Tea­tro

En­tre­te­ni­do uni­per­so­nal acer­ca de un via­je es­pe­cial

Mia - - ESPECTÁCULOS -

Sa­la: La Ca­so­na Ilu­mi­na­da (Co­rrien­tes 1979, Ca­ba) - Di­rec­tor: Lu­ciano Ri­cio Au­tor: He­be Uhart - In­tér­pre­te: Ar­me­nia Mar­tí­nez - Fun­cio­nes: sá­ba­dos a las 18 La pe­que­ña sa­la de La Ca­so­na Ilu­mi­na­da, en la que se ofre­ce la obra, es, sin lu­gar a du­das, el me­jor ám­bi­to pa­ra ver es­te uni­per­so­nal por el cli­ma de in­ti­mi­dad que se pro­du­ce des­de el pri­mer mo­men­to y por­que la ac­tua­ción es a ni­vel del pi­so, en un es­pa­cio es­cé­ni­co de­ter­mi­na­do, pe­ro no so­bre un es­ce­na­rio. Una mu­jer gran­de apa­re­ce con una co­fia y una toa­lla so­bre los hom­bros y to­do in­di­ca que es­tá en ple­na ac­ción de apli­car­se tin­tu­ra en el ca­be­llo. Mien­tras ha­ce tiem­po pa­ra que se pro­duz­ca ese pro­ce­so, ha­bla so­la. Me­jor di­cho, le ha­bla a un pez em­bal­sa­ma­do que es­tá so­bre un pe­des­tal. Le cuen­ta a ese ele­men­to de­co­ra­ti­vo (y de pa­so al pú­bli­co) las vi­ven­cias de un via­je que reali­zó diez años atrás a Ná­po­les y Ca­pri, con su ma­ri­do Al­do y su hi­jo Leo. An­tes de re­la­tar esas vi­ven­cias de­ja bien en cla­ro las di­fe­ren­cias que ella con­si­de­ra que exis­ten en­tre un tu­ris­ta y un via­je­ro, que no son lo mis­mo, y ase­gu­ra que ellos fue­ron a Ita­lia en ca­li­dad de via­je­ros y no lle­va­dos co­mo ga­na­do por un guía, co­mo sue­le ocu­rrir con los tu­ris­tas. Pa­ra con­tar to­do eso, la mu­jer va y vie­ne del pa­sa­do al pre­sen­te. Se ob­se­sio­na con al­gu­nos ins­tan­tes y des­cri­be con lu­jo de de­ta­lles cier­tas si­tua­cio­nes. Por mo­men­tos, pa­re­ce que­dar sus­pen­di­da en ese pa­sa­do y en sus re­cuer­dos. En otro ins­tan­te -cuan­do des­can­sa bre­ve­men­te en un si­llón- cual­quie­ra di­ría que es­tá so­ñan­do esos re­cuer­dos. El re­la­to de la ac­triz Ar­me­nia Mar­tí­nez, la úni­ca in­tér­pre­te de es­te es­pec­tácu­lo, es lle­va­de­ro y pro­vo­ca ri­sas y son­ri­sas en el au­di­to­rio ca­si to­do el tiem­po. Bien mar­ca­da por el di­rec­tor Lu­ciano Ri­cio, sa­ca a re­lu­cir un ver­da­de­ro ar­se­nal de re­cur­sos his­trió­ni­cos, con pau­sas im­por­tan­tes y cam­bios de to­nos en la voz que en­ri­que­cen lo que di­ce. Uno se va de la sa­la con la sen­sa­ción de que es­tu­vo en una ca­sa, sin ser vis­to por su due­ña y asis­tien­do a la in­ti­mi­dad de una mu­jer muy es­pe­cial e in­tere­san­te.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.