TU­RIS­MO.

La ciu­dad es­tá lis­ta, des­pués de su Car­na­val, pa­ra re­ci­bir a los tu­ris­tas en los dos pró­xi­mos nes de se­ma­na lar­gos. Pa­ra Se­ma­na San­ta, hay un cir­cui­to re­li­gio­so im­per­di­ble

Mia - - SUMARIO -

Fi­nes de se­ma­na lar­gos ca­mino a Gua­le­guay­chú

Dos fi­nes de se­ma­na lar­gos nos in­vi­tan a des­cu­brir la bella Gua­le­guay­chú fue­ra de su tem­po­ra­da al­ta de car­na­va­les. A tan só­lo 220 ki­ló­me­tros de Bue­nos Ai­res, por au­to­vía, ofre­ce su en­can­to na­tu­ral, las ter­mas, la pla­ya y las ac­ti­vi­da­des pa­ra dis­fru­tar del fe­ria­do del 21 al 24 de mar­zo. Pa­ra Se­ma­na San­ta, se in­clu­ye el tu­ris­mo re­li­gio­so y mues­tra de Ar­te­sa­nos y Ar­tis­tas.

Pa­ra los que quie­ren dis­fru­tar del agua, el bal­nea­rio Ñan­du­bay­sal y los apa­ci­bles pa­seos en bo­te o ca­ta­ma­ra­nes por el río son una op­ción dis­tin­ta, que per­mi­ten una vis­ta inigua­la­ble de la ciu­dad. Hay ce­nas en ve­le­ros pa­ra una ve­la­da de amor y pes­ca em­bar­ca­dos pa­ra los fa­ná­ti­cos de la ca­ña. El Par­que Chico tie­ne clu­bes náu­ti­cos con ama­rras y ser­vi­cios pa­ra em­bar­ca­cio­nes, de to­do pa­ra la pes­ca, ade­más de jue­gos in­fan­ti­les y áreas de re­crea­ción.

Más allá del río, el agua de los cen­tros ter­ma­les es ri­ca en re­lax y bie­nes­tar y se pue­de com­ple­men­tar con al­guno de los va­ria­dos pro­gra­mas de spa que pue­blan la ofer­ta re­crea­ti­va, ya sea en el cas­co ur­bano o en un en­torno más agres­te. A pa­sear El tu­ris­mo ru­ral es otro de los gran­des pa­seos pa­ra dis­fru­tar en fa­mi­lia. Las ca­sas de cam­po com­bi­nan la paz y la tran­qui­li­dad con ac­ti­vi­da­des de gran­ja pa­ra los más pe­que­ños, como tra­ba­jos de huer­ta u or­de­ñe de va­cas. Las ca­bal­ga­tas cam­pes­tres son idea­les pa­ra di­ver­tir­se y co­no­cer la her­mo­sa geo­gra­fía, flo­ra y fau­na del lu­gar con sus ríos, arro­yos, bos­ques, sau­ces, ñán­du­ba­yes y cei­bos que se pue­den apre­ciar es­pe­cial­men­te en el par­que Un­zue, que ofre­ce más de 120 hec­tá­reas de na­tu­ra­le­za pura.

Gua­le­guay­chú tam­bién es cu­na de poe­tas y ar­tis­tas y suTea­tro Na­cio­nal, de­cla­ra­do mo­nu­men­to his­tó­ri­co, res­tau­ra­do a nue­vo tie­ne siem­pre una atrac­ti­va una ofer­ta cul­tu­ral en es­pec­tácu­los ar­tís­ti­cos. La vi­si­ta guia­da a los mu­seos de la ciu­dad cuen­ta la his­to­ria de los orí­ge­nes y sus ha­bi­tan­tes.

Quien gus­te de la bue­na me­sa, pue­de sa­bo­rear ex­qui­si­tos pes­ca­dos de río, como el do­ra­do, pa­cú, bo­ga o surubí, ade­más de las tra­di­cio­na­les e in­fal­ta­bles pa­rri­lla­das, en los mu­chos res­tau­rants de pri­me­ra lí­nea. Alo­ja­mien­to

La ciu­dad tie­ne un lu­gar pa­ra ca­da gus­to del tu­ris­ta. Des­de ho­te­les a apart, ca­ba­ñas, bun­ga­lows, ca­sas de cam­po y hos­te­rías, to­dos ofre­cen múl­ti­ples ser­vi­cios y co­mo­di­da­des. En­tre los 5 cam­pings más co­no­ci­dos, los hay cer­ca del bal­nea­rio, las ter­mas y la ciu­dad pa­ra quie­nes pre­fie­ran el tu­ris­mo de car­pa y vida na­tu­ral. Se­ma­na San­ta

Gua­le­guay­chú ya es­tá lis­ta pa­ra mos­trar su pa­tri­mo­nial re­li­gio­so, vi­si­tan­do las pa­rro­quias de la ciu­dad, su ar­qui­tec­tu­ra, vi­traux que da­ta del 1900, la ma­jes­tuo­sa Ca­te­dral que se le­van­ta fren­te a la pla­za prin­ci­pal cu­ya pie­dra fun­da­men­tal es de1863 y que fue­ra inau­gu­ra­da en 1890.

Pa­ra es­te fin de se­ma­na 2015, ha­brá que vi­si­tar el Pa­seo del Puer­to, ubi­ca­do fren­te a la Pla­za Co­lón, un tra­za­do pea­to­nal re­crea­ti­vo, de­por­ti­vo y pai­sa­jís­ti­co, del cual for­ma par­te la his­tó­ri­ca grúa en desuso des­de los años ’60, con pe­que­ños mue­lles pa­ra pes­ca­do­res. Aquí, los días 3, 4 y 5 abril ten­drá lu­gar la me­ga mues­tra de Ar­te­sa­nos, ade­más de es­pec­tácu­los ar­tís­ti­cos mu­si­ca­les.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.