Pi­ca­du­ras de in­sec­tos,

sín­to­mas y reacciones

Mia - - CALIDAD DE VIDA - Por el Dr. Jor­ge Más­pe­ro*

P ara la ma­yo­ría de las per­so­nas, las pi­ca­du­ras só­lo traen do­lor y mo­les­tia localizados que ge­ne­ral­men­te du­ran va­rias ho­ras. Sin em­bar­go en al­gu­nos ca­sos, en par­ti­cu­lar en ni­ños, es­ta reac­ción lo­cal pue­de ser más im­por­tan­te, du­rar unos días y se la lla­ma ¨reac­ción lo­cal exa­ge­ra­da¨. Los sín­to­mas pue­den ser en­ro­je­ci­mien­to, in­fla­ma­ción y pru­ri­to en la pi­ca­du­ra. Una si­tua­ción muy di­fe­ren­te se da en al­gu­na per­so­nas que son se­ve­ra­men­te alér­gi­cas a las pi­ca­du­ras, es­to sig­ni­fi­ca que su sis­te­ma in­mu­no­ló­gi­co reac­cio­na exa­ge­ra­da­men­te al ve­neno in­yec­ta­do por un insecto des­en­ca­de­nán­do­se una reac­ción alér­gi­ca se­ve­ra que com­pro­me­te a to­do el or­ga­nis­mo –es de­cir sis­té­mi­ca- que lla­ma­mos anafi­la­xia.

Las reacciones alér­gi­cas sis­té­mi­cas a pi­ca­du­ras de in­sec­tos pro­du­cen, en mu­chos ca­sos, reacciones de ti­po anafi­lác­ti­ca que pue­den cos­tar la vi­da. Por ello, es fun­da­men­tal te­ner en cuen­ta que si lue­go de una pi­ca­du­ra los sín­to­mas ex­ce­den la reac­ción lo­cal, la per­so­na de­be ser eva­lua­da por un pro­fe­sio­nal. ¨Hay que re­cor­dar que es­tas reacciones sis­té­mi­cas se­ve­ras sue­len re­pe­tir­se an­te nue­vas pi­ca­du­ras, mu­chas ve­ces con ma­yor se­ve­ri­dad, y en ge­ne­ral no des­apa­re­cen es­pon­tá­nea­men­te con el cre­ci­mien­to,, só­lo se cu­ran si re­ci­ben in­mu­no­te­ra­pia con el ve­neno ade­cua­do.

La se­ve­ri­dad pue­de va­riar de­pen­dien­do de la zo­naa don­de el insecto pi­ca, las más pe­li­gro­sas son en lass par­tes del cuer­po muy vas­cu­la­ri­za­das co­mo, por ejem-plo, la ca­be­za, los de­dos, los labios o los ge­ni­ta­les.

Sín­to­mas dee reacciones gra­ves : *Ur­ti­ca­ria en gran­des áreas del cuer­po. *In­fla­ma­ción en la gar­gan­ta o la len­gua. *Di­fi­cul­ta­des pa­ra res­pi­rar, ma­reos, ca­lam­bres, náu­sea o dia­rrea. *En ca­sos ex­tre­mos, una rá­pi­da caí­da de la pre­sión ar­te­rial pue­de pro­du­cir shock y pér­di­da del co­no­ci­mien­to.

Si una per­so­na su­fre al­guno de es­tos sín­to­mas des­pués de una pi­ca­du­ra de insecto, re­quie­re tra­ta­mien­to mé­di­co de ur­gen­cia. Lue­go de su­pe­ra­do el epi­so­dio de­be en­ca­rar­se un plan de ma­ne­jo a lar­go pla­zo pa­ra pre­ve­nir, en lo po­si­ble, nue­vos epi­so­dios o tra­tar­los rá­pi­da y efi­caz­men­te si se re­pi­ten.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.