¡De va­ca­cio­nes!

Mia - - CALIDAD DE EDUCACIÓN -

Lle­gan las va­ca­cio­nes es­co­la­res y lo peor que pue­de pa­sar­les a las fa­mi­lias es que sean si­nó­ni­mo de des­con­trol, por el con­tra­rio, lo me­jor es que se res­pe­ten los ho­ra­rios de sue­ño y co­mi­da, aun­que no sea tan ri­gu­ro­so co­mo en la eta­pa escolar.

Si que­re­mos man­te­ner­los ocu­pa­dos, la op­ción son las co­lo­nias de va­ca­cio­nes pe­ro siem­pre te­nien­do en cuen­ta que es un mo­men­to del año de des­can­so y re­crea­ción.

Las va­ca­cio­nes de­ben ser re­crea­ti­vas y di­ver­ti­das pa­ra el ni­ño, de­ben ex­pe­ri­men­tar nue­vas op­cio­nes, di­fe­ren­tes a las del pe­rio­do escolar; no es be­ne­fi­cio­so re­car­gar­los con más cur­sos, es ne­ce­sa­rio es­ti­mu­lar la otra par­te del ce­re­bro, la crea­ti­va, de es­ta ma­ne­ra, es­ta­re­mos fa­vo­re­cien­do el desa­rro­llo y la edu­ca­ción in­te­gral.

Es con­ve­nien­te es­co­ger ta­lle­res re­crea­ti­vos te­nien­do siem­pre en cuen­ta los gus­tos y pre­fe­ren­cias del chi­co pa­ra desa­rro­llar su ta­len­to y ha­bi­li­da­des.

Apro­ve­che­mos es­ta tem­po­ra­da y com­par­ta­mos el tiem­po con nues­tros hi­jos, des­cu­brien­do jun­tos ac­ti­vi­da­des di­ver­ti­das que ade­más de desa­rro­llar ha­bi­li­da­des y ta­len­tos, re­for­za­rán las re­la­cio­nes fa­mi­lia­res.

http:// www.co­sas­de­lain­fan­cia.com

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.