da pues se­rá suc­cio­na­da por el por­tón ma­yor, crean­do pér­di­das y de­te­rio­ro a la fa­mi­lia.

So­lu­ción: se de­be re­for­zar la ener­gía Yang de la puer­ta con lu­ces, dos Pe­rros Fu, uno de ca­da la­do de la puer­ta de en­tra­da, y de­trás de la puer­ta co­lo­car un ca­rri­llón de 5 va­ri­llas hue­cas que dis­per­se la ener­gía al en­trar.

Ade­más, re­co­mien­do con­si­de­rar to­do lo que es­tá al­re­de­dor de la ca­sa: hay que re­cor­dar que ca­da vez que abri­mos la puer­ta de en­tra­da, la ener­gía cir­cun­dan­te in­gre­sa con no­so­tros, por eso, se­rá ne­ce­sa­rio ob­ser­var to­do lo que es­té ubi­ca­do al fren­te ya que afec­ta la puer­ta dde en­tra­da, los cos­ta­dos y los jar­di­nes tra­se­ros. Co­mo con­se­jos ge­ne­ra­les:

Man­te­ner ilu­mi­na­dos el ex­te­rior de puer­tas, ven­ta­nas y jar­dín.

Uti­li­zar ele­men­tos de dis­per­sión co­mo Pa­kua, Pe­rros Fu, cris­ta­les fa­ce­ta­dos y ca­rri­llo­nes.

Po­ner plan­tas na­tu­ra­les en bal­co­nes y puer­tas co­mo men­ta, ru­da, la­zos de amor, por­tu­la­cas, cac­tus y aloe ve­ra en el ex­te­rior.

*Di­rec­to­ra del Centro Ofi­cial de Feng Shui

Pro­fe­sio­nal. Au­to­ra del li­bro

Cam­bie su vi­da con Feng Shui

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.