Sacale el ju­go a tus cos­mé­ti­cos

Si no es­ca­ti­más en gas­tos cuan­do se tra­ta de pro­duc­tos pa­ra la piel y el pe­lo, no los mal­gas­tes. Te con­ta­mos cuál es la me­di­da jus­ta y ne­ce­sa­ria que te­nés que usar de ca­da uno

Mia - - SUMARIO - Por Lau­ra La­go­mar­sino

Lo bueno, si bre­ve, dos ve­ces bueno, di­ce un re­frán po­pu­lar y tie­ne mu­cha ra­zón, es­pe­cial­men­te si se tra­ta de los der­mo­cos­mé­ti­cos que te apli­cás dia­ria­men­te en tu ru­ti­na de be­lle­za. Si co­lo­cás de­ma­sia­do pro­duc­to vas a sen­tir que el cos­mé­ti­co no pe­ne­tra bien en tu piel, si en cam­bio es­ca­sea, tu ca­ra pue­de su­frir las con­se­cuen­cias. Tal es así que un estudio so­bre el te­ma arro­jó que las mu­je­res gas­tan al­re­de­dor de un 10 a un 20% de sus pro­duc­tos de be­lle­za en apli­ca­cio­nes ex­ce­si­vas. Por eso Mia desa­rro­lló una guía pa­ra sa­ber cuál es la me­di­da jus­ta pa­ra que no te so­bre, ni te fal­ta na­da.

HI­DRA­TAN­TE FA­CIAL La can­ti­dad exac­ta: me­dia nuez

> Tip de apli­ca­ción: el hi­dra­tan­te tie­ne la fun­ción de ha­cer que tu piel luz­ca ter­sa. Pa­ra apli­car­lo, hi­gie­ni­zá tu ros­tro, y mien­tras tu piel aún es­tá hú­me­da (no mo­ja­da, ya que el pro­duc­to pe­ne­tra­rá me­jor), ma­sa­jeá la can­ti­dad del ta­ma­ño de un ma­ní de cre­ma con áci­do hia­lu­ró­ni­co. Usá la mis­ma por­ción pa­ra hu­mec­tar tu cue-

llo y es­co­te. La Dra. Pa­tri­cia Der­mer, di­rec­to­ra de Lid­her­ma ase­gu­ra que “exis­ten, den­tro de la piel, mo­lé­cu­las que re­pe­len el agua y otras que la re­tie­nen.tie­nen. Es­tas úl­ti­mas (gli­co­sa­mi­no­gli-gli­co­sa­mi­no­gli­ca­nos, ami­noá­ci­dos, ami­noa­zú­ca­res, nu­cleó­ti­dos, etc.) son fun­da­men­ta­les pa­ra que la piel per­ma­nez­ca hi

dra­ta­da”. Por otra par­te, el con­te­ni­do de agua de la ca­pa cór­nea es fun­da­men­tal pa­ra la sa­lud del res­to de las ca­pas cu­tá­neas. La ca­pa cór­nea (que es la más ex­ter­na de la piel) no se hi­dra­ta con el agua que se in­gie­re. Si es­tá grue­sa, des­hi­dra­ta­da e im­permea­ble, se pro­du­ce un au­men­to de la pér­di­da del agua a tra­vés de la piel y se des­equi­li­bra. “Por ello, ade­más de te­ner una die­ta ri­ca en lí­qui­dos, es ne­ce­sa­rio usar pro­duc­tos que re­pa­ren la ca­pa cór­nea y que in­cre­men­ten la can­ti­dad de mo­lé­cu­las que re­tie­nen el agua en la piel”, acon­se­ja la Dra. Der­mer.

>Pro­bá: Se­rum Hia­lu­ró­ni­co Idraet ($ 105). Lo­gra re­te­ner una má­xi­ma can­ti­dad de agua pa­ra pre­ve­nir y co­rre­gir la for­ma­ción de arru­gas y de­te­rio­ros, des­ace­le­ran­do el pro­ce­so de en­ve­je­ci­mien­to.

