El Horóscopo Ma­ya 2014

Des­de el 26 de ju­lio, em­pie­zan a vi­brar las nue­vas ener­gías pa­ra los ani­ma­les sa­gra­dos de es­te zo­día­co. Se­rá un ci­clo mo­vi­do pa­ra to­dos, por eso, no po­dés de­jar de sa­ber que te pa­sa­rá en la jun­gla en es­te nue­vo ci­clo

Mia - - SUMARIO - Por Ga­briel Ru­gie­ro, El Bru­jo Ma­ya

El 26 de ju­lio co­mien­za el nue­vo año en el Ca­len­da­rio Ma­ya, el de la Lu­na So­lar Ro­ja, que fi­na­li­za­rá el 25 de ju­lio de 2015 . Los Ma­yas, lla­ma­dos los Maes­tros del Tiem­po, eran ex­per­tos as­tró­lo­gos y, sin ins­tru­men­tos es­pe­cia­li­za­dos ni lentes óp­ti­cas, ha­bían es­tu­dia­do el mo­vi­mien­to de las es­tre­llas y ano­ta­do sus des­pla­za­mien­tos en los Có­di­ces Ma­yas. A ca­da cons­te­la­ción, le die­ron el nom­bre de un ani­mal sa­gra­do y unien­do los pun­tos que for­ma­ban las es­tre­llas, veían la re­pre­sen­ta­ción de sus dio­ses en el cie­lo:

Al Mur­cié­la­go lo iden­ti­fi­ca­ban con Noh uh, la Lu­na Lle­na. El Ala­crán es­ta­ba re­gi­do por Zak Ex, el pla­ne­ta Ve­nus. El Ve­na­do es­ta­ba vin­cu­la­do con Uuk Ek, gru­po de sie­te es­tre­llas que los hin­dúes de­no­mi­na­ban los Sie­te Ris­his, los sie­te gu­rúes, ca­ta­lo­ga­da co­mo la Osa Ma­yor.

La Le­chu­za es­ta­ba re­gi­da por Sa­turno, al que lla­ma­ban Ain Ek.

El Pa­vo Real es­ta­ba re­pre­sen­ta­do por Ich It­zam, la Cons­te­la­ción de An­ta­res.

El La­gar­to te­nía por es­tre­lla el pla­ne­ta Mar­te, al que lla­ma­ban Chak Ek.

Lu­na del Mur­cié­la­go (26 de ju­lio al 22 de agos­to) Su nom­bre: TZOOTZ, el mur­cié­la­go noc­turno. YO HA­GO

Es el pri­mer ani­mal to­té­mi­co del Zo­día­co Ma­ya, qui­zás por­que los an­ti­guos ha­bi­tan­tes de la tie­rra vi­vían en ca­ver­nas ro­dea­dos por ellos. Las per­so­nas de es­te signo tam­bién ha­cen del ho­gar, su cue­va, un re­fu­gio pa­ra me­di­tar y re­car­gar ba­te­rías. En ge­ne­ral, son más noc­tám­bu­los que diur­nos y po­seen un ra­dar con el que de­tec­tan la ener­gía de la gen­te. Há­bi­les pa­ra los ne­go­cios, se des­ta­can en su pro­fe­sión.

2014/15: muy bueno pa­ra el amor. Es­te año se afian­za­rán re­la­cio­nes, com- pro­mi­sos y ma­tri­mo­nios. El acen­to es­ta­rá pues­to en el te­rreno afec­ti­vo. Otros años bus­ca­ron una rea­li­za­ción más cer­ca­na al or­den de lo per­so­nal, en­fo­cán­do­se en sí mis­mos y en su cre­ci­mien­to pro­fe­sio­nal, aho­ra, con cier­ta es­ta­bi­li­dad eco­nó­mi­ca, su centro pa­sa por la fa­mi­lia y los afec­tos.

Lu­na del Ala­crán (23 de agos­to al 19 de sep­tiem­bre) Su nom­bre: DZEC, el es­cor­pión.

