NUE­VAS TE­RA­PIAS

Mia - - CALIDAD DE VIDA - Por el Dr. Gon­za­lo Ya­mau­chi* *Es­pe­cia­lis­ta en pro­lo­te­ra­pia y en Me­di­ci­na Fa­mi­liar del Hos­pi­tal Ita­liano de Bue­nos Ai­res

Es co­mún en­con­trar­se con una le­sión mus­cu­lar y nos cues­ta com­pren­der don­de se pro­du­jo la fa­lla en la pre­ven­ción pa­ra que se ge­ne­re. Va­rias pue­den ser las hi­pó­te­sis: so­bre­en­tre­na­mien­to y por con­se­cuen­cia so­bre­car­ga tan­to mus­cu­lar co­mo ten­do­ni­sa o li­ga­men­ta­ria o ma­la elec­ción del en­tre­na­mien­to, fal­ta de re­po­so, ma­la en­tra­da en ca­lor, le­sio­nes mal reha­bi­li­ta­das o ac­ci­den­ta­les o trau­ma­tis­mos. Sin em­bar­go, lo que sí sa­be­mos es que lue­go de una le­sión lle­ga la in­fla­ma­ción, que es la prin­ci­pal for­ma que en­cuen­tra el cuer­po pa­ra reac­cio­nar al da­ño que se ha pro­du­ci­do.

En­tre los tra­ta­mien­tos con re­sul­ta­dos de al­ta efec­ti­vi­dad pa­ra las le­sio­nes es­tá la Pro­lo­te­ra­pia que con­sis­te en es­ti­mu­lar la pro­li­fe­ra­ción de te­ji­do sano pro­du­cien­do una in­fla­ma­ción tran­si­to­ria pa­ra ge­ne­rar cé­lu­las de re­pa­ra­ción, au­men­tar la es­ta­bi­li­dad ar­ti­cu­lar y re­du­cir el do­lor. El de­por­tis­ta de­be sa­ber que en­tre 48 y 72 ho­ras sen­ti­rá mo­les­tias en la zo­na don­de se ha rea­li­za­do el tra­ta­mien­to, es por ello que de­be co­men­zar lue­go de ese tiem­po y gra­dual­men­te los en­tre­na­mien­tos. Lue­go el do­lor irá dis­mi­nu­yen­do en for­ma gra­dual y cons­tan­te has­ta la nue­va eva­lua­ción en 4 se­ma­nas. Es­te tra­ta­mien­to re­sul­ta ideal pa­ra los de­por­tis­tas que ne­ce­si­tan una so­lu­ción no-qui­rúr­gi­ca a sus do­lo­res, rá­pi­da re­cu­pe­ra­ción y vuel­ta a los en­tre­na­mien­tos.

Pa­ra los de­por­tis­tas de al­to ren­di­mien­to exis­te otra te­ra­péu­ti­ca lla­ma Plas­ma ri­co en Pla­que­tas que ge­ne­ra re­pa­ra­ción de los te­ji­dos más rá­pi­da­men­te. Se ex­trae san­gre al pa­cien­te (en­tre 40 y 60 cm2 pa­ra una ro­di­lla), se to­man las pla­que­tas y se in­yec­tan den­tro de la ar­ti­cu­la­ción. La efec­ti­vi­dad de es­ta téc­ni­ca de­pen­de de la ha­bi­li­dad del pro­fe­sio­nal y de la con­cen­tra­ción de pla­que­tas in­yec­ta­das. Si bien es­tá bas­tan­te di­fun­di­da se­rá real­men­te efec­ti­va en re­la­ción a la can­ti­dad de pla­que­tas in­yec­ta­das: con­cen­tra­ción ma­yor a 1.000.000. Es­ta es una téc­ni­ca se­gu­ra ya que pro­vie­ne de la mis­ma san­gre del pa­cien­te y no exis­ten pro­ble­mas de aler­gias. Sin em­bar­go es cos­to­sa por­que ne­ce­si­ta de un he­mo­te­ra­pis­ta y de es­tu­dios de san­gre pre­vios.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.