TE­VÉ, CI­NE, TEA­TRO.

Lo me­jor de la se­ma­na

Mia - - SUMARIO -

A uno le en­se­ña­ron en la es­cue­la pri­ma­ria que do­ña Gre­go­ria Ma­to­rras era la ma­dre de San Mar­tín y uno nun­ca más se ol­vi­dó de ese nom­bre. Las maes­tras nos in­cul­ca­ron que las In­va­sio­nes In­gle­sas fue­ron en 1806 y 1807 y eso que­dó gra­ba­do a fue­go pa­ra siem­pre en nues­tras me­mo­rias. Tal vez por­que aque­llos maes­tros exi­gían mu­cho más que los de aho­ra, qui­zás por­que los chi­cos te­nía­mos mu­cho me­nos tec­no­lo­gía pa­ra dis­per­sar­nos o por­que las amo­nes­ta­cio­nes y el bo­le­tín nos in­fun­dían un res­pe­to que ro­za­ba lo sa­gra­do. A lo me­jor por­que nues­tros pa­dres nos to­ma­ban la lec­ción to­dos los días o nos in­crus­ta­ban a fuer­za de re­pe­ti­ción las ta­blas del 2 al 9, re­pi­tién­do­las co­mo lo­ros de arri­ba ha­cia aba­jo y de aba­jo ha­cia arri­ba. La cues­tión es que, quie­nes pa­sa­mos los 50 años, te­ne­mos una cul­tu­ra ge­ne­ral bá­si­ca mu­cho más am­plia que la ac­tual con el Goo­gle in­clui­do. Por to­do es­to y mu­cho más es que uno sien­te ver­güen­za aje­na an­te cier­tas de­vo­lu­cio­nes que dan los pro­ta­go­nis­tas de los pro­gra­mas de pre­gun­tas y res­pues­tas a los re­que­ri­mien­tos de los con­duc­to­res. A ve­ces nos que­da­mos ató­ni­tos, no po­de­mos creer, nos due­len al­gu­nas res­pues­tas equi­vo­ca­das o sim­ple­men­te la con­tes­ta­ción: “No ten­go la me­nor idea”. Los que si­guen son tres de los ejem­plos re­co­gi­dos de pro­gra­mas co­mo Lo sa­be, no lo sa­be y Pul­sa­cio­nes (Amé­ri­ca), Los ocho es­ca­lo­nes (El Tre­ce) o Es­ca­pe per­fec­to (Te­le­fé): ¿Cuál era el nom­bre de pi­la del ge­ne­ral San Mar­tín? La se­ño­ra muy suel­ta de cuer­po res­pon­de: Fernando. ¿Con que ma­ris­cos se ha­cen las ra­bas? (Op­cio­nes: ca­la­ma­res, al­me­jas o pul­po). Res­pues­ta del en­tre­vis­ta­do: Pul­po. Pre­gun­ta a dos par­ti­ci­pan­tes que res­pon­den en equi­po: ¿Qué ti­pos de cuen­tos es­cri­bie­ron los her­ma­nos Grimm? (Op­cio­nes: ro­mán­ti­cos, in­fan­ti­les, po­li­cia­les o de te­rror). El pri­me­ro lan­za la in­creí­ble res­pues­ta de: “No ten­go la me­nor idea”. Y le da el lu­gar a su com­pa­ñe­ro quien res­pon­de mal: “Ro­mán­ti­cos”. Cla­ro que hay hon­ro­sas ex­cep­cio­nes que da gus­to ver, de las que uno apren­de lo que no sa­be y jus­ti­fi­can la exis­ten­cia de es­tos ci­clos, aun­que el 70% de las res­pues­tas sean equi­vo­ca­das o no se co­noz­can.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.