Ale­gría en la me­sa

La ten­den­cia in­ter­na­cio­nal mues­tra de­co­ra­cio­nes pro­fu­sas en lu­gar de abu­rri­da va­ji­lla blan­ca, cam­bios en el di­se­ño que con­tem­plan a la tec­no­lo­gía y to­ques so­fis­ti­ca­dos si hay que rom­per la mo­no­to­nía del co­lor

Mia - - DECO -

De la por­ce­la­na ba­rro­ca­men­te pin­ta­da de nues­tras abue­las pa­sa­mos al mi­ni­ma­lis­mo zen de los pla­tos cua­dra­dos blan­cos y las ta­zas en co­lo­res fuer­tes y li­sos. Pe­ro aho­ra, to­do vuel­ve a cam­biar. Si bien las flo­res si­guen sien­do uno de los mo­ti­vos pre­fe­ri­dos de mu­chos fa­bri­can­tes de por­ce­la­na en el mun­do, otros op­tan por ani­ma­les dan­zan­tes, mo­ti­vos ame­ri­ca­nos y has­ta de­ta­lles de di­se­ño y con­fort. Al­gu­nas de las nue­vas ten­den­cias vis­tas en las mar­cas in­ter­na­cio­na­les son:

Blan­co clá­si­co

Mu­chos pue­den creer que es abu­rri­da, pe­ro la va­ji­lla blan­ca sin mo­ti­vos de­co­ra­ti­vos si­gue sien­do de las más ven­di­das, di­cen los fa­bri­can­tes. Sin em­bar­go, la nue­va ten­den­cia es com­bi­nar una va­ji­lla de ba­se blan­ca -a ve­ces tam­bién gris o ma­rrón- con otras pie­zas más lla­ma­ti­vas. "To­do lo que se pue­da com­bi­nar es ten­den­cia. A ve­ces, lo úni­co que se des­ta­ca en to­da la me­sa es el pla­ti­to pa­ra el pan", sos­tie­ne Si­mo­ne Stru­ve, de Vi­lle­roy & Boch.

El gi­ro da­do por es­ta in­dus­tria in­clu­ye a los clien­tes: "A la gen­te jo­ven no le gus­tan las me­sas abu­rri­das", ex­pli­ca Gianluca Co­lon­na, de Ro­sent­hal. Es por eso que la va­ji­lla más nue­va vie­ne en sets sim­ples y mo­der­nos, de 12 pie­zas, que com­bi­nan, por ejem­plo, to­nos ma­tes con to­nos bri­llan­tes y ge­ne­ran un con­tras­te que es­tá de mo­da. Una de las co­lec­cio­nes de Ro­sent­hal jue­ga con el beige y el blan­co y con ape­nas un po­co de tur­que­sa.

De­co­ra­dos lla­ma­ti­vos

Pa­re­cen es­tar a la or­den del día. Una de las nue­vas co­lec­cio­nes de Vi­lle­roy & Boch, bau­ti­za­da Ai­res del Ama­zo­nas, es­tá de­co­ra­da con co­li­bríes, ma­ri- po­sas y or­quí­deas. Los mo­ti­vos sel­vá­ti­cos son un éxi­to. La nue­va colección Les Fruits du Jardin (Los fru­tos del jar­dín), de Ro­sent­hal, tam­bién ha­ce una pro­pues­ta flo­ral. Al idear­la, la di­se­ña­do­ra Re­gu­la Stüd­li fo­to­gra­fió flo­res y fru­tos, los re­to­có en su or­de­na­dor y los con­vir­tió en co­lo­ri­das na­tu­ra­le­zas muer­tas.

Es­pe­cial­men­te lla­ma­ti­va es la de­co­ra­ción de lit­ta­la que pre­sen­ta ani­ma­les dis­fra­za­dos y dan­zan­tes. Se lla­ma Tans­si, bai­le en fin­lan­dés. El di­se­ña­dor Klaus Haa­pa­nie­mi ideó los dis­fra­ces como tra­jes pa­ra una ópe­ra que se es­tre­nó en enero de 2015. Por su­pues­to, una va­ji­lla tan lla­ma­ti­va no es pa­ra cual­quie­ra, re­co­no­ce la por­ta­voz de lit­ta­la, Si­ru No­ri.

Pla­tos do­ra­dos

Has­ta aho­ra so­lían ver­se en Ru­sia y en mu­chos paí­ses ára­bes, pe­ro la ten­den­cia se es­tá ex­pan­dien­do. Ca­da vez más em­pre­sas se atre­ven a ofre­cer nue­vas de­co­ra­cio­nes. Dib­bern, por ejem­plo, com­bi­na en su se­rie Or­na­ment un set ne­gro con círcu­los do­ra­dos. Kah­la cuen­ta con una se­rie en blan­co, Ma­gic Grip, con dis­tin­tos mo­ti­vos en do­ra­do, como por ejem­plo de­li­ca­das ho­jas.

Ul­tra con­fort

Ta­zas que se en­cas­tran en el pla­to, set de pla­tos de to­dos los ta­ma­ños que su­per­po­nen en sus pun­tas son al­gu­nos de los cam­bios en el di­se­ño. Ade­más de la co­mo­di­dad, es­tos en­cas­tres im­pi­den que la taza de vuel­que so­bre el te­cla­do o la no­te­book, al­go que los di­se­ña­do­res de­ben te­ner ac­tual­men­te en cuen­ta.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.