YO PIEN­SO

De to­dos los ani­ma­les del zo­día­co ma­ya, el Es­cor­pión es qui­zás el más re­ser­va­do. Por afue­ra, se pue­den mos­trar muy ex­tro­ver­ti­dos, pe­ro muy po­cas per­so­nas co­no­cen real­men­te lo que sien­ten y pien­san en su in­te­rior. Si sos es­cor­pión, en­tras­te en su círcu­lo ce­rra­do. Ins­pi­ran res­pe­to. Son per­so-

nas me­mo­rio­sas, nun­ca ol­vi­dan to­da ayu­da que le ha­yan brin­da­do, la agra­de­cen y al­gún día de­vuel­ven el fa­vor. Pe­ro tam­po­co ol­vi­dan una trai­ción y tam­bién se co­bra­rán esa deu­da kár­mi­ca con el des­tino.

2014/15: con mu­chos pro­yec­tos, un año de ini­cia­ti­vas. Ten­drán la agen­da bas­tan­te ocu­pa­da y se­rán re­que­ri­dos pa­ra los más va­ria­dos ser­vi­cios. Po­drán se­lec­cio­nar los tra­ba­jos me­jor re­mu­ne­ra­dos y cer­ca­nos a su vo­ca­ción. No de­ben ol­vi­dar­se de de­jar al­gún tiem­po pa­ra el amor, que tam­bién ne­ce­si­ta de­di­ca­ción. La cla­ve se­rá equi­li­brar la ba­lan­za pa­ra no des­cui­dar nin­gún área de la vi­da.

Lu­na del Ve­na­do (20 de sep­tiem­bre al 17 de oc­tu­bre) Su nom­bre: es KEH, el ve­na­do má­gi­co

YO SIEN­TO

Son, sin lu­gar a du­das, los más tier­nos del zo­día­co ma­ya. Tie­nen un en­can­to (au­ra) es­pe­cial, se ha­cen que­rer por to­dos. Son con­cien­tes de su don de se­duc­ción y sa­ben

El Mono era re­gi­do por Yum Box Ex, la gran es­tre­lla ne­gra, que fue iden­ti­fi­ca­da re­la­ti­va­men­te ha­ce muy po­co, por fo­to­gra­fías to­ma­das por sa­té­li­tes de la NASA en la dé­ca­da del ' 60, el agu­je­ro ne­gro de la cons­te­la­ción del Cis­ne X1, don­de el Sol, se ha­lla­ba cen­tra­do co­mo la cús­pi­de del na­ci­mien­to del Día de los Mo­nos.

El Hal­cón re­ci­bía su in­fluen­cia de Coz Ek, el pla­ne­ta Mer­cu­rio.

El Ja­guar des­ple­ga­ba sus for­mas en la ga­la­xia que lle­va por de­no­mi­na­ción M 31. El Zorro te­nia por re­gen­te a Be ´ En Ex, el pla­ne­ta Jú­pi­ter. A la Ser­pien­te le co­rres­pon­de la Cons­te­la­ción de Tzab, las Plé­ya­des.

La Ar­di­lla era re­gi­da por Chak- Xih- Ek, en la ne­bu­lo­sa ro­ja M42.

La Tor­tu­ga re­ci­bía su mís­ti­ca in­fluen­cia de Ch ´ oh Ek, la es­tre­lla del dia­man­te azul vio­le­ta, co­no­ci­da por to­dos co­mo Si­rio.

De es­ta ma­ne­ra, los Ma­yas crea­ron su zo­día­co que aho­ra em­pie­za a vi­brar con la ener­gía de tu año as­tral.

que con su ma­gia con­si­guen lo que quie­ren. Las per­so­nas ve­na­do tie­nen una in­cli­na­ción es­pe­cial ha­cia las ar­tes, la be­lle­za y la es­té­ti­ca en ge­ne­ral, plas­man­do en sus vi­das to­da es­ta do­sis de crea­ti­vi­dad.

2014/15: la cla­ve pa­ra es­te año es la ad­mi­nis­tra­ción de la ener­gía.Ten­drán mu­chas ga­nas de ha­cer mu­chas co­sas, pe­ro de­ben tra­tar de no dis­per­sar­se. Co­mo de­cía mi abue­la: el que mu­cho abar­ca po­co aprie­ta. Les con­vie­ne ele­gir ca­li­dad y no can­ti­dad, tal vez no ha­cer tan­to, pe­ro po­ner el 100% en lo que ha­gan pa­ra ha­cer­lo bien. En el amor, jue­ga la mis­ma re­gla y, si­guien­do con los di­chos de mi abue­la, más va­le pá­ja­ro en mano que cien volando. Pon­gan la mi­ra­da en una so­la pre­sa y apués­ten­le to­das las fi­chas al nú­me­ro ga­na­dor.