BB CREAM La can­ti­dad exac­ta: una cha­pi­ta

> Tip de apli­ca­ción: pa­ra evi­tar ese efec­to pe­sa­do y acar­to­na­do, co­lo­cá la me­di­da de una cha­pi­ta de cer­ve­za so­bre tu mano y usá tu de­do pa­ra es­par­cir­la en la fren­te y na­riz. Hu­me­de­cé tu de­do en el res­to del pro­duc­to y co­lo­ca­lo en tus me­ji­llas y men­tón, sua­vi­zan­do los bor­des de tu man­dí­bu­la pa­ra lle­var el co­lor has­ta el cue­llo. El ca­lor de tus de­dos va a dar­le tem­pe­ra­tu­ra al pro­duc­to, ayu­dan­do a que se fun­da me­jor so­bre la piel. “Si no te gus­ta usar tus de­dos, usá un pin­cel de pe­lo sin­té­ti­co pa­ra ba­se”, di­ce la ma­qui­lla­do­ra Bet­ti­na Frúm­bo­li.

> Pro­bá: Hy­dra­zen BB Cream Lancôme ($ 645). Po­see un com­ple­jo neu­ro­calm ba­sa­do en hier­bas na­tu­ra­les y flo­res, com­ba­te la in­fla­ma­ción del te­ji­do y le otor­ga una apa­rien­cia im­pe­ca­ble.

FIL­TRO SO­LAR La can­ti­dad exac­ta: tres uvas

> Tip de apli­ca­ción: el der­ma­tó­lo­go Fernando Sten­gel acon­se­ja: “Di­vi­dí tu cuer­po en tres sec­cio­nes, y usá co­mo mí­ni­mo el ta­ma­ño de una uva gran­de en ca­da una. Es­par­cí el pri­mer mon­ton­ci­to en tus pies y pier­nas, lue­go co­lo­cá otra por­ción si­mi­lar pa­ra cu­brir tu tor­so y es­pal­da. Usá el úl­ti­mo to­que del blo­quea­dor

en tus bra­zos, cue­llo y ros­tro”. No es ne­ce­sa­rio usar fil­tro so­lar en can­ti­da­des ex­ce­si­vas, pe­ro si sos muy al­ta o ro­bus­ta uti­li­zá un par de uvas ex­tras de tu SPF. Rea­pli­ca­lo ca­da dos ho­ras o lue­go de un cha­pu­zón.

> Pro­bá: Sun Fresh FPS30 Neu­tró­ge­na ($ 112,96). Su ex­clu­si­va fór­mu­la do­ble pro­tec­ción con 4 fil­tros so­la­res es­pe­cial­men­te se­lec­cio­na­dos pro­te­ge la piel con­tra las ra­dia­cio­nes no­ci­vas del sol (UVA y UVB) mien­tras otor­ga un aca­ba­do ma­te (no pe­ga­jo­so).

CRE­MA DE OJOS La can­ti­dad exac­ta: una ar­ve­ja

> Tip de apli­ca­ción: las cre­mas pa­ra con­torno de ojos sue­len ser cos­to­sas, por eso a la ho­ra de co­lo­car­la pen­sá en tu bol­si­llo. Ex­traé una can­ti­dad si­mi­lar al ta­ma­ño de una ar­ve­ja y co­lo­cá la cuar­ta par­te de ese mon­ton­ci­to de­ba­jo de tus pes­ta­ñas in­fe­rio­res des­de el vér­ti­ce ex­terno ha­cia el in­terno. “Es­ta mo­da­li­dad te ayu­da­rá a que el flui­do no cau­se irri­ta­ción en tus

ojos”, cuen­ta la Dra. Man­zur. Por en­ci­ma de tu ojo, el dre­na­je co­rre en la di­rec­ción opues­ta, en­ton­ces to­má otro cuar­to de la cre­ma y ex­ten­de­la des­de el plie­gue del pár­pa­do mó­vil has­ta el hue­so de­ba­jo de la ce­ja, de aden­tro ha­cia fue­ra. Re­pe­tí es­tas ma­nio­bras en tu otro ojo con la cre­ma que te que­dó.

> Pro­bá: Skin Best Ojos Biot­herm ($630). Tra­ta­mien­to an­ti­fa­ti­ga que tra­ba­ja so­bre las oje­ras, bol­sas y lí­neas del con­torno de pár­pa­dos de­jan­do una mi­ra­da fres­ca y re­ju­ve­ne­ci­da.

