Au­to­exa­men DE LA PIEL

Mia - - BELLEZA - (Fuen­te: Fun­da­ción del Cán­cer de Piel)

De fren­te al es­pe­jo, ob­ser­vá aten­ta­men­te to­da la su­per cie de la piel, co­men­zan­do por la ca­be­za, cue­llo, axi­las, ge­ni­ta­les, ma­nos y uñas. No te ol­vi­des del cue­ro ca­be­llu­do, las ore­jas, la nu­ca y la mu­co­sa de la bo­ca.

Sen­ta­da, ana­li­zá los miem­bros in­fe­rio­res, sin ol­vi­dar las plan­tas de los pies, los es­pa­cios en­tre los de­dos y las uñas.

Es con­ve­nien­te tam­bién “pal­par” la su­per cie de la piel (como “aca­ri­cián­do­la”) pa­ra de­tec­tar bul­tos o du­re­zas por de­ba­jo de la mis­ma.

Con­sul­tá con tu der­ma­tó­lo­go an­te un lu­nar que cam­bie de co­lor o es­pe­sor, mo­di que la tex­tu­ra de su su­per cie, ten­ga bor­des irre­gu­la­res o un ta­ma­ño ma­yor de 6mm (el diá­me­tro ha­bi­tual de la go­ma de bo­rrar que se in­clu­ye en al­gu­nos lá­pi­ces). > Si en­con­trás una he­ri­da que no ci­ca­tri­za ha­ce tres se­ma­nas, tam­bién pe­dí una ci­ta con tu mé­di­co.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.