Dar el pe­cho

Mia - - IDEAS UTILES - Por Ro­sa­rio Ga­leano*

Con la lle­ga­da del be­bé, to­da ma­dre se en­fren­ta a una ac­ti­vi­dad que le in­su­mi­rá gran par­te del tiem­po, por lo me­nos du­ran­te los pri­me­ros me­ses: ama­man­tar. Vi­tal pa­ra el re­cién na­ci­do, dar la te­ta es tam­bién im­por­tan­te pa­ra el víncu­lo que ma­dre e hi­jo co­mien­zan a for­jar. Pa­ra que re­sul­te pla­cen­te­ro y am­bos pue­dan dis­fru­tar de sus be­ne­fi­cios, les ofre­ce­mos al­gu­nos con­se­jos re­fe­ri­dos a la po­si­ción pa­ra dar el pe­cho.

Po­si­ción de cu­na: es la ima­gen tra­di­cio­nal que te­ne­mos de una ma­má dan­do la te­ta. En es­ta pos­tu­ra el bra­zo in­fe­rior del be­bé ro­dea

el cuer­po de la ma­dre y la ca­be­za del pe­que­ño es sos­te­ni­da por la ma­má. Un se­cre­to: es más có­mo­do cuan­do la ca­be­za del ni­ño es­tá cer­ca del án­gu­lo del co­do.

De­ba­jo del bra­zo de ma­má es­ta es ideal pa­ra ama­man­tar a ge­me­los o me­lli­zos, pues así pue­den to­mar los dos al mis­mo tiem­po y la ma­má

tie­ne una óp­ti­ma vi­sua­li­za­ción de am­bos. Po­si­ción de rugby: el cuer­po del be­bé pa­sa por de­ba­jo del bra­zo de la ma­dre y sus pies apun­tan ha­cia la par­te pos­te­rior del cuer­po de la ma­má. Con es­ta pos­tu­ra se con­tro­la de me­jor ma­ne­ra la ca­be­za y el cuer­po del be­bé. Es ideal pa­ra apo­yar al be­bé so­bre un al­moha­dón di­se­ña­do pa­ra ama­man­tar, pues así és­te re­po­sa có­mo­da­men­te y la ma­má no tie­ne que ha­cer fuer­za pa­ra sos­te­ner el pe­so. Po­si­ción es­ti­ra­do:

el be­bé es­ti­ra­do fren­te a la ma­dre en con­tac­to con su cuer­po, ma­man­do de un pe­cho. Es la pos­tu­ra más ha­bi­tual. Ade­más de en­con­trar una bue­na pos­tu­ra, es im­por­tan­te que al mo­men­to de dar de ma­mar pue­das en­con­trar un am­bien­te ade­cua­do. Al­go muy bueno pa­ra los re­cién na­ci­dos es que es­tén en con­tac­to piel con piel con la ma­dre, pues así em­pe­za­rán a re­gu­lar su tem­pe­ra­tu­ra de un mo­do na­tu­ral. Por úl­ti­mo, hay que te­ner en cuen­ta que una bue­na pren­di­da es esen­cial y ha­rá la lac­tan­cia más fá­cil. ¿Có­mo se con­si­gue? La bo­qui­ta del be­bé tie­ne que es­tar bien abier­ta, to­man­do gran par­te de la areo­la y no só­lo la pun­ta del pe­zón. Pa­ra lo­grar­lo, se pue­de aca­ri­ciar la bo­ca del be­bé con un pe­zón y cuan­do la abra muy gran­de, en­ton­ces se le pue­de dar de to­mar. Es im­por­tan­te que la ma­má no do­ble su tor­so ha­cia ade­lan­te pa­ra evi­tar fu­tu­ras con­trac­tu­ras. En to­das es­tas po­si­cio­nes, un al­moha­dón de lac­tan­cia se­rá su gran alia­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.