No­che de HA­LLO­WEEN

Mia - - BRICO -

Po­co a po­co, nos es­ta­mos acos­tum­bran­do a que du­ran­te la no­che del 31 de oc­tu­bre, las ca­lles del ba­rrio se lle­nen de fan­tas­mas, zom­bis y otros se­res de ul­tra­tum­ba que lla­man a nues­tra puer­ta gri­tan­do el fa­mo­so “¡tru­co o ca­ra­me­lo!”. ¿Sa­bés de dón­de pro­ce­de la pa­la­bra Ha­llo­wen? Es una con­trac­ción del in­glés "All Hall's Eve", que li­te­ral­men­te sig­ni­fi­ca "vís­pe­ra de to­dos los san­tos". La cues- tión es que mu­chos adul­tos aho­ra co­mien­zan a fes­te­jar esa fe­cha aquí y no só­lo pa­ra di­ver­sión de los chi­cos de la ca­sa. Tam­bién ellos quie­ren reír­se un ra­to en­tre ami­gos y pa­sar­la bien.

Si es­te año te ani­más a ar­mar una fies­ta en ca­sa, aquí te su­ge­ri­mos las si­guien­tes diez co­sas que no pue­den fal­tar en la de­co­ra­ción:

Ne­gro y naranja: és­tos son los co­lo­res es­tre­lla. Aun­que si que­rés arries­gar,rries­gar, el ne­gro y ver­de tam­bién que-que­dan te­rro­rí­fi­ca­men­te­fi bbien.

Ca­la­ba­zas: co­rré al mer­ca­do por un buen ejem­plar. Cuan­to más gran­de sea más fá­cil te re­sul­ta­rá tra­ba­jar con ella pa­ra ta­llar una ca­be­za que im­pre­sio­ne.

Can­de­la­bros: si no te­nés en ca­sa, ani­ma­te a crear unos en for­ma ca­se­ra, lo im­por­tan­te es que no fal­ten las ve­las.

Man­te­le­ría ne­gra: es cierto que no es muy ha­bi­tual te­ner un man­tel ne-

gro en ca­sa pe­ro eso se re­suel­ve fá­cil: las bol­sas de ba­su­ra son un buen sus­ti­tu­to. Otra op­ción fan­tás­ti­ca es usar te­la de en­ca­je ne­gro.

Red vel­vet: es­te pos­tre, por su co­lor ro­jo san­gre, ha­ce que sea el ideal pa­ra la no­che. Po­dés pre­pa­rar­lo en ver­sión tar­ta co­mo en cup­ca­kes. To­das la ga­ma de es­te co­lor es la me­jor cuan­do es­co­jas la co­mi­da pa­ra la ce­na.

Te­la de ara­ña: se en­cuen­tra fá­cil­men­te en las tien­das de co­ti­llón pe­ro po­dés ar­mar­la vos mis­ma: so­bre un bas­ti­dor de ma­de­ra cir­cu­lar, en­gan­chá el en­ca­je ne­gro y co­lo­cá una te­la li­sa de co­lor gris por de­ba­jo. Con hi­lo cla­ro bor­dá so­bre am­bas te­las for­man­do el di­bu­jo de una te­la de ara­ña. Pe­gá al fi­nal una ara­ña de plás­ti­co y col­gá de la pa­red.

Guir­nal­das: de fan­tas­mas, ga­tos, bru­jas o mur­cié­la­go. No ne­ce­si­tás mu­cho: so­bre una car­tu­li­na ne­gra di­bu­já un mur­cié­la­go con las alas abier­tas, re­cor­ta­lo y pe­gá­le unos ojos mó­vi­les. Ha­ce un agu­je­ro a la al­tu­ra de la co­la, pa­sá un hi­lo de tan­sa y ata­lo a la ra­ma de un ár­bol. Ca­be­za aba­jo se ve­rá muy gra­cio­so.

Es­que­le­tos y ca­la­ve­ras: que no fal­te uno col­gan­do de la puer­ta.

Ca­ra­me­los: lo más im­por­tan­te por­que si no ¿qué vas a dar cuan­do los chi­cos del ba­rrio lla­men a la puer­ta?

Pa­ra dar el to­que, ani­ma­te a un buen dis­fraz o, en su de­fec­to, un buen ma­qui­lla­je.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.