Lu­na Lun de la Le­chu­za (18 ( 18 de oc­tu­bre al 14 de no­viem­bre) Su nom­nom­bre: MOAN, la le­chu­za

YO ININTUYO

Las le­le­chu­zas tie­nen al­go de ma­gas, adi­vi­nas­nas y sa­bias. Se las aso­cia con las prác­ti­cas­cas ccha­má­ni­cas de los an­ti­guos bru­jos de Mé­xiMé­xi­co, por eso, se con­si­de­ra que te­ner a una pper­so­na na­ci­da bajo es­ta Lu­na en la fa­mi­li­fa­mi­lia es au­gu­rio de bue­na suer­te. Son un po­co­po psi­có­lo­gas, maes­tras, sa­ben es­cu­char­char yy, aun­que no son de dar con­se­jos, sus pa­lab­pa­la­bras son siem­pre bien re­ci­bi­das, se­gu­ra­me­ra­men­te por­que pro­vie­nen del co­ra­zón.

20142014/15: ideal pa­ra mu­dan­zas, cambios de tra­ba­jo, via­jes. De he­cho, se­rá un año as­tro­ló­gi­co de mu­chos cambios. No se asus­ten fren­te a las sor­pre­sas que se les pre­sen­ten por­que to­do cam­bio se­rá po­si­ti­vo. En oca­sio­nes, a no­so­tros mis­mos nos cues­ta rea­li­zar al­gu­nas mo­di­fi­ca­cio­nes en nues­tra vi­da, en­ton­ces, la vi­da mue­ve un par de pie­zas pa­ra plan­tear­nos una reali­dad di­fe­ren­te. Ábran­se a lo nue­vo.

Lu­na del Pa­vo Real (15 de no­viem­bre al 12 de di­ciem­bre) Su nom­bre: KUTZ, el pá­ja­ro mul­ti­co­lor.

YO SOY

Son las es­tre­llas del zo­día­co. Ha­gan lo que ha­gan, na­cie­ron pa­ra bri­llar. Di­ver­ti­das, son el al­ma de to­das las fies­tas. Op­ti­mis­tas, siem­pre

es­pe­ran lo me­jor de la vi­da y, co­mo lo creen, lo cons­tru­yen. A ve­ces son un po­co au­to­ri­ta­rias, les gus­ta te­ner siem­pre to­do bajo con­trol, pe­ro los de­más ya las co­no­cen y es­tán acos­tum­bra­dos.

2014/15: la cla­ve de es­te nue­vo ci­clo ma­ya es apren­der a cui­dar las for­mas. A ve­ces no bas­ta con bue­nas in­ten­cio­nes, cui­dar los de­ta­lles tam­bién es muy im­por­tan­te, en es­pe­cial, en la co­mu­ni­ca­ción. Pres­ten aten­ción a có­mo di­cen las co­sas, los to­nos de voz, de es­ta ma­ne­ra, se evi­ta­rán con­flic­tos in­ne­ce­sa­rios, en es­pe­cial, en el lu­gar de tra­ba­jo. Res­pec­to a la sa­lud, se­rán co­mu­nes las aler­gias. No­viem­bre y di­ciem­bre (me­ses de sus cum­plea­ños) se­rán po­si­ti­vos en ma­te­ria eco­nó­mi­ca, lo­gra­rán sal­dar deu­das y can­ce­lar cré­di­tos pen­dien­tes.

Lu­na del La­gar­to (13 de di­ciem­bre al 9 de enero) Su nom­bre: KIBRAY, el pe­je­la

gar­to.

YO DIS­FRU­TO

Su le­ma es vi­vir y de­jar vi­vir. Los la­gar­tos (la­gar­ti-

jas o ca­ma­leo­nes) lo­gran mi­me­ti­zar­se con el en­torno que los ro­dea, to­man los co­lo­res de la sel­va ur­ba­na y pre­fie­ren el per­fil bajo a lla­mar de­ma­sia­do la aten­ción. Co­mo el co­co­dri­lo, cuan­do sien­ten ham­bre, van en bus­ca de ali­men­to, si se les po­ne muy com­pli­ca­do, aban­do­nan la ta­rea. Su fi­lo­so­fía de vi­da les di­ce que lo que ten­drá que ser, se­rá.

