Ac­ci­den­tes de los chi­cos

Mia - - CALIDAD DE VIDA - *Es­pe­cia­lis­ta en Pe­dia­tría del Sa­na­to­rio Mo­de­lo de Ca­se­ros (www.sa­na­to­rio­mo­de­lo.com.ar)

En los be­bés, las caí­das des­de la cu­na o la ca­ma de los pa­dres en­ca­be­zan la lis­ta de los ac­ci­den­tes más fre­cuen­tes, prin­ci­pal­men­te des­pués de los 4 me­ses que es cuan­do co­mien­zan a mo­ver­se. Una vez que se trans­for­man en deam­bu­la­do­res, au­men­tan en una pro­por­ción enor­me los ries­gos de ac­ci­den­tes. Ade­más de ser esen­cial no per­der­los de vis­ta de en­ci­ma se ha­ce ne­ce­sa­rio sa­ber có­mo reac­cio­nar fren­tes a los pro­ble­mas más co­mu­nes.

Si to­ma me­di­ca­men­tos del bo­ti­quín En primer lu­gar, hay que mi­rar el re­loj pa­ra es­ti­mar el tiem­po de la in­ges­ta, lue­go se­pa­rar el blís­ter o las pas­ti­llas (en lo po­si­ble, la ca­ja) que in­gi­rió pa­ra es­ti­mar la can­ti­dad con­su­mi­da y, por ul­ti­mo, di­ri­gir­se al cen­tro de aten­ción más cer­cano lle­van­do es­tos ele­men­tos.

Si tra­ga un ob­je­to En primer lu­gar, hay que es­ta­ble­cer de qué ti­po de ob­je­to se tra­ta por­que es lo más im­por­tan­te pa­ra el mé­di­co: sir­ven to­dos los de­ta­lles, si tie­ne bor­des fi­lo­sos o no, si es de vi­drio, me­tal o plás­ti­co. En se­gun­do lu­gar, to­mar la ho­ra de la in­ges­ta. Si tie­ne tos o ba­beo cons­tan­te, se tra­ta de una emer­gen­cia y hay que pro­vo­car ma­nio­bras pa­ra que tra­te de ex­pul­sar el ob­je­to, es­pe­cial­men­te si se en­con­tra­ra en el área oro-fa­rín­geo, obs­tru­yen­do las vías res­pi­ra­to­rias: es­to so­lo pue­de ha­cer­lo un mé­di­co o per­so­nal en­tre­na­do. Lo más im­por­tan­te: nun­ca me­ter los de­dos pues si hay una li­ge­ra luz que per­mi­te la en­tra­da sa­li­da de ai­re, po­dría­mos anu­lar­la

Quemadura Cu­brir la zo­na con una ga­sa lim­pia y asis­tir a un cen­tro de sa­lud de in­me­dia­to. No co­lo­car nin­gu­na sus­tan­cia ni pro­duc­to sin la au­to­ri­za­ción del mé­di­co. Las que­ma­du­ras pue­den re­sul­tar le­ves a la vis­ta de los pa­dres y ser de con­si­de­ra­ción pa­ra el mé­di­co.

Gol­pe fuer­te y po­si­ble que­bra­du­ra Un pa­cien­te pue­de ca­mi­nar y es­tar frac­tu­ra­do o no, te­ner un es­guin­ce que ne­ce­si­te re­po­so ab­so­lu­to. Pa­ra una frac­tu­ra, el ele­men­to mas rá­pi­do y co­mún pa­ra su diag­nós­ti­co es la ra­dio­gra­fía.

Cor­te La­var con agua co­mún y usar una ga­sa lim­pia com­pri­mi­da so­bre la he­ri­da pa­ra evi­tar el san­gra­do pe­ro que no cor­te la cir­cu­la­ción. Lue­go, ir a una guar­dia de un cen­tro asis­ten­cial por­que la he­ri­da pue­de ne­ce­si­tar pun­tos, ha­ber que­da­do su­cia e in­fec­tar­se, ne­ce­si­tar in­ter­ven­ción qui­rúr­gi­ca es­té­ti­ca, etc.

Si se par­te un dien­te El primer pa­so es ob­ser­var si el res­to del dien­te es­tá fi­jo en la en­cía. Lue­go, si es un dien­te de­fi­ni­ti­vo, co­lo­car el res­to del dien­te en un en­va­se con le­che o so­lu­ción fi­sio­ló­gi­ca e ir rá­pi­da­men­te a un odon­to­pe­dia­tra: en al­gu­nas oca­sio­nes, el dien­te pue­de pe­gar­se. Es­te re­cur­so es vá­li­do in­clu­si­ve si el dien­te se ca­yó en­te­ro. Si el dien­te es de los de­no­mi­na­dos de le­che, ver a un odon­to­pe­dia­tra.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.