CO­RREC­TOR La can­ti­dad exac­ta: Un Tic Tac

> Tip de apli­ca­ción: aun­que te pa­rez­ca men­ti­ra, una mí­ni­ma can­ti­dad bas­ta y so­bra pa­ra co­rre­gir tus oje­ras sin pa­re­cer un oso pan­da. Co­lo­cá una go­ta del ta­ma­ño de la pas­ti­lli­ta de men

ta en el dor­so de tu mano. “Con la ayu­da de un pin­cel pe­que­ño, fi­já tres go­ti­tas jun­to a la lí­nea de tu pes­ta­ñas in­fe­rio­res –una en el cen­tro, y otras en la­gri­mal y vér­ti­ce ex­terno. Da pe­que­ños gol­pe­ci­tos con tu de­do pa­ra fun­dir los pun­tos. Aña­dí otra mi­cro­go­ta de co­rrec­tor si sen­tís que aún le fal­ta un to­que cu­bri­ti­vo. Fi­já el pro­duc­to co­lo­can­do un pol­vo vo­lá­til trans­lú­ci­do con el mis­mo pin­cel que uti­li­zás pa­ra las som­bras. Re­pe­ti­lo en tu otro ojo”, ex­pli­ca Frúm­bo­li. > Pro­bá: Co­rrec­tor Age Def­ying, Re­vlon ($ 94,80). Su fór­mu­la con tec­no­lo­gía DNA Ad­van­ta­ge con­tie­ne po­de­ro­sos in­gre­dien­tes que ayu­dan a com­ba­tir los sig­nos vi­si­bles del en­ve­je­ci­mien­to, otor­gan­do un aca­ba­do sua­ve y lu­mi­no­so, hi­dra­tan­do la de­li­ca­da piel de los ojos y lo­gran­do una co­ber­tu­ra to­tal.

CRE­MA DE PEI­NAR La can­ti­dad exac­ta: pa­ra pe­lo dis­ci­pli­na­do, una mo­ne­da de 10 cen­ta­vos; pa­ra pe­lo re­bel­de, dos

mo­ne­das de 25 cen­ta­vos

> Tip de apli­ca­ción: es­tas cre­mas son un ar­ma de do­ble filo, si te pa­sás con la can­ti­dad de pro­duc­to, vas a de­jar tu pe­lo con un as­pec­to sú­per gra­so­so. Usá la can­ti­dad de una mo­ne­da de 10 cen­ta­vos o dos de 25 (de­pen­dien­do de la tex­tu­ra del ca­be­llo) y fro­ta­lo con las pal­mas de tus ma­nos. “Uti­li­zá tus de­dos pa­ra un­tar el pro­duc­to en tu pe­lo hú­me­do, em­pe­zan­do de me­dios y lle­ván­do­lo ha­cia las pun­tas, tra­ba­jan­do ca­da me­chón sua­ve­men­te. Si en cam­bio usás la cre­ma so­bre tu pe­lo se­co, co­lo­ca­la en la ca­pa ex­ter­na pa­ra con­tro­lar el frizz

o dar­le bri­llo a tu pei­na­do", acon­se­ja el es­ti­lis­ta Juan Oli­ve­ra.

> Pro­bá: Cre­ma pa­ra Pei­nar con Acei­te de Ar­gán Avon ($ 94,99,). Con fil­tro UV, ayu­da a pei­nar y deja el ca­be­llo nu­tri­do al ins­tan­te mien­tras lo pro­te­ge de los ra­yos so­la­res.

CHAM­PÚ La can­ti­dad exac­ta: pa­ra pe­lo lar­go, una ga­lle­ti­ta (ti­po Oreo); si es­tá

cor­to, dos M&M

> Tip de apli­ca­ción: ¡Es tan fá­cil que se te va­ya la mano con el cham­pú co­mo lo es con el cho­co­la­te!. En­ca­rri­la­te co­lo­can­do la can­ti­dad ne­ce­sa­ria en tu pal­ma y fro­ta­lo sua­ve­men­te con las ye­mas de tus de­dos en el cue­ro ca­be­llu­do. Es­par­ci­lo a lo lar­go del pe­lo, sin lle­gar a las pun­tas. “Mu­cha de la su­cie­dad y oleo­si­dad se acu­mu­lan en las raí­ces, por eso no ne­ce­si­tás de­ma­sia­do pro­duc­to en las pun­tas más de­bi­li­ta­das”, ase­gu­ra Oli­ve­ra.

> Pro­bá: Cham­pú Bri­llo Ex­tre­mo Ca­pi­la­tis ($ 46,30). Es­ta fór­mu­la es per­fec­ta cuan­do se quie­re con­se­guir un bri­llo res­plan­de­cien­te, por­que res­tau­ra y se­lla las es­ca­mas de la fi­bra ca­pi­lar, lo­gran­do que la luz se re­fle­je con ma­yor in­ten­si­dad, ma­xi­mi­zan­do el bri­llo y la sua­vi­dad del ca­be­llo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.