Ca­da vez se co­me más cer­do

Mia - - CA­LI­DAD DE NU­TRI­CIÓN -

El con­su­mo de car­ne de cer­do su­peró los 10 ki­los per cá­pi­ta en 2013, se­gún ci­fras de la Aso­cia­ción Ar­gen­ti­na de Pro­duc­to­res de Por­ci­nos, lo que re­pre­sen­tó un in­cre­men­to de más del 17% en los úl­ti­mos dos años. Se tra­ta de un cam­bio en la die­ta de los ar­gen­ti­nos in­cen­ti­va­do por nue­vas ten­den­cias en ali­men­ta­ción y nue­vos me­dios de ac­ce­so a es­te ali­men­to. Los mo­ti­vos que dis­pa­ra­ron es­te au­men­to se re­la­cio­nan con un ma­yor in­te­rés por cui­dar la nu­tri­ción, los múl­ti­ples be­ne­fi­cios que es­te ti­po de car­ne apor­ta y nue­vos me­dios de com­pra que fa­ci­li­tan el ac­ce­so.

El pri­mer mo­ti­vo en el au­men­to del con­su­mo de car­ne es el cre­cien­te in­te­rés de las per­so­nas por cui­dar su nu­tri­ción al in­cor­po­rar ali­men­tos de ca­li­dad que apor­ten los ele­men­tos ne­ce­sa­rios pa­ra ren­dir de ma­ne­ra óp­ti­ma día a día. A es­to se su­ma que, en la úl­ti­ma dé­ca­da, ha ha­bi­do cam­bios en la for­ma de cría y ali­men­ta­ción del ga­na­do por­cino que con­tri­bu­ye­ron a me­jo­rar no­ta­ble­men­te la ca­li­dad de la car­ne y ge­ne­ra­ron nue­vos be­ne­fi­cios en su in­cor­po­ra­ción, co­mo por ejem­plo un al­to apor­te pro­tei­co y ba­jo so­dio, lo que la ha­ce ap­ta pa­ra hi­per­ten­sos.

Des­de un pun­to de vis­ta nu­tri­cio­nal, la car­ne de cer­do es ri­ca en po­ta­sio y po­bre en so­dio, ha­cién­do­la ideal pa­ra per­so­nas hi­per­ten­sas. Tam­bién apor­ta se­le­nio, hie­rro y vi­ta­mi­na B1, es muy com­ple­ta en apor­tes nu­tri­cio­na­les. Ade­más, la creen­cia que se man­tu­vo so­bre ella du­ran­te tan­to tiem­po, re­la­cio­na­da con el al­to ni­vel de gra­sa, ya no es real. Por el con­tra­rio, el lo­mo de cer­do es más ma­gro que la pe­chu­ga de po­llo.

Fuen­te: cer­doar­gen­tino.com

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.