Ber­nar­do con­tes­ta en su con­sul­to­rio se­ma­nal

Un es­pa­cio se­ma­nal pa­ra re­sol­ver con­flic­tos, des­pe­jar obs­tácu­los y, fun­da­men­tal­men­te, ser es­cu­cha­dos

Mia - - SUMARIO -

Des­de que me se­pa­re de mi ma­ri­do, sien­to que no sir­vo pa­ra na­da, me veo fea ¿Qué pue­do ha­cer pa­ra sen­tir­me me­jor? Ma­bel En pri­mer lu­gar te­nés que ha­cer una lis­ta de las for­ta­le­zas que po­sees. Du­ran­te mu­chos años los psi­có­lo­gos han es­tu­dia­do los con­flic­tos, la de­pre­sión, las cau­sas del suicidio ,pe­ro en los úl­ti­mos 40 años co­men­za­ron a in­ves­ti­gar qué ha­ce la gen­te fe­liz pa­ra ser fe­liz y se en­fo­ca­ron en la sa­lud y así se des­cu­brió que po­de­mos te­ner pro­ble­mas emo­cio­na­les y sin em­bar­go ser fe­li­ces, por que son dos ca­mi­nos dis­tin­tos .Por eso no ne­ce­si­ta­mos ha­cer to­do bien sino sa­ber en qué so­mos buenos y so­bre eso cre­cer. Te­ne­mos que to­mar con cui­da­do la mir ada de los de­más, por­que és­ta es muy sub­je­ti­va, ya que to­dos po­de­mos ha­blar, opi­nar y de­cir de los de­más, y qui­zá to­do lo que ve­mos sea fal­so. Va­li­dar a los de­más y va­li­dar­nos es muy im­por­tan­te, por­que qui­zá una pa­la­bra mar­que a una per­so­na y pro­vo­que una on­da ex­pan­si­va que lo acom­pa­ñe el r es­to de su vi­da. Una va­li­da­ción pue­de ser ma­ra­vi­llo­sa y no sa­be­mos el al­can­ce y el efec­to que pue­de te­ner.

¿Có­mo de­be­ría ac­tuar en mi en­torno de tra­ba­jo pa­ra no mos­trar­me co­mo una per­de­do­ra cuan­do me equi­vo­co? Ele­na

Te­ne­mos que per­mi­tir­nos equi­vo­car­nos, pe­ro lo que no te - ne­mos que ha­cer, es cro­ni­fi­car el error.No de­cir nun­ca: “soy un fra­ca­sa­do”. La cla­ve es­tá en em­pe­zar a cam­biar nues­tros pen­sa­mien­tos, apren­dien­do de nues­tros fra­ca­sos. Se­gu­ra­men­te, mu­chas co­sas te han frus­tra­do, pe­ro te­nés que sa­ber que co­me­ter un err or, no te ha­ce a vos un err or ,y apren­der de ellos es muy im­por­tan­te. No te­ne­mos que pa­rar­nos so­bre los éxi­tos, sino so­bre quie­nes so­mos. Y sa­ber que si otr o lo lo­gró en­ton­ces no­so­tros tam­bién lo va­mos a lo­grar. Creo que es­toy enamo­ra­da de dos per­so­nas al mis­mo tiem­po. ¿Es po­si­ble eso? Ce­les­te Es­to es im­po­si­ble, el enamo­ra­mien­to de por si in­vo­lu­cra la ex­clu­si­vi­dad, es de­cir que es mo­nó­ga­mo. Siem­pre que uno es­tá enamo­ra­do fuer­te­men­te, es de una so­la per­so­na. Quien afir­ma que es­tá enamo­ra­do de dos per­so­nas a la vez, pro­ba­ble­men­te no lo es­té de nin­gu­na. Esa per­so­na se con­vier­te en irrem­pla­za­ble, es per­fec­ta.Por eso se sue­le de­cir que el amor es cie­go.

Con to­dos los pro­ble­mas que ten­go, me sien­to den­tro de un po­zo, ¿có­mo pue­do sa­lir? Sil­via

Tu pro­ble­ma no es un po­zo, es un tú­nel. En un po­zo das vuel­tas, pe­ro en un tú­nel ca­mi­nás. Tus deu­das o tu en­fer­me­dad no son un po­zo, son un tú­nel. ¿Qué te­nés que ha­cer? Res­pi­rar un po­co más que tu pr oble­ma, mo­ver las pier­nas un po­co más que tu di­fi­cul­tad. Un tú­nel aun­que es­tá os­cu­ro, si se­guís ca­mi­nan­do, pa­so a pa­so, vas a lle­gar a tu vic­to­ria. Las res­pues­tas de Ber­nar­do Stamateas de­ben ser to­ma­das co­mo guías.

Ja­más re­em­pla­zan el con­se­jo pro­fe­sio­nal de cual­quier ti­po.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.