El dress­co­de

Mia - - TENDENCIAS -

Ya es una mo­da que las quin­cea­ñe­ras lle­guen a ha­cer has­ta 2 o 3 cam­bios de ves­tua­rio a lo lar­go de la fies­ta. Pa­ra in­gre­sar al sa­lón, lu­cen el ves­ti­do ele­gi­do, con gran des­plie­gue de al­ta costura y que hoy tien­de a ser un cor­set­te stra­plees im­por­tan­te bor­da­do y una fal­da am­pu­lo­sa en la que pri­ma las com­bi­na­cio­nes de co­lo­res. Con es­te ves­ti­do, bai­lan el vals. Lue­go, se cam­bian pa­ra par­ti­ci­par del show de aper­tu­ra, usan­do al­go más có­mo­do y nor­mal, co­mo un short o cal­zas y una re­me­ra, se­gún la co­reo­gra­fía. Al ter­mi­nar, vuel­ven a cam­biar­se y apa­re­cen con otro mo­de­lo de fies­ta, pe­ro di­fe­ren­te del pri­me­ro, en ge­ne­ral, más sen­ci­llo. En cuan­to a los za­pa­tos, en el tras­cur­so de la fies­ta, se usa cam­biar los al­tí­si­mos ta­cos con los que in­gre­san por otros más có­mo­dos, co­mo cha­ti­tas o di­rec­ta­men­te por una suer­te de pan­tu­flas que for­man par­te del co­ti­llón y se en­tre­gan co­mo ob­se­quio a to­das las in­vi­ta­das pa­ra que pue­dan bai­lar has­ta el ama­ne­cer.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.