Con­flic­tos con las ta­reas es­co­la­res

Mia - - CALIDAD DE EDUCACIÓN - *Psi­có­lo­ga Clí­ni­ca, es­pe­cia­lis­ta en Fa­mi­lia (www.di­na­lau­fer.com.ar)

Con las cla­ses ya avan­za­das, mu­chos pa­dres ya se es­tán ha­cien­do his­tó­ri­cas pre­gun­tas: ¿Ten­go que ayu­dar a mi hi­jo con la ta­rea? ¿Qué ha­go cuan­do no la quie­re ha­cer? No en­tien­de na­da de la ta­rea ¿se la ha­go yo? ¿Has­ta dón­de me im­pli­co en las co­sas del co­le­gio? Es­tas cues­tio­nes aca­rrean mo­men­tos de ten­sión en­tre pa­dres e hi­jos e in­se­gu­ri­dad en los chi­cos. Pa­ra po­der evi­tar es­ta si­tua­ción, es ne­ce­sa­rio que los pa­dres to­le­ren el ma­les­tar que pro­vo­ca que los hi­jos con­cu­rran al co­le­gio sin re­sol­ver las ta­reas y afron­ten esa si­tua­ción en el au­la con la maes­tra, que re­gre­sen a ca­sa con una ma­la no­ta o un lla­ma­do de aten­ción. Hay que es­tar con­ven­ci­dos que es­tas cir­cuns­tan­cias los ha­cen más au­tó­no­mos y los be­ne­fi­cia­rá en un fu­tu­ro. Por su­pues­to, a ve­ces sue­len pre­sen­tar­se si­tua­cio­nes en la que la in­ter­ven­ción de los pa­dres es fun­da­men­tal, como por ejem­plo:

Cuan­do el chico tie­ne al­gún pro­ble­ma de apren­di­za­je y es ne­ce­sa­rio que un pro­fe­sor o los pa­dres ayu­den con las ta­reas.

Cuan­do hay al­gún pro­yec­to pun­tual y es un tra­ba­jo del chico con su fa­mi­lia.

Cuan­do le es­tá cos­tan­do mu­cho or­ga­ni­zar­se y pa­sa mu­chí­si­mo tiem­po pa­ra ha­cer po­cas co­sas y no le que­da tiem­po pa­ra ju­gar y dis­traer­se. En es­tos ca­sos, se re­co­mien­da di­vi­dir­le la ta­rea en va­rios días e ir ayu­dán­do­lo a que se or­ga­ni­ce pa­ra cum­plir con to­do. No ca­ben du­das que el rol de los pa­dres es fun­da­men­tal y que con cier­tas ac­ti­tu­des y acer­ca­mien­tos, se los pue­de ayu­dar.

Ayu­dar­lo a que se res­pon­sa­bi­li­ce por sus ta­reas: es­to no sig­ni­fi­ca una pér­di­da de in­te­rés por par­te de los pa­dres con res­pec­to a lo que tie­ne que ha­cer, pe­ro el in­te­rés se lo po­de­mos mos­trar de mu­chos mo­dos, por ejem­plo, pre­gun­tán­do­le so­bre qué tie­ne que ha­cer, qué es­tá apren­dien­do, si quie­re que uno le ha­ga pre­gun­tas so­bre lo que es­tu­dió así lo re­fuer­za, etc.

Ayu­dar­lo a que pue­da or­ga­ni­zar­se. Es­ta­ble­cer una ru­ti­na de ho­ra­rios, dar­le pis­tas pa­ra bus­car fuen­tes de in­for­ma­ción, ma­nua­les de es­tu­dio, In­ter­net, etc.

Va­lo­rar las ve­ces que pue­de or­ga­ni­zar­se so­lo y rea­li­zar los de­be­res con au­to­no­mía.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.