En pa­re­ja

Mia - - BIENESTAR -

Las pa­re­jas que han rea­li­za­do con­sul­tas o tra­ta­mien­tos se­xo­ló­gi­cos du­ran­te el año, tie­nen la gran po­si­bi­li­dad, du­ran­te las va­ca­cio­nes, de po­ner en prác­ti­ca lo apren­di­do y tra­ba­ja­do en los me­ses pre­vios, ya que cuen­tan con ma­yor tiem­po li­bre y otro es­ce­na­rio en el que ex­plo­rar sus fan­ta­sías y nue­vos re­cur­sos. Es un buen tiem­po pa­ra de­jar de la­do re­sen­ti­mien­tos y apro­ve­char el tiem­po li­bre pa­ra sa­car pro­ve­cho al en­cuen­tro en­tre los dos, vi­vir ple­na­men­te su se­xua­li­dad y rom­per con la ru­ti­na se­xual.

Aún los de ma­yor edad, re­ci­ben mu­chas ve­ces un "con­ta­gio" de los jó­ve­nes que los ro­dean, re­cor­dan­do va­ca­cio­nes an­te­rio­res, cuan­do los jó­ve­nes eran ellos y es­tos re­cuer­dos son un in­cen­ti­vo pa­ra dis­fru­tar mo­men­tos de acer­ca­mien­to ín­ti­mo que los sor­pren­den a ellos mis­mos.

To­dos es­tos fac­to­res, prin­ci­pal­men­te los que es­tán re­la­cio­na­dos con el ve­rano, des­can­so y va­ca­cio­nes in­vi­tan a pro­bar ex­pe­rien­cias nue­vas du­ran­te la tem­po­ra­da e in­cen­ti­van un au­men­to del ero­tis­mo. Es im­por­tan­te vi­vir ple­na­men­te la in­ti­mi­dad te­nien­do en cuen­ta los re­cau­dos bá­si­cos pa­ra cui­dar­se a uno mis­mo y a los otros.

*Mé­di­ca se­xó­lo­ga clí­ni­ca de Ha­li­tus Ins­ti­tu­to Mé­di­co

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.