Pin­tan­do AZU­LE­JOS

Mia - - MINIMOLDE -

Si ne­ce­si­tás re­no­var el ba­ño pe­ro no sa­bés por dón­de em­pe­zar, pro­bá con un sim­ple to­que de pin­tu­ra en los azu­le­jos. Los ba­ños y co­ci­nas son am­bien­tes del ho­gar don­de se sue­len uti­li­zar azu­le­jos o ce­rá­mi­cas co­mo ob­je­tos de­co­ra­ti­vos pa­ra “pro­te­ger” las pa­re­des. Aun­que hay quie­nes pien­san que la pin­tu­ra no es com­pa­ti­ble con los azu­le­jos, se equi­vo­can. Tam­bién ellos pue­den ser pin­ta­dos pe­ro se ne­ce­si­ta­rá ma­te­ria­les es­pe­cia­les que per­mi­tan cam­biar su co­lor to­tal­men­te o bien in­ter­ve­nir­los con al­gu­na for­ma de­co­ra­ti­va. Co­mo se tra­ta de una su­per­fi­cie muy li­sa y prác­ti­ca­men­te sin po­ro­si­dad, el pro­duc­to que se apli­que en ellos de­be es­tar es­pe­cial­men­te for­mu­la­do pa­ra es­te ti­po de ma­te­ria­les. Fá­cil de apli­car y sin sol­ven­tes en su com­po­si­ción, ya que tie­ne que ser su­ma­men­te la­va­ble. Con un pro­duc­to ade­cua­do, no se­rá ne­ce­sa­rio que li­jes, pe­ro sí se­rá in­dis­pen­sa­ble que de­jes la su­per­fi­cie lo más lim­pia po­si­ble. Es­ta tie­ne que que­dar li­bre de ja­bón, gra­si­tud, hon­gos y to­do aque­llo que pue­da afec­tar la ad­he­ren­cia del ma­te­rial a apli­car. Pa­ra es­to, só­lo se­rá ne­ce­sa­rio que uses un de­ter­gen­te, prin­ci­pal­men­te de co­ci­na, y lue­go rea­li­zar una pa­sa­da con áci­do mu­riá­ti­co, lavandina o al­cohol. Lue­go en­jua­ga­lo con

no desees pin­tar. Usá cin­ta de en­mas­ca­rar pa­ra cu­brir los bor­des de pa­re­des, ga­bi­ne­tes y cual­quier su­per­fi­cie que desees pro­te­ger. Pa­ra el pi­so, usá dia­rios o sá­ba­nas vie­jas. La apli­ca­ción del pro­duc­to es muy sen­ci­lla. Se re­co­mien­da uti­li­zar un ro­di­llo de es­pu­ma com­pac­ta o fel­pa sua­ve, pa­ra de­jar un buen aca­ba­do. Por otro la­do, pa­ra que no que­den rayones, es re­co­men­da­ble que uti­li­ces pre­fe­ren­te­men­te un pin­cel con cer­da blan­da. En cuan­to a la can­ti­dad de ma­nos de pin­tu­ra, lo ideal, ge­ne­ral­men­te, es apli­car dos y de­jar se­car al me­nos cua­tro ho­ras an­tes de apli- car la se­gun­da ca­pa. ¡Lis­to! Aho­ra só­lo te que­da pen­sar en el as­pec­to de­co­ra­ti­vo y plan­tear­te al­gu­nas pre­gun­tas: ¿De­seás cu­brir to­do el azu­le­jo o só­lo una par­te? Tam­bién po­dés in­cluir al­gu­nos azu­le­jos con un co­lor que acen­túe el res­to, lo cual pue­de dar lu­gar a va­ria­cio­nes muy ori­gi­na­les. Re­cor­dá es­pe­rar 24 ho­ras, an­tes de ex­po­ner los azu­le­jos re­cién pin­ta­dos al agua y usá siem­pre pro­duc­tos de lim­pie­za no abra­si­vos pa­ra man­te­ner­los en ex­ce­len­te es­ta­do por mu­cho más tiem­po.

abun­dan­te agua. Co­mo en to­do pro­yec­to de de­co­ra­ción, pro­te­gé las zo­nas que

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.