Ado­les­cen­tes

Mia - - CALIDAD DE NUTRICIÓN - Fuen­te: eufic.org

Las ne­ce­si­da­des nu­tri­cio­na­les de los jó­ve­nes se ven in­flui­das por la ace­le­ra­ción del cre­ci­mien­to que se da en la pu­ber­tad. El pi­co de cre­ci­mien­to se da ge­ne­ral­men­te en­tre los 11 y los 15 años en el ca­so de las chi­cas y en­tre los 13 y los 16 en el de los chi­cos. Los nu­trien­tes que ne­ce­si­tan los ado­les­cen­tes de­pen­den en gran me­di­da de ca­da per­so­na y la in­ges­ta de ali­men­tos pue­de va­riar enor­me­men­te de un día a otro, de for­ma que pue­den con­su­mir in­su­fi­cien­te­men­te o en ex­ce­so un día, y com­pen­sar­lo al día si­guien­te. En es­ta épo­ca de la vida, exis­te el ries­go de que se su­fran de­fi­cien­cias de al­gu­nos nu­trien­tes, como el hie­rro y el cal­cio.

Hie­rro: los ado­les­cen­tes son es­pe­cial­men­te sus­cep­ti­bles a su­frir una anemia fe­rro­pé­ni­ca (ca­ren­cia de hie­rro), ya que su vo­lu­men san­guí­neo y su ma­sa mus­cu­lar au­men­tan du­ran­te el cre­ci­mien­to y el desa­rro­llo. Es­to in­cre­men­ta la ne­ce­si­dad de hie­rro pa­ra fa­bri­car he­mo­glo­bi­na, el pig­men­to ro­jo de la san­gre que trans­por­ta el oxí­geno, y una pro­teí­na lla­ma­da mio­glo­bi­na que se en­cuen­tra en los múscu­los.

Dos fac­to­res fre­cuen­tes que in­flu­yen en que la ne­ce­si­dad de hie­rro sea ma­yor son el au­men­to de pe­so y el co­mien­zo de la mens­trua­ción en las chi­cas.

Es re­co­men­da­ble el con­su­mo de ali­men­tos ri­cos en hie­rro, como las car­nes ma­gras y el pes­ca­do, las ver­du­ras de co­lor verde, los fru­tos se­cos y los ce­rea­les en­ri­que­ci­dos con hie­rro.

Cal­cio: el 99% de las re­ser­vas de cal­cio del cuer­po se con­cen­tran en los hue­sos y, du­ran­te la ace­le­ra­ción del cre­ci­mien­to en la ado­les­cen­cia, el au­men­to del pe­so óseo es más rá­pi­do. To­do el cal­cio que se ne­ce­si­ta pa­ra el cre­ci­mien­to de los hue­sos de­be pro­ve­nir de la die­ta.

Es muy bueno es­ti­mu­lar­los a que reali­cen ac­ti­vi­dad fí­si­ca, en es­pe­cial ejer­ci­cios en los que se car­gue con el pe­so del cuer­po y que es­ti­mu­len el for­ta­le­ci­mien­to y la con­ser­va­ción de los hue­sos, como bi­ci­cle­ta, gimnasia, pa­ti­na­je, jue­gos de pe­lo­ta, bai­lar y ejer­ci­cios su­per­vi­sa­dos de pe­sas, du­ran­te al me­nos 30-60 mi­nu­tos al día, de tres a cin­co ve­ces por se­ma­na

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.