Ver­da­des y men­ti­ras so­bre la de­pre­sión

Mia - - CALIDAD DE VIDA - Por el Dr. Ro­ber­to Ré*

Al­gu­nos con­cep­tos pa­ra de­tec­tar la de­pre­sión y pre­ve­nir­la:

La de­pre­sión no es só­lo un des­gano; es una en­fer­me­dad.

El dis­trés (o es­trés ne­ga­ti­vo) es agen­te cau­sal de de­pre­sión.

No nos en­fer­ma la ad­ver­si­dad y los pro­ble­mas, lo que en­fer­ma es la ma­la res­pues­ta an­te es­tos te­mas.

La au­to­es­ti­ma he­ri­da pue­de ser la an­te­sa­la de la de­pre­sión.

El ac­ti­vis­mo sin sen­ti­do pue­de lle­var a la de­pre­sión.

Los es­ti­los de vi­da sa­nos son el me­jor es­cu­do con­tra la de­pre­sión.

Una con­cep­ción ma­te­ria­lis­ta y ego­cén­tri­ca de la vi­da pue­den lle­var a la de­pre­sión.

La psi­coe­du­ca­ción pre­vie­ne la de­pre­sión y ayu­da en los tra­ta­mien­tos.

Es ne­ce­sa­rio: co­mer bien, dor­mir bien, ha­cer te­ra­pia, cam­biar los pen­sa­mien­tos.

De un cuadro de de­pre­sión se­ria na­die sa­le so­lo, no só­lo es ne­ce­sa­ria la ayu­da pro­fe­sio­nal, sino tam­bién el apo­yo de sus afec­tos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.