Ley de ge­né­ri­cos

Mia - - SOCIEDAD -

Des­de 2002, cuan­do se su­po­nía obli­ga­to­ria la ley de ge­né­ri­cos en que de­be re­ce­tar­se por el nom­bre de la dro­ga los me­di­ca­men­tos, fue ca­yen­do en desuso. Mien­tras que al año si­guien­te de la san­ción de la ley, el 71% de las pres­crip­cio­nes lle­ga­ba al mos­tra­dor de la far­ma­cia con el nom­bre ge­né­ri­co, hoy ese por­cen­ta­je no su­pera el 25 por cien­to. La ma­yo­ría de los mé­di­cos in­di­ca la mar­ca que hay que com­prar.

"Re­ce­tar por nom­bre ge­né­ri­co era só­lo el co- mien­zo de una po­lí­ti­ca pa­ra re­gu­lar el mer­ca­do de me­di­ca­men­tos. Ade­más, ha­bía que fo­men­tar un mer­ca­do de ge­né­ri­cos, que la Ar­gen­ti­na aún no tie­ne, ex­cep­to pa­ra muy po­cos pro­duc­tos, co­mo los que se uti­li­zan pa­ra tra­tar el VIH/si­da", sos­tie­ne Al­do Ne­ri, ex mi­nis­tro de Sa­lud.

El Sin­di­ca­to Ar­gen­tino de Far­ma­céu­ti­cos y Bio­quí­mi­cos (Safyb) cal­cu­la que la sus­ti­tu­ción por nom­bre ge­né­ri­co no su­pera ac­tual­men­te el 9% de las ven­tas, en com­pa­ra­ción con el 45% en los paí­ses desa­rro­lla­dos con una le­gis­la­ción si­mi­lar.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.