2014/15: to­do es cí­cli­co, es­to es al­go que bien sa­ben los la­gar­tos con ex­pe­rien­cia. Ya es­tu­vie­ron en la cresta de la ola y sa­ben que van a vol­ver. Por eso, ca­si im­per­cep­ti­ble­men­te, avan­zan en di­rec­ción a su ob­je­ti­vo, su in­vi­si­bi­li­dad es su ar­ma más po­de­ro­sa, no lo ve­mos ve­nir, pe­ro an­tes de que nos de­mos cuen­ta, ha­brán con­se­gui­do lo que quie­ren. Es­te es un año de mu­chos lo­gros y con­quis­tas y la te­na­ci­dad se­rá una gran alia­da.

Lu­na del Mono (10 de enero al 6 de fe­bre­ro) Su nom­bre: BATZ KIMIL, el chim­pan­ce

YO JUE­GO

Tal vez los mo­nos ten­gan ra­zón: to­mar­se la vi­da co­mo al­go muy se­rio no tie­ne sen­ti­do. Aflo­jar­se y fluir, car­ga de fuer­zas pa­ra re­sol­ver los pro­ble­mas que se pre­sen­tan. Es­ta es la fi­lo­so­fía del mono: vi­vir y ser fe­liz. Es un ar­le­quín, una ava­lan­cha de ale­gría que se dis­fra­za de mo­ni­go­te pa­ra ro­bar­te una son­ri­sa en los días más gri­ses. No le pi­das que ma­du­re, se­rá un eterno Pe­ter Pan, pe­ro si es fe­liz así ¿a quién le im­por­ta? Tal vez ma­du­rar sea el prin­ci­pio de en­ve­je­cer.

2014/15: no se con­for­men con me­nos. ¿Por qué ha­cer­lo pu­dien­do te­ner el pre­mio gran­de? Con­fiar, tra­ba­jar la se­gu­ri­dad en sí mis­mo, las po­si­bi­li­da­des es­tán, de­pen­de de us­te­des si se atre­vas a to­mar­las. En re­la­ción con la sa­lud, se­rá va­ria­ble, se­gún los es­ta­dos de áni­mo, con ten­den­cia a so­ma­ti­zar los te­mas emo­cio­na­les.

Lu­na del Hal­cón (7 de fe­bre­ro al 6 de mar­zo) Su nom­bre: COZ, el Ser Ala­do

YO ASCIENDO

El hal­cón (o águi­la) lle­va en sus ge­nes la or­den de ele­var­se a las al­tu­ras. Por eso, a lo lar­go de su vi­da, cre­ce­rá, pro­gre­sa­rá, es­ca­la­rá po­si­ción so­cial y eco­nó­mi­ca y le de­mos­tra­rá a to­dos que lle­gó. Des­pués de la se­gun­da mi­tad de su vi­da, bus­ca­rá ele­var­se es­pi­ri­tual­men­te pa­ra ir ha­cia la ci­ma del es­pí­ri­tu. 2014/15: es­tán pa­san­do por un mo­men­to en el que buscan un rol más hu­mano, frá­gil, vul­ne­ra­ble. A ve­ces, se los po­ne en un pe­des­tal por­que to­do lo pue­den, es­pe­cies de Su­per­man o Mu­jer Ma­ra­vi­lla. Pe­ro de­ci­die­ron ba­jar­se de ahí y mos­trar­se tal cual son, com­par­tien­do con los otros el pe­so de las car­gas co­ti­dia­nas. Es­tán apren­dien­do a pe­dir ayu­da y ha­cer has­ta don­de lle­gan. Se­rá un año de pro­fun­do apren­di­za­je.

Lu­na del Ja­guar (7 de mar­zo al 3 de abril) Su nom­bre: BA­LAM, el ga­to­par­do.

YO CONQUISTO

Es­te ani­mal tie­ne va­rios as­pec­tos de su per­so­na­li­dad a desa­rro­llar. Por un la­do, su ca­rác­ter fe­lino, se­duc­tor, cau­ti­van­te. Sus mo­vi­mien­tos son cui­da­dos, pre­ci­sos, su mi­ra­da atra­pan­te, hip­no­ti­za a la pre­sa y le da el zar­pa­zo. Así son las per­so­nas de es­te signo: con­quis­ta­do­ras, real­men­te con­si­guen to­do lo que quie­ren, va­lien­tes, lu­cha­do­ras. Por otro la­do, son muy buenos aman­tes, apasionados en el se­xo, vi­ven to­do con in­ten­si­dad.

