SE­ÑOR TAN­GO

De Gar­del a Piaz­zo­lla con ma­gia y en­can­to

Mia - - ESPECTÁCULOS -

Pri­me­ro fue un lo­cal muy pe­que­ño en la ca­lle He­rre­ra, cer­ca de la es­ta­ción Cons­ti­tu­ción. En muy po­co tiem­po, la vie­ja ca­so­na que ocu­pa­ba una es­qui­na le que­dó chi­ca y, en 1996, Fernando So­ler de­ci­dió dar el gran pa­so e inau­gu­ró su de­fi­ni­ti­vo Se­ñor Tan­go, un lu­jo­so lo­cal ubi­ca­do en Viey­tes al 1600, en el ba­rrio de Ba­rra­cas. Bue­na ce­na y me­jor show. Do­ta­do de es­ce­na­rio gi­ra­to­rio, so­ni­do de úl­ti­ma ge­ne­ra­ción, más de 40 ar­tis­tas en es­ce­na, en­tre mú­si­cos y bai­la­ri­nes, el es­pec­tácu­lo se hi­zo fa­mo­so y es el pre­fe­ri­do de los tu­ris­tas. Su crea­dor es, sin du­da, la atrac­ción prin­ci­pal de ca­da no­che y la fies­ta tanguera es de lu­nes a lu­nes. Ha si­do de­cla­ra­do De In­te­rés Par­la­men­ta­rio y Cultural por el Con­gre­so de la Na­ción y De In­te­rés Tu­rís­ti­co por el Go­bierno de la Ciu­dad Au­tó­no­ma y Turismo de la Na­ción.

Ca­da no­che, co­mo un ri­to, una pan­ta­lla enor­me pro­po­ne vi­deos de ex­ce­len­te ca­li­dad que son el mar­co ideal de ca­da cuadro. Un gau­cho y un in­dio en­tran a ca­ba­llo y des­fi­lan so­bre el es­ce­na­rio gi­ra­to­rio y ele­va­di­zo en el que se desa­rro­lla la ma­yor par­te del show y allí co­mien­za a con­tar­se la his­to­ria del tan­go, des­de el pai­sano y su gui­ta­rra, pa­san­do por los pri­me­ros sa­lo­nes, Gar­del, Ma­riano Mo­res y Os­val­do Pu­glie­se, to­do re­crea­do por un ma­ra­vi­llo­so quin­te­to en vi­vo que fi­nal­men­te desem­bo­ca en la mú­si­ca inigua­la­ble de As­tor Piaz­zo­lla, bai­la­da por un elen­co de dan­za­ri­nes per­fec­tos, en el que se des­ta­ca la pa­re­ja de Pau­la Ge­ra­se y Da­niel Vit­to­lo y en la que el tan­go aé­reo mues­tra ries­go­sas co­reo­gra­fías. Un ca­pí­tu­lo apar­te me­re­ce la par­ti­ci­pa­ción de la or­ques­ta for­ma­da por ex mú­si­cos de Juan D´Arien­zo, di­ri­gi­da por el maes­tro Er­nes­to Fran­co. La ve­det­te An­drea Ghi­do­ne se lu­ce en tres cua­dros pe­ro prin­ci­pal­men­te bai­lan­do Lluvia

de estrellas, tam­bién con ar­ne­ses aé­reos. So­ler de­mues­tra ser un show­man tan­to dia­lo­gan­do en dis­tin­tos idio­mas con el pú­bli­co co­mo in­ter­pre­tan­do su fron­do­so y atrac­ti­vo re­per­to­rio. El fi­nal a to­da or­ques­ta con No llo­res por mí, Ar­gen­ti­na e imá­ge­nes de Eva Pe­rón en la pan­ta­lla es un mo­men­to car­ga­do de emo­ti­vi­dad. Un pro­gra­ma que atrae ma­si­va­men­te a los tu­ris­tas, pe­ro que de­be­ría ser vis­to por to­dos los ar­gen­ti­nos, al me­nos, una vez en la vi­da.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.