Tra­ta­mien­to del do­lor

Mia - - CALIDAD DE VIDA -

Una per­so­na con do­lor pue­de es­tar me­ses deam­bu­lan­do por con­sul­to­rios mé­di­cos sin en­con­trar una so­lu­ción, tan­to por de­ri­va­cio­nes erró­neas co­mo por fal­ta de in­for­ma­ción. De los pa­cien­tes con do­lor cró­ni­co (no on­co­ló­gi­co) que fi­nal­men­te lle­gan a la con­sul­ta el 70% son mu­je­res, se­gún un re­le­va­mien­to rea­li­za­do por la Uni­dad de Do­lor del Hos­pi­tal Ge­ne­ral de Agu­dos Par­me­nio Piñero. Se­gún la Dra. Noe­mí Ro­sen­feld, res­pon­sa­ble del estudio: “la mu­jer tie­ne una per­cep­ción di­fe­ren­te del do­lor, tie­ne una ac­ti­tud más pre­ven­ti­va. Acu­den an­tes bus­can­do me­jo­rar su ca­li­dad de vi­da, mien­tras que los hom­bres en ge­ne­ral con­sul­tan re­cién cuan­do pa­de­cen una li­mi­ta­ción se­ve­ra o por un do­lor re­la­cio­na­do a un cuadro on­co­ló­gi­co”.

El do­lor pue­de re­la­cio­nar­se a múl­ti­ples cau­sas, pe­ro se di­vi­de en dos gran­des gru­pos: el agu­do y el cró­ni­co -que es aquel que du­ra más de seis me­ses- y el do­lor on­co­ló­gi­co que pre­sen­ta ca­rac­te­rís­ti­cas tan­to de do­lor agu­do co­mo cró­ni­co. Am­bos pue­den abor­dar­se con tra­ta­mien­tos con­ven­cio­na­les me­di­ca­men­to­so por vía oral con an­ti­in­fla­ma­to­rios, anal­gé­si­cos y otros fár­ma­cos co-anal­gé­si­cos; o por in­fil­tra­ción, tam­bién de­no­mi­na­dos blo­queos, que es una te­ra­péu­ti­ca mí­ni­ma­men­te in­va­si­va por vía per­cu­tá­nea. Se in­clu­yen co­mo mé­to­dos te­ra­péu­ti­cos la reha­bi­li­ta­ción rea­li­za­da por ki­ne­sió­lo­gos y fi­sia­tras, psi­co­te­ra­pia y acu­pun­tu­ra, en­tre otros. En cuan­to a los tra­ta­mien­tos con blo­queos quee se rea­li­zan con guía de imá­ge­nes,s, los es­pe­cia­lis­tas afir­man que fun-cio­nan en un 85% de los ca­soss me­jo­ran­do la ca­li­dad de vi­da dee los pa­cien­tes.

El estudio re­ve­la tam­bién que el 56% de los pa­cien­tes que acu­den a la con­sul­ta lo ha­cen por al­gún ti­po de do­lor cró­ni­co, mien­tras que el 44% res­tan­te co­rres­pon­de a pa­cien-ntes con do­lor aso­cia­do a un cua­dro­ro on­co­ló­gi­co. Al­re­de­dor del 60% de la­sas con­sul­tas aso­cia­das al do­lor cró­ni­co­co co­rres­pon­den a ra­di­cu­li­tis, atri­bui­da­da en al­to por­cen­ta­je a her­nias de dis­co­co lum­bar. A es­te ti­po de do­lor ra­di­cu­lar,ar, le si­guen las con­sul­tas por ar­tro­sis­sis y fi­bro­mial­gia en­tre los do­lo­res má­sás fre­cuen­tes. Fuen­te: Aso­cia­ción Internacional nal pa­ra el estudio del Do­lor (IASP) SP)

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.