2014/15: un año de cre­ci­mien­to pro- gre­si­vo en el tra­ba­jo. Sep­tiem­bre y oc­tu­bre irá muy bien, se es­ta­bi­li­zan en el verano, vuel­ven a cre­cer en mar­zo y en abril, cer­ca de la fe­cha de sus cum­plea­ños, y lue­go, en el oto­ño de 2015, la na­tu­ra­le­za le su­ge­ri­rá guar­dar­se y no mal­gas­tar ener­gías en pro­yec­tos sin sen­ti­dos. En el amor, de­ben do­si­fi­car las do­sis de de­mos­tra­cio­nes afec­ti­vas pa­ra no aho­gar al otro. Me­jor cen­trar­se en uno mis­mo y no pe­dir­le de­ma­sia­do a la pa­re­ja.

Lu­na del Zorro (4 de abril al 1 de ma­yo) Su nom­bre: FEX, el hom­bre-om­bre-mu­jer lo­bo

YO EX­PRE­SO

En reali­dad, es un pe­rro fiel aún sin do­mes­ti­car. En su ju­ven­tud, se­rá re-re­bel­de, cues­tio­na­dor or de las nor­mas y las for­mas, in­de­pen­dien- ndien­te. Que­rrá ha­cer­lor­lo to­do a su ma­ne­ra. Con los l años ñ y la re­la­ción con los otros, apren­de­rá a so­cia­li­zar con la ma­na­da y se con­ver­ti­rá en un ami­go fiel, esa per­so­na con las que siem­pre se pue­de con­tar, un her­mano del al­ma, un com­pa­ñe­ro de vi­da. Uno de los do­nes del zorro es la co­mu­ni­ca­ción, son los vo­ce­ros del res­to de la jun­gla hu­ma­na, si se de­di­can a ac­ti­vi­da­des que ten­gan que ver con la ex­pre­sión, sin du­da, triun­fa­rán.

2014/15: un ex­ce­len­te año en el pa­no­ra­ma afec­ti­vo, de rea­li­za­cio­nes en te­mas del co­ra­zón. Mu­chos zo­rros y zo­rras for­ma­li­za­rán su pa­re­ja y fir­ma­rán la li­bre­ta en el Re­gis­tro Ci­vil o se irán a vi­vir jun­tos en ri­tua­les par­ti­cu­la­res de amor. Tam­bién ha­brá mu­chos em­ba­ra­zos y na­ci­mien­tos de be­bés, nie­tos, so­bri­nos. La fa­mi­lia cre­ce­rá y se ex­pan­di­rá. El zorro se sen­ti­rá rea­li­za­do y son­rei­rá fe­liz. Si en el amor es­tá bien, to­do lo de­más (tra­ba­jo, di­ne­ro) tam­bién ven­drá.

Lu­na de la Ser­pien­te (2 de ma­yo al 29 de ma­yo) Su nom­bre: KAN

YO TEN­GO

Así co­mo el hal­cón vue­la por las al­tu­ras, la ser­pien­te na­ció en es­ta en­car­na­ción pa­ra

go­ber­nar el mun­do ma­te­rial, así en la tie­rra co­mo en el cie­lo. A la ma­yo­ría de las per­so­nas es­pi­ri­tua­les ser­pien­te, les cues­ta mu­cho ma­ne­jar­se en es­ta vi­da ma­te­rial y eso es lo que vie­nen a apren­der. Por eso, bus­ca­rán un buen pa­sar eco­nó­mi­co, con­fort, co­mo­di­da­des, dán­do­se a sí mis­mas to­do lo que me­re­cen, sin sen­tir cul­pa. Po­seen un in­te­lec­to agu­do, son in­te­li­gen­tes, de pen­sar mu­cho las co­sas. Cam­bian va­rias ve­ces la piel en bus­ca de una vi­da me­jor.

2014/15: se­rá un año de des­pe­gue. Avan­za­rán sin pe­dir mu­chos per­mi­sos, to­man­do lo que ne­ce­si­ten (la ser­pien­te sa­be que en el Uni­ver­so hay un per­fec­to equi­li­brio y so­lo to­ma de la vi­da aque­llo que pre­ci­sa). Se des­ta­ca­rán en su pro­fe­sión, lo­gra­rán fa­ma y res­pe­to y ve­rán re­fle­ja­do es­te cre­ci­mien­to en su eco­no­mía. El amor, que tam­bién es im­por­tan­te pa­ra es­te signo, lo en­con­tra­rá en pa­re­ja, en un via­je de re­torno al pa­raí­so.

Lu­na de la Ar­di­lla (30 de ma­yo al 26 de ju­nio) Su nom­bre: TZUB, el roe­dor bus­ca­vi­das

YO BUS­CO

Son las más sim­pá­ti­cas y gra­cio­sas del zo­día­co ma­ya. Mien­tras que el Uni­ver­so le dio pa­sión al Ja­guar, sa­bi­du­ría a la Tor­tu­ga o es­plen­dor al Pa­vo Real, a las ar­di­llas les dio un ca­ris­ma ex­cep­cio­nal. Im­po­si­ble no que­rer­las, con su gra­cia, se ro­ban el co­ra­zón. Así, lo­gran pa­sar­la bien en la vi­da, ge­ne­ran­do un buen cli­ma con sus com­pa­ñe­ros de tra­ba­jos y je­fes, bus­can­do un amor con el que com­par­tir la vi­da.

2014/15: un año po­si­ti­vo pa­ra us­te­des. La ca­rac­te­rís­ti­ca es­pe­cial es la po­si­bi­li­dad de rea­li­zar via­jes, cru­zar las fron­te­ras en bus­ca de nue­vos ho­ri­zon­tes. Pue­den ser via­jes de tra­ba­jo o pla­cer, o sim­ple­men­te la aven­tu­ra de pro­bar una vi­da di­fe­ren­te. Los buenos vien­tos los acom­pa­ña­rán. Tam­bién es un ex­ce­len­te año pa­ra el es­tu­dio, au­men­tar co­no­ci­mien­tos, re­to­mar la ca­rre­ra o rea­li­zar ca­pa­ci­ta­cio­nes la­bo­ra­les. Co­mo sea, la pa­sa­rán ge­nial.

Lu­na de la Tor­tu­ga (27 de ju­nio al 25 de ju­lio) Su nom­bre: AAK, el ga­lá­pa­go

YO SÉ

Co­mo el ca­ra­col, la tor­tu­ga tie­ne ca­sa pro­pia, por eso, cul­tu­ral­men­te, los ma­yas la aso­cia­ban al ho­gar, la tri­bu, sien­do la fa­mi­lia y los hi­jos su prio­ri­dad más gran­de. En la an­ti­güe­dad, las tor­tu­gas vi­vían mu­chos años, la ex­pe­rien­cia les da­ba sa­bi­du­ría y se con­si­de­ra­ba que las per­so­nas de es­te signo ya ha­bían vi­vi­do mu­chas vi­das, por eso, en es­ta en­car­na­ción re­sul­tan gran­des maes­tros que vie­nen a com­par­tir su co­no­ci­mien­to con otras al­mas.

2014/15: es­te año se de­di­ca­rán a sí mis­mas, re­va­lo­ri­za­rán su cuer­po y su per­so­na, se pon­drán más be­llas, cam­bia­rán el co­lor de su ca­be­llo, se de­ci­di­rán por las ex­ten­sio­nes, co­men­za­rán a ha­cer ejer­ci­cio en un gim­na­sio o deportes, cui­da­rán su ali­men­ta­ción co­mien­do más fru­tas y verduras, les cam­bia­rá la piel y ten­drá un brillo es­pe­cial en la mi­ra­da. To­do cam­bio em­pie­za de aden­tro ha­cia afue­ra, por eso, tam­bién co­men­za­rán a ver­las di­fe­ren­te, bus­ca­rán na­tu­ral­men­te su com­pa­ñía, au­men­ta­rá su círcu­lo so­cial, con­se­gui­rán pa­re­ja y, en el tra­ba­jo, las pon­drán en una po­si­ción y car­go ven­ta­jo­so. ¡A dis­fru­tar de es­te gran